Francia se prepara para el “divorcio exprés a 50 euros”

09.05.2016 – 05:00 H. Divorcio exprés y a 50 euros. El sueño de las 70.000 parejas que se divorcian al año en Francia por por mutuo consentimiento se ...

09.05.201605:00 H.

Divorcio exprés y a 50 euros. El sueño de las 70.000 parejas que se divorcian al año en Francia por por mutuo consentimiento se convierte en realidad. La propuesta del Ministro de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, es uno de los puntos más espectaculares de su proyecto de ley sobre la Justicia del siglo XXI, que se discutirá en la Asamblea francesa a partir del 17 de este mes.

“Pacificación de las relaciones entre los esposos” y “simplificación“; así justifica Urvoas su propuesta. Una pequeña revolución que elimina del vía crucis legal a los jueces y convierte a los notarios en los nuevos garantes de la paz entre las parejas que no están en guerra.

Hablar de notarios para muchos es imaginar altas sumas de dinero, pero el Gobierno francés ha limitado a 50 euros el coste del procedimiento. Y, lo más importante, la pareja podrá obtener el certificado para iniciar una nueva vida legal en pocas semanas. Actualmente,ya sea por falta de magistrados (450 plazas vacantes), o por el atasco en los tribunales, un divorcio, incluso si es amigable, puede durar más de un año.

Isabelle, periodista inició los trámites con su marido para separarse por mutuo acuerdo. Meses más tarde, su compañero cambió de opinión. Resultado: tres años de proceso y más de 4.000 euros de facturaDurante ese periodo, un divorcio en teoría acordado por las dos partes, puede degenerar por cansancio o por nuevas reivindicaciones. Isabelle, periodista francesa inició los trámites con su marido para separarse legalmente por mutuo acuerdo. Meses más tarde, su compañero cambió de opinión. Resultado: tres años de proceso y más de 4.000 euros de factura.

“Evitar la venganza privada”

Algunos abogados critican la medida, anunciada por sorpresa y sin concertación. Consideran que los jueces intervienen en estos casos “para evitar la venganza privada, la ley del más fuerte”. En realidad, también se oponen a perder una buena parte del pastel que los 140.000 divorcios anuales les proporciona. Y no se pueden quejar de tener nuevos clientes. Las uniones libres lagalizadas y los matrimonios homosexuales les aseguran el negocio. Basta echar un vistazo a los anuncios de los gabinetes de abogados en internet para comprobar que las actuales tarifas propuestas para divorcios por consentimiento mutuo fluctúan entre los 240 y los 285 euros.

El Ministerio de Justicia propone garantías, como el derecho de retractarse durante un periodo de tiempo de 15 días antes que se aplique el divorcio definitivamente. Además, los menores que deseen manifestarse podrán hacerlo como en un juicio normal y el proceso se paralizará.

La reforma de la Justicia es una de las batallas pendientes en Francia. Urvoas solo tendrá 14 meses para aplicar sus ideas y las del presidente François Hollande. En uno de los ministerios más polémicos, sustituyó a Christiane Taubira, la figura que el presidente eligió como caución para el sector más izquierdista de la mayoría socialista.

Taubira se convirtió en la figura más odiada por la oposición convervadora por ser la artífice visible de la ley de matrimonio entre homosexuales y por su supuesta felxibilidad en la aplicación de las penas a los delincuentes comunes.

En teoría, el debate sobre el matrimonio exprés y barato no debería suscitar gran polémica entre los legisladores, pero la crispación política en Francia es tal que no hay que descartar zancadillas y obstáculos por parte de ciertos diputados. Todo con tal de entorpecer la campaña electoral para las presidenciales de 2017 que Hollande ha lanzado ya, a un año de la cita con las urnas, en pleno conflicto sobre la nueva ley de trabajo

Fuente: ElConfidencial.com