Florentino tiene claro que Ancelotti no seguirá, pero ¿quién debe ser su sustituto?

Carlo Ancelotti aguarda impasible y resignado un desenlace para el que parece estar más que preparado. “Mi futuro está decidido: me gustaría quedarme ...

Carlo Ancelotti aguarda impasible y resignado un desenlace para el que parece estar más que preparado. “Mi futuro está decidido: me gustaría quedarme aquí, pero sé cómo son las cosas del fútbol”, confesó el italiano con la elegancia que le caracteriza. “Un club tiene el derecho de despedir al entrenador si no está contento”, añadió Carletto, para poner en bandeja su destitución pese a tener un año más de contrato, contar con el respaldo de gran parte del vestuario y de la grada y no ser señalado como máximo responsable del fracaso deportivo del Real Madrid.

Ancelotti es el único nombre que Florentino parece tener claro, aunque sea para destituirlo y de esta manera responsabilizarlo del año en blanco, el quinto que suma el presidente pese a los miles de millones invertidos en fichajes. Otra cuestión es quién puede o debe ser su sustituto. En los doce años que Pérez lleva dirigiendo el Real Madrid, divididos en dos etapas de seis, el club ha tenido ya nueve entrenadores. A excepción de Del Bosque, a quien no renovó pese a haber ganado la Liga y, lo que es peor, habérselo prometido, todos los técnicos que no han levantado a final de temporada un título de los tres importantes –léase Liga, Champions y Copa del Rey– han sido despedidos.

Así, el portugués Carlos Queiroz (2003-04), el chileno Manuel Pellegrini (2009-10) y el portugués José Mourinho (2012-13) no cumplieron su contrato y, salvo un giro radical, el italiano Carlo Ancelotti tampoco lo hará. A ellos se les suman José Antonio Camacho, que se marchó en cuanto vio lo que era el Real Madrid de Florentino Pérez; García Remón, que hizo de puente entre el exseleccionador español y Vanderlei Luxemburgo, y López Caro, que terminó la temporada 2005-06 en sustitución del brasileño y tras la espantada del propio presidente. 

Opciones para el banquillo del Bernabéu

Como quiera que el sueño del presidente de ACS es el seleccionador alemán Joachim Löw, pero su fichaje no es viable hasta dentro de un año, es decir, una vez que concluya la Eurocopa de Francia, una opción mucho más factible es la del también alemán Jurgen Klopp, quien ya ha anunciado que la próxima temporada no seguirá en el Borussia Dortmund y a día de hoy se encuentra sin equipo.

Sin embargo, el nombre que ha ganado más fuerza en las últimas horas es el de Rafa Benítez, sobre todo a raíz de que el director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez, hablara con su agente, Manuel García Quilón, quien le confirmó que no renovará su contrato con el Nápoles. Sabido es que ocupar el banquillo del Bernabéu es un viejo sueño del técnico madrileño, más aún que volver al de Anfield, donde también podría recalar si el Liverpool destituye a Brendan Rodgers. El problema de Benítez es que el presidente no termina de verlo claro, aunque sí podría dejarse convencer por José Ángel Sánchez siempre y cuando firmara por un año, el tiempo que necesita para tener a Löw.

A estos candidatos se suma Julen Lopetegui, actual entrenador del Oporto, que tiene en el agente portugués Jorge Mendes a su principal valedor, de ahí que no sólo se lo haya planteado a Florentino, sino que está intentando convencerle. Míchel, actualmente sin equipo tras su paso por Grecia, es una opción que el presidente nunca ha contemplado, aunque su presencia en la presentación de la sexta edición del Classic Match, un partido solidario que enfrentará a los veteranos del Real Madrid y del Liverpool, le sirvió para, de la mano de Butragueño, realizar un acercamiento. 

Y puestos a plantear más candidatos, ahí está Pepe Mel, que está punto de lograr el ascenso con el Betis a Primera. Quien también lo ha estado esta misma temporada, aunque sin mucho éxito, es Zidane, quien no ha sido capaz de lograr meter al Castilla en el play off de ascenso a Segunda. Para completar las opciones, una que sería bien recibida por una parte del madridismo es el regreso de José Mourinho, aunque más compleja aún se antoja la de atreverse a fichar a un entrenador como Marcelo Bielsa, en quien tantas veces pensó Jorge Valdano cuando fue director general del Real Madrid. 

La decisión de destituir a Ancelotti está más que tomada, aunque por decencia deberían comunicársela al italiano antes de fichar y anunciar quién será su sustituto. Mientras guarda silencio, al menos públicamente, el presidente del Real Madrid ha empezado un casting que, en caso de no llegar a buen puerto, siempre puede terminar en la opción que hasta hace bien poco era su favorita: Zinedine Zidane. 

A la espera de acontecimiento, en El Confidencial planteamos una encuesta con diez opciones para quien quiera ayudar a Florentino Pérez a tomar la decisión sobre quién debe sentarse la próxima temporada en el banquillo del Bernabéu. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes