Firme apuesta (por ahora) por Diego Costa para despejar el camino de España

El camino hacia la Eurocopa de Francia se torció un tanto en Eslovaquia, donde la Roja cayó por sorpresa. Una derrota que le obliga a devolver el golpe en ...

El camino hacia la Eurocopa de Francia se torció un tanto en Eslovaquia, donde la Roja cayó por sorpresa. Una derrota que le obliga a devolver el golpe en Oviedo (20:45 horas) para alcanzar el liderato del grupo y mantener a raya a Ucrania, tercera en la actualidad. El equipo que entrena Del Bosque debe sumar los tres puntos ante los eslovacos -es la diferencia que les separa- con el fin de que el trayecto final de esta fase de clasificación sea menos tenso, sabiendo que queda una visita a Kiev para hacer frente a una siempre incómoda escuadra ucraniana, en la actualidad es tercera en la tabla a tres puntos de la Roja. Y en este partido clave, el gol es cosa de Diego Costa, un futbolista que por el momento no ha dado a España lo que pensaba el seleccionador.

“Me siento en deuda con España”, reconoció hace unos días al atacante del Chelsea, cuyos números con la Roja están muy alejados de los esperados. Ha participado en 7 partidos y sólo ha sido capaz de anotar un gol, marcado ante Luxemburgo en octubre de 2014. Firme apuesta del seleccionador para el Mundial de Brasil, el jugador no llegó en las mejores condiciones físicas, como se pudo comprobar en la final de la Champions que el Atlético de Madrid perdió en el último momento ante el Real Madrid. Aquel día el delantero se retiró del campo a las primeras de cambio, circunstancia que finalmente se reveló como decisiva. Del Bosque, sin embargo, apuesta con firmeza (al menos por el momento) por un Diego Costa necesitado de firmar por fin un partido redondo con España.

Firme apuesta (por ahora) por Diego Costa para despejar el camino de España

Nada de experimentos

El pasado mes de junio no le citó para los partidos que España disputó con Costa Rica y Bielorrusia, algo que no entendió Diego Costa, como informó este periódico. El atacante del Chelsea tuvo que renunciar a su Brasil natal ante el enorme interés mostrado por Del Bosque en reclutarlo para su equipo. El seleccionador está obligado moralmente a no dejar en la estacada al jugador, igual que éste debe empezar a devolver esa infinita confianza que depositó en él el salmantino. El de Lagarto sabe que hoy, un día más, será centro de atención; empezar a cerrar el debate o abrirlo un poco más, esa es la cuestión.

“No he hecho nada” por España, dijo Diego Costa esta semana, sabiendo que a medida que se sucedan los partidos el debate se abrirá más si no pone remedio en forma de goles. Del Bosque le respalda y así lo ha dejado claro cuando dijo que “no podemos experimentar mucho, no podemos ir a salto de mata”, al ser preguntado por un posible regreso de Villa. El seleccionador subrayó que “queremos una plantilla fija”, dando a entender que los Fernando Torres, Llorente, Soldado o Aduritz no lo van a tener nada sencillo para volver a vestirse de rojo. El rendimiento que Costa ofreció en el Chelsea la pasada campaña está fuera de toda duda, siendo básico en la Premier ganada por los ‘blues’, pero su rocoso y físico estilo aún no ha encajado con el fino juego que diseñan Silva, Iniesta y compañía.

En la imagen, Del Bosque da instrucciones durante un entrenamiento (EFE)En la imagen, Del Bosque da instrucciones durante un entrenamiento (EFE)

La sombra de Morata

Con permiso del solvente Paco Alcácer, que estará esperando su oportunidad desde el banquillo del Carlos Tartiere, con vistas al futuro el gran competidor de Diego Costa será Álvaro Morata. Ausente en esta convocatoria -cosa que molestó al jugador de la Juventus-, el joven delantero es “el futuro de la Selección” según Del Bosque. El ex del Real Madrid está llamado a disputarle el puesto de ariete a Diego Costa con vistas a la Eurocopa de Francia; dos atacantes que salvo cambio radical de opinión del seleccionador tienen plaza fija en la lista definitiva.

Para esta importante cita frente a la correosa Eslovaquia, el once de España parece claro, con la única duda de quién acompañará a Busquets en el centro del campo por delante de la defensa: para un puesto pugnan Koke, Cazorla y Cesc. Por detrás de Diego Costa, todo apunta a que Iniesta, Silva y Pedro formarán la línea de tres. En las filas eslovacas, mientras, su seleccionador tiene un grave problema, pues su pareja de centrales -Skrtel y Durica- están fuera de combate. Buena noticia para Diego Costa… “Si está aquí es porque confiamos en él; no importa lo que haya hecho antes”, subrayó Del Bosque, para recalcar que “lo está haciendo bien y estamos convencidos de con la Selección será igual”.

Alineaciones probables:

España: Casillas; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cesc, Iniesta; Pedro, Silva y Diego Costa.

Eslovaquia: Kozácik; Pekarík, Gyömbér, Saláta, Hubocan; Pecovský, Kucka, Stoch, Weiss; Hamsík y Mak.

Árbitro: Damir Skomina (SLV).

Estadio: Carlos Tartiere.

Hora: 20.45.

Fuente: ElConfidencial – Deportes