Exteriores y Moncloa cuadran agendas para la visita de John Kerry a España este domingo

Exteriores y Moncloa están preparando la agenda para recibir de manera inminente al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien podría viajar por ...

Exteriores y Moncloa están preparando la agenda para recibir de manera inminente al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien podría viajar por primera vez a Madrid este mismo domingo, según fuentes del Gobierno español consultadas por El Confidencial.

La Oficina de Información Diplomática (OID) no quiso confirmar ni desmentir la noticia y remitió a la embajada estadounidense en Madrid, cuyos responsables aseguran que se está trabajando en las fechas de un viaje pero insisten en que aún no existe confirmación oficial en Washington. 

Lo cierto es que el Departamento de Estado lleva meses buscando un hueco y que en diferentes ocasiones ha tenido que anular a última hora el viaje, ya que la agenda de Kerry es imprevisible y el secretario de Estado se tuvo que desplazar de urgencia a otros puntos más calientes del planeta.

Precisamente para evitar estas cancelaciones constantes y por razones de seguridad, el Departamento de Estado no suele confirmar nada hasta las 48 horas previas al viaje. Según las fuentes consultadas por este diario, la llegada de Kerry no guarda relación con el resultado de las elecciones municipales y autonómicas del fin de semana pasado y tienen más que ver con el calendario del Departamento de Estado.

El secretario de Estado de Obama se reuniría con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. En la visita, que en ningún caso durará más de 48 horas, podría haber también un encuentro con el Rey Felipe VI. Entre los temas a tratar, destaca la base de Morón de la Frontera, que EEUU quiere seguir reforzando como una de las plataformas hacia el norte de África y Oriente Medio.

El acuerdo para la base de Morón se prorrogó por un año el mes pasado y ahora se negocia la enmienda del convenio bilateral de Defensa de 1988 para convertir Morón en base permanente, así como una inversión millonaria de Washington en la base sevillana.

También se espera tratar la limpieza de la tierra contaminada con plutonio que permanece en Palomares (Almería) desde el accidente de dos aviones de la Fuerza Aérea norteamericana en 1966, algo a lo que se comprometió en 2012 la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton y que todavía afecta a unas 40 hectáreas de terreno..

Años sin venir

Hay que remontarse al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para encontrar la foto de un jefe de la diplomacia nortemaericana bajando de la escalerilla del avión en Torrejón de Ardoz. Se la hicieron a Hillary Clinton en el verano de 2011 y ha sido la única visita oficial durante los seis años largos que viene durando la Administración Obama.

Hillary llegó a las cuatro de la tarde, se reunió con la entonces ministra de ExterioresTrinidad Jiménez, con Zapatero y con Mariano Rajoy. Y se marchó al día siguiente.

Desde entonces, Washington no ha vuelto a honrarnos con la presencia de un presidente o un Secretario de Estado.

Oficialmente, el Gobierno español le quita hierro al asunto. Pero, puertas adentro, se ha venido interpretando con cierta preocupación y un punto de despecho.

La ausencia cobra relieve si se compara con otros países del entorno. Kerry ha estado 20 veces en Francia, 18 en el Reino Unido, 7 en Italia, 5 en Bélgica, 2 en Dinamarca, 2 en Polonia… Y 12 en Suiza, 10 en Israel, 8 en Arabia Saudí, 2 en Colombia…

La perspectiva histórica también dilata el agravio. Desde el apretón de manos entre Jimmy Carter y Adolfo Suárez en Moncloa, en abril 1977, todos los presidentes estadounidenses han pasado al menos unas horas en España.

Lo hicieron Ronald Reagan, George H. BushBill Clinton y George W. Bush. Y antes que ellos, en épocas en las que no se viajaba tanto, nos visitaron Richard Nixon y el general Dwight D. Eisenhower, con cuya visita se escenificó el fin del aislamiento de la España de Franco.

Fuente: ElConfidencial.com