Florentino Pérez estaba en contra de las 'mini' concentraciones de Ancelotti

Es una filosofía de vida, la que le ha llevado a este Ingeniero de Caminos Canales y Puertos hasta la butaca presidencial de un grupo empresarial como ACS ...

Es una filosofía de vida, la que le ha llevado a este Ingeniero de Caminos Canales y Puertos hasta la butaca presidencial de un grupo empresarial como ACS o a la del palco del Santiago Bernabéu. Florentino Pérez cree en el trabajo durante las horas de oficina. Por eso le gustaba el método que practicaba José Mourinho, de control y horas de concentración, y de ahí que mirase con malos ojos el de Carlo Ancelotti, quien tenía por costumbre acortar en lo posible las jornadas de hoteles en las horas previas a un encuentro.

Mourinho, para un encuentro en domingo y en casa, acostumbraba ordenar la concentración en el hotel Mirasierra desde el viernes, una práctica alejada de la libertad que otorgaba Ancelotti, que prefería dar a los futbolistas rienda suelta hasta un día antes del choque. Amén de la mano blanda de la que ha sido ‘acusado’ el italiano, algo que ha desmentido el propio técnico y que así han confirmado fuentes del entorno del vestuario blanco: “Cuando tenía que echar la bronca, lo hacía. No le temblaba el pulso“. Y así es como ha mantenido en armonía un vestuario que se encontró dividido cuando pisó por primera vez Valdebebas.

Mourinho y Guardiola se saludan antes de un Real Madrid - Barcelona en el Bernabéu.Mourinho y Guardiola se saludan antes de un Real Madrid – Barcelona en el Bernabéu.

¿Cuál es el método apropiado? Atendiendo a los resultados, por efectividad gana Carlo Ancelotti con cuatro títulos en dos temporadas -Champions, Copa, Mundialito y Supercopa de Europa-. Aunque Mourinho no se fue de vacío y en sus tres años logró un botín de una Liga y Copa, además de una Supercopa de España. Ni mejor ni peor, la estrategia de cada uno es diferente. En el caso de Florentino Pérez y de su directiva, prefieren el modelo tradicional de cuantas más ‘horas en la oficina’, mejor (y esto no se refiere a las incontables horas que tanto Mourinho como Ancelotti pasaban en su butaca de Valdebebas, donde habría un empate). Y donde hay patrón, no manda marinero…

Rafa Benítez, en este sentido, se asemeja más al procedimiento de Mourinho que al de Ancelotti o el del exitoso Pep Guardiola, quien en el FC Barcelona explicaba de la siguiente manera por qué apuraba al máximo el tiempo de concentración:”Si juegas tres partidos cada semana y cuatro días estás en el hotel, esta no es la mejor manera de vivir la profesión. Preferimos apostar por nuestra comodidad. Los jugadores también se sienten más cómodos así. Todo es más intenso y se evita el aburrimiento”.

Dos maneras de afrontar un mismo objetivo: salir con la mente y cuerpo en el mejor estado posible a un partido.

Fuente: ElConfidencial – Deportes