Florentino Pérez abandonó enfadado la comida de directivas previa al derbi

Domingo, mediodía, comida tranquila en La Taberna del Capitán Alatriste. Las directivas del Real Madrid y del Atlético almuerzan antes del derbi que va a ...

Domingo, mediodía, comida tranquila en La Taberna del Capitán Alatriste. Las directivas del Real Madrid y del Atlético almuerzan antes del derbi que va a tener lugar en el Vicente Calderón horas más tarde… pero la calma dura poco. Llega la hora de la sobremesa, se incorpora Miguel Ángel Gil Marín y la situación se tensa: un cruce de declaraciones provoca que Florentino Pérez se levante y pida a sus directivos abandonar la mesa.

Esta situación, tal y como informa el ‘Diario As’, tuvo lugar este domingo en la capital madrileña, una situación que vuelve a confirmar que las relaciones entre ambas directivas atraviesan uno de los peores momentos de los útimos años. Los fichajes frustrados de jugadores rojiblancos por parte del Real Madrid, como Forlán, Agüero, Falcao u Oblak tensaron una cuerda que se ha terminado de romper con la venta de los derechos televisivos.

Gil Marín, que en lugar de comer con las directivas lo hizo con los accionistas chinos de Wanda, se unió a la comitiva rojiblanca en la sobremesa. Fue entonces, en ese mismo momento, en el que Florentino Pérez empezó a achacar al vicepresidente rojiblanco la insistencia del Atlético en negociar los derechos de televisión de forma conjunta y no individualmente, una situación que el único club de Primera que quiere es el Real Madrid.

Poco a poco, la discusión fue llegando a un punto irreconcialiable, pues las posturas de los dos directivos eran antagónicas y se hacía imposible que se encontrara un elemento común de diálogo. Fue entonces cuando Florentino Pérez decidió levantarse de la mesa y exigió a sus directivos que también lo hicieran, una situación que, según informa ‘As’, pilló de sorpresa a más de uno, que hubiera seguido conversando con sus homólogos rojiblancos.

Tan importante llegó a ser el enfado del presidente del Real Madrid que incluso fuentes cercanas a sus directivos aseguran que estuvo muy cerca de no acudir al palco del Calderón para ver el partido en directo. Sin embargo, terminaron convenciendo a Florentino de que lo mejor para la imagen del Real Madrid era su presencia, pues en caso contrario hubiera supuesto un feo difícil de explicar públicamente.

Las tiranteces entre ambos clubes son una evidencia. Los blancos han intentado incorporar a varios jugadore rojiblancos en los últimos años, una situación que el afán de Gil Marín ha impedido una y otra vez. Ahora, el Real Madrid también recriminó la postura de la directiva del Atlético con respecto a la venta centralizada de los derechos de televisión, una situación que provocó un ‘rifi-rafe’ que acabó con Florentino abandonando la comida de directivas.

Fuente: ElConfidencial – Deportes