Florentino se pliega ante Cristiano Ronaldo porque nunca podrá hacerlo con Messi

“Estoy triste y en el club saben la razón”. Activó una bomba que no acabó estallando por pura casualidad. “Por eso no celebro los goles, porque no soy ...

“Estoy triste y en el club saben la razón”. Activó una bomba que no acabó estallando por pura casualidad. “Por eso no celebro los goles, porque no soy feliz”, remató Cristiano Ronaldo en septiembre de 2012, instantes después de que el Real Madrid ganara al Granada en el Bernabéu, con un par de goles del atacante portugués. En aquellos días, el jugador no se sentía lo suficientemente valorado por el club y, sobre todo, por Florentino Pérez.Cristiano, si te vas, trae el dinero para fichar a Messi”, le dijo el mandatario al jugador, según desveló el diario ‘AS’, cuando el jugador le trasladó que quería abandonar el Real Madrid. A partir de ese momento comenzaron a cambiar algunas cosas…

Tres años después, el club en pleno se ha arrodillado ante el astro después de que empatara a Raúl como máximo goleador histórico del Madrid, empezando por el presidente… No le ha quedado otra que ‘someterse’ ante el imponente delantero. Y es lo que esperaba el futbolista, llegar a un punto en que tuviera la misma consideración que tiene Messi en el Barcelona. Sobre todo cuando sabe de sobra que el mandatario madridista ha soñado siempre con el fichaje del genio de Rosario. Varios intentos ha hecho en el pasado -con otros tantos fracasos-, lo que sabe de sobra Cristiano Ronaldo

Leo Messi es el que al calor de los Xavi, Iniesta y compañía ha cambiado la historia reciente del fútbol español. Desde que debutó con el primer equipo, el Barcelona supera claramente al Real Madrid en cuanto a títulos se refiere -25 a 10-, algo que provocó que el presidente blanco tratara de incorporar al argentino a la plantilla madridista. Incluso, empleando en algún momento a algún pintoresco personaje para conseguirlo. Pero por mucho que lo intentó, la respuesta de Messi siempre fue la misma. Por ello, no le ha quedado más remedio que plegarse ante Cristiano Ronaldo, el que ha liderado al Real Madrid los últimos años, firmando unos números fuera de lo común.

Cristiano estuvo acompañado por la plantilla durante el homenaje que le tributó el Real Madrid (EFE)Cristiano estuvo acompañado por la plantilla durante el homenaje que le tributó el Real Madrid (EFE)

El ‘jefe’ del Camp Nou

En el Barcelona han funcionado de otra manera desde hace mucho tiempo. Justo desde que Leo Messi pasó a convertirse en el indiscutible estandarte del club. Desde aquel ya lejano instante, la clase ejecutiva, empezando por el presidente de turno, le consulta prácticamente todo; cualquier decisión que le pueda afectar de alguna manera, algo que reclamaba Cristiano Ronaldo, considerando que su estatus es exactamente el mismo en el Real Madrid. Después de aquellos tristes días que amenazaban con zozobra final, el presidente del Real Madrid ha entendido quién tiene bien agarrado el timón. 

Mientras la reverencia hacia Messi ha sido permanente, no ha sucedido lo mismo en el Real Madrid. Y eso a Cristiano Ronaldo le desagradó sobremanera; el portugués ha alimentado al club en la misma medida que Messi lo ha hecho en el Barcelona hasta hoy. La diferencia es que Florentino Pérez nunca ha conectado con el futbolista portugués, lo que ha provocado que sus relaciones no sean tan fluidas como las de Messi en el Barcelona, donde siempre se le ha tenido en un pedestal.

Cristiano, con todos los títulos ganados en el Madrid al fondo (EFE)Cristiano, con todos los títulos ganados en el Madrid al fondo (EFE)

Casillas en el recuerdo

El unánime homenaje que el madridismo tributó a Cristiano Ronaldo este viernes pone de manifiesto que el crack ha alcanzado la condición con la que siempre soñó y que el club, en su opinión, no le concedió. Directiva, plantilla, cuerpo técnico, agente -Jorge Mendes-, familia… No faltó nadie. Un merecido y bien ganado acto en el comienzo de una temporada clave para el jugador, con el PSG y el Manchester United rondando a su alrededor desde hace tiempo. “Quiero ganar cosas aquí, pero nadie sabe qué puede pasar en el futuro”, dijo instantes después de alcanzar a Raúl. 

El ridículo firmado con la despedida que le tributó el Real Madrid a Iker Casillas también pesó a la hora de rendir tributo a Cristiano Ronaldo. La imagen del club quedó seriamente tocada, sobre todo a nivel internacional, y en esta oportunidad la institución estuvo rápida a la hora de reconocer el logro alcanzado por el atacante portugués. Detalles como este son los que en su momento echó en falta la estrella de Madeira, época en la que estimaba que pese a ser la locomotora del primer equipo -y por ende del club-, desde la zona ejecutiva no se valoraba con justicia sus espectaculares números.

Fuente: ElConfidencial – Deportes