Fernando Torres se vuelve a enamorar del gol en el día más gris del Atlético

14.02.2016 – 20:08 H. Fernando Torres: ese es, sin ningún género de dudas, el hombre del partido (0-1). En un encuentro para el olvido en lo deportivo, un ...

14.02.201620:08 H.

Fernando Torres: ese es, sin ningún género de dudas, el hombre del partido (0-1). En un encuentro para el olvido en lo deportivo, un solitario gol del madrileño ante el Getafe en el primer minuto de partido sirvió para darle los tres puntos al Atlético. Después de sufrir una vuelta entera sin marcar, en solo dos minutos -y en dos encuentros consecutivos-, el delantero rojiblanco ha firmado dos goles que renuevan su confianza. ¿Servirán para renovarle?

Torres apareció posiblemente en uno de los días en que más lo necesitaba su equipo. Y no solo por lo que supone su gol, que les sirve a los rojiblancos para seguir peleando por todo en la Liga, sino sobre todo por ser capaz de aparecer en el día más oscuro de Antoine Griezmann. El francés, completamente desaparecido, vivió un partido para el olvido, desasistido y sin capacidad para crear esas jugadas individuales que acostumbra a inventar.

En los últimos partidos, Griezmann era el encargado de hacer sonreír a su equipo. La sequía goleadora de los delanteros quedaba en un segundo plano por la aportación del galo, pero, en el Coliseum, fue al revés. En el peor partido de Griezmann en lo que va de temporada, sería Torres quien se encargara de sumar tres puntos básicos para su equipo gracias a un gol de esos de delantero, apareciendo al segundo palo para remachar un centro de Yannick Carrasco.

Que el fútbol es caprichoso es una máxima que se repite de manera constante allá donde un balón ruede, y este domingo el destino quiso tener a Fernando Torres como gran protagonista. Sería el delantero madrileño el encargado de adelantar al Atlético de Madrid nada más comenzar el partido, pues había trascurrido poco más de un minuto de encuentro cuando el ‘nueve’ rojiblanco volvió a encontrarse con el camino del gol.

La pasada jornada conseguía quitarse un peso de encima tras marcar frente al Eibar en el descuento: Torres alcanzaba la cifra mágica de los 100 goles, un tanto que sirvió para descargarle de tensión y hacer que su sequía fuera un tema del pasado. El internacional español necesitó 2.710 minutos para conseguir ese tanto, y los caprichos del destino han querido que entre su gol centenario y el 101º solo hayan transcurrido dos minutos.

Torres y poco más en el partido

Sin embargo, después de Torres, poco más. Tras marcar el Atlético, el Getafe respondió con un buen disparo de Pablo Sarabia que Jan Oblak solventó con una gran intervención y, minutos después, el delantero rojiblanco pudo sentenciar el choque, pero no encontró portería en una clara ocasión mano a mano con Guaita. Solo habían transcurrido 13 minutos… y la primera parte se acabó. Balones largos y pelotazos marcaron los primeros 45 minutos.

La segunda parte comenzó con la misma dinámica: el Atlético dormía el balón en su medio del campo, mientras que el Getafe no encontraba la manera de hacer daño a los rojiblancos, excesivamente cómodos sobre el césped. De hecho, la cansina dinámica del partido solo se vio alterada por la lesión de Yannick Carrasco: un esguince del ligamento lateral externo del tobillo derecho tras recibir un pelotazo de Damián le hizo abandonar el campo.

 Momento de la lesión de Yannick Carrasco. Momento de la lesión de Yannick Carrasco.

¿Adiós a jugar en el Bernabéu?

De hecho, esta lesión del belga podría ser importante, no tanto por su gravedad como por lo que podría suponer, pues en solo dos semanas el Atlético deberá acudir al Santiago Bernabéu. El Atlético notó enormemente la salida del campo de Carrasco, pues el equipo perdió mucha presencia ofensiva, lo que provocó que el Getafe empezara a buscar el gol del empate. Con el paso de los minutos, los azulones se lo creían, pero con el freno de mano echado.

El conjunto local en ningún momento se volcó hacia la meta de Oblak y, con más corazón que buen fútbol, intentó buscar el gol del empate, que no llegó por su candidez en los metros finales. En un partido que no pasará a la historia por su buen fútbol, el Atlético consiguió una importante victoria en busca de la cabeza de la Liga. Fernando Torres aprovechó San Valentín para demostrar que se ha vuelto a enamorar del gol.

Ficha Técnica

0.- Getafe: Guaita; Damián Suárez, Cala, Vergini, Yoda; Juan Rodríguez; Pedro León (Bernard, min. 83), Sarabia, Víctor Rodríguez, Moi Gómez (Wanderson, min. 74); y Álvaro Vázquez (Stefan, min. 67).

1.- Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis; Gabi; Griezmann (Correa, min. 85), Saúl, Koke, Carrasco; y Fernando Torres (Kraneviter, min. 65).

Goles: 0-1, min. 2: Fernando Torres.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Sarabia (min. 32), Pedro León (min. 41) por parte del Getafe y a Koke (min. 44), Filipe Luis (min. 64), Giménez (min. 66) por parte del Atlético de Madrid.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante cerca de 10.000 espectadores. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes