Fernando Torres y una lejana afrenta que saldar con un Barcelona que busca el alirón

Aquella noche sólo él dio la cara. Como portador del brazalete de capitán, se plantó ante los medios para explicar los motivos de la humillación. El ...

Aquella noche sólo él dio la cara. Como portador del brazalete de capitán, se plantó ante los medios para explicar los motivos de la humillación. El Barcelona acababa de asaltar el Vicente Calderón con un tremendo 0-6 que dejó a oscuras al Atlético de Madrid. “Así nunca vamos a ser grandes”, dijo Fernando Torres a modo de conclusión, reconociendo su sorpresa al ver cómo aficionados atléticos jaleaban los goles del Barça pensando en el mal que le hacían al Real Madrid. “Esto nunca lo había vivido y me ha sorprendido”, disparó el atacante para describir su estado de ánimo como “lo peor” que había vivido hasta entonces. Este domingo visita el Calderón el equipo azulgrana con el claro objetivo de cantar el alirón, pero no se va a encontrar al triste Atleti que sucumbió en aquel lejano mayo de 2007. Empezando por un Torres que no olvida aquella afrenta.

Desde hacía mucho tiempo tenía decidido abandonar su hogar. Su fútbol se disparaba y en diferentes puntos de Europa le seguían de cerca, mientras el club no crecía a su ritmo. Dos velocidades diferentes. Ya en verano de 2006 comunicó a la institución rojiblanco su deseo de partir, pero entonces le pidieron que aguantara un año más. La temporada fue mediocre para el Atleti, que acabó en un séptimo puesto que le permitió disputar la Intertoto. Aquella noche, tras ser humillado por el Barcelona, cualquier sombra de duda que pudiera tener desapareció. No podía continuar en el Atlético de Madrid. Semanas después, se cerró su traspaso al Liverpool, mientras la entidad rojiblanca encontraba en Diego Forlán el sustituto perfecto.

Este domingo el Atlético de Madrid busca atar la tercera plaza. Un triunfo lo garantiza -el Valencia está a cuatro puntos-, al mismo tiempo que podría evitar que el equipo de Luis Enrique celebre el título de Liga a orillas del Manzanares. Dependerá también de lo que haga el Real Madrid en su visita al Espanyol. Fernando Torres se ha encontrado a su vuelta un equipo totalmente diferente a aquel que abandonó. Ahora compite de igual a igual contra cualquiera que tenga enfrente. Seguramente nadie desde la grada rojiblanca jalea al Barça pensando en el mal del Real Madrid. Es otro Atleti… Torres aseguró que lo que ocurría otras temporadas, en las que algunos hasta se alegraban de perder para evitar que el Real Madrid ganara la Liga o en las que se perdía por goleadas, forma parte de un pasado muy lejano. “Son épocas diferentes y este equipo solo sabe ir a ganar; necesitamos hacerlo y si no fuera así también saldríamos a ganar. Solo hay una premisa y es esa”, subrayó hace unas horas para desmarcarse de cualquier “especulación absurda”.

Simeone nunca dio los galones de titular a Fernando Torres (EFE)Simeone nunca dio los galones de titular a Fernando Torres (EFE)

Titularidad confirmada

El Cholo Simeone, lo confirmó este sábado, incluirá a Fernando en el once inicial. “Mandzukic lleva 20 goles y Fernando 6 desde el pasado mes de enero. Jugará Torres y esperemos que responda como en los partidos importantes”, dijo el argentino en rueda de prensa. Un partido que se le da bien al de Fuenlabrada, que ha marcado 9 goles al equipo culé. El último, en el partido de vuelta de la Copa del Rey, igualando el gol marcado por Messi en la ida, nada más empezar el partido en el Calderón. No sirvió de mucho, pues el Barça se impuso finalmente por 2-3. El delantero firmó un par de dobletes en el Camp Nou y antes de regresar a España, su último gol marcado al equipo blaugrana lo hizo vistiendo la camiseta del Chelsea, que cerró el pase a la final de la Champions League -que terminó ganando- del equipo londinense.

Deseado por el Barcelona en algún momento, en aquellos años en los que él crecía mientras el Atlético de Madrid se estancaba en la mediocridad, Fernando Torres dispone de una buena oportunidad de despedirse de su afición esta temporada con brillo. Al margen del tanto copero, sólo ha podido celebrar uno en Liga en casa, el que le marcó al Getafe hace semanas. Suplente en ocasiones y otras siendo sustituido antes de tiempo cuando fue titular, Simeone no le dio galones de titular en ningún momento, optando por repartir el protagonismo con Mandzukic. Con un tercero marcado en El Madrigal, los 3 goles que ha sumado en el torneo de la regularidad no son los que esperaba anotar cuando decidió volver. Ese entrar y salir del once no le ha ayudado, igual que al croata, que lleva casi tres meses sin ver puerta. Este domingo, el compañero de Fernando se despedirá del Calderón si el plan previsto sigue su curso.

Fuente: ElConfidencial – Deportes