Examen de nivel superior para una defensa que se rompe más de la cuenta

13.02.2016 – 05:00 H. – Actualizado: 4 H. Se va empinando poco a poco el calendario para un Real Madrid que lleva varias semanas remando sin obtener ...

13.02.201605:00 H. – Actualizado: 4 H.

Se va empinando poco a poco el calendario para un Real Madrid que lleva varias semanas remando sin obtener beneficio. Llega el Athletic Club al Santiago Bernabéu, el primer partido de nivel superior que afrontará Zidane como entrenador del equipo. Por el momento, salvo el empate ante el Betis, no ha fallado el conjunto blanco ante rivales claramente inferiores, pero como el Barcelona suma de tres en tres sin parar, recortar distancias ha sido imposible. En este escenario, un pinchazo más sería casi definitivo para el Madrid. Toca frenar a Aduriz -suma 25 goles entre todas las competiciones- y la castigada defensa afronta un examen potente. Una zaga asolada por constantes lesiones desde que empezó el curso. 

En el centro de la defensa los problemas se han multiplicado de una manera más que considerable esta temporada, una zona que no fue reforzada con ningún fichaje en los dos últimos mercados. Sergio Ramos, Varane y Pepe han sufrido diferentes lesiones -éste último lleva casi tres semanas de baja por una fascitis-, un problema que ahora padece Zidane como antes le pasó a Rafa Benítez. Aunque el club se planteó en verano la opción de apuntalar esta posición, finalmente no sucedió y decidió seguir confiando en Nacho para que entrara en acción cuando surgiera algún contratiempo, como así ha pasado desde que la temporada se puso en marcha a finales del pasado mes de agosto. Ahora le ha tocado a Marcelo ingresar en la enfermería, una baja más que considerable por todo lo que el lateral aporta al equipo.

En el club se era muy consciente de que por el centro se podía quebrar el equipo en diferentes momentos, sobre todo porque son de sobra conocidos los problemas que tiene Varane en una de sus rodillas desde hace ya bastante tiempo. Igual que la trayectoria de Pepe parece descendente en los últimos tiempos. No obstante, el Real Madrid optó por no acudir al mercado y prefirió apostar por la contratación del joven Jesús Vallejo como fichaje de futuro; durante este ejercicio sigue -en calidad de cedido- en el Real Zaragoza, incoporándose a la disciplina blanca la próxima pretemporada. Lo que suceda durante los meses inmediatos marcará la decisión de contratar o no un defensa central de primer nivel

Varane y Sergio Ramos formarán de nuevo el eje de la defensa del Real Madrid (EFE)Varane y Sergio Ramos formarán de nuevo el eje de la defensa del Real Madrid (EFE)

Entre Nacho y Danilo

La pasada temporada el Real Madrid ‘tocó’ una y otra vez al pujante José Luis Gayà, pero se encontró con la puerta cerrada a cal y canto. Fue el propio futbolista el que desestimó la oferta del club blanco porque su único deseo era seguir en el Valencia, con el que finalmente alcanzó un acuerdo para prorrogar y mejorar su contrato. Durante el verano aparecieron en escena otros laterales para competir con Marcelo, pero finalmente el presidente del Real Madrid optó por no invertir ni un euro por un zurdo que ocupara la vacante que dejó el intrascendente Coentrao. El hueco que deja el brasileño cada vez que se lesiona o es sancionado es de una dimensión superior, sobre todo en el aspecto ofensivo. No tiene un sustituto de características similares y ante el duro Athletic Club, el que ocupe esa demarcación tendrá que superar, a priori, un complicado test.

No quiso desvelar Zidane -sí anunció que Kovacic jugará por Isco- quién será el jugador elegido para ocupar el carril izquierdo. El asunto está entre Nacho y Danilo. El primero cumple siempre que se necesita de él, mientras que el segundo no ha mostrado hasta el momento el nivel que tenía cuando era jugador del Oporto. El entrenador francés tiene la palabra, pero nadie olvida el mal partido del lateral derecho brasileño ante el Betis, teniendo que ser sustituido por un Carvajal que con hechos está ofreciendo unas prestaciones muy superiores. Quedarse en el banquillo, por otra parte, supondría para Nacho un golpe a su moral, después de que en el pasado mercado de invierno decidiera seguir vestido de blanco a pesar de contar con unos cuantos pretendientes. Arbeloa, salvo sorpresa, deberá esperar su turno.

El Athletic ha demostrado en innumerables ocasiones en los últimos tiempos que tiene el potencial necesario para poner en aprietos al más pintado. Empezando por el Barcelona, al que birló la Supercopa de España el pasado verano. Es cierto que ha perdido en 15 de las últimas 16 ocasiones que visitó el Santiago Bernabéu, como también que la intensidad que pone en cada partido obliga al rival a doblegar esfuerzos. Ernesto Valverde tiene dos bajas importantes, San José y Williams, mientras que Susaeta es duda al atravesar un proceso vírico. Con este panorama, Aduriz -acaba de cumplir 35 años- es la gran amenaza para el equipo de Zidane. El atacante afronta el “bonito reto” de estrenarse como goleador en el Santiago Bernabéu.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Danilo; Kroos, Modric, Kovacic; James, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Athletic Club: Iraizoz; De Marcos, Bóveda, Laporte, Balenziaga, Iturraspe, Beñat; Lekue, Eraso, Sabin Merino; y Aduriz.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (colegio catalán).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 16.00.

Fuente: ElConfidencial – Deportes