Gameiro recupera el traje de goleador

18.02.2017 – 19:19 H. Cuando peor estaba el panorama, apareció un invitado al que no se esperaba viendo la historia reciente del Atlético de Madrid. Estaba ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,50

18.02.201719:19 H.

Cuando peor estaba el panorama, apareció un invitado al que no se esperaba viendo la historia reciente del Atlético de Madrid. Estaba firmando un pobre encuentro el equipo del Cholo Simeone, superado muchas veces por el Sporting. Entró en escena Gameiro y el francés, en apenas cinco minutos, recuperó el traje de goleador que perdió en el camino durante muchos momentos esta temporada. El equipo de Gijón soñaba con un punto, por momentos con sumar tres, pero el atacante selló unos instantes letales en los que firmó un ‘hat trick‘ definitivo y concluyente. El más rápido de la historia reciente de la Liga española; estuvo cerca de igualar a Bebeto, que hizo lo mismo en 4 minutos en 1995. El ex del Sevilla lo consiguió en algo menos de 5. Duro castigo para los locales de El Molinón, que sólo se descosieron en la recta final.

El hombre que encandiló a la afición del Sevilla tenía el morro torcido en los últimos tiempos. No encontraba la portería de los rivales, había perdido el puesto en beneficio de Fernando Torres y el debate sobre la figura del ‘9’ se abría camino en todos los rincones del club. Debate que agitaba Simeone, incansable a la hora de honrar la memoria de Diego Costa, cosa que en el vestuario rojiblanco no agrada demasiado, sobre todo a los que tienen la misión de liderar la faceta goleadora del equipo.

Toca ver ahora qué camino sigue el entrenador argentino. Desde que Diego Costa abandonara en 2014 el Atlético de Madrid, ninguno de los goleadores que llegaron después se ganaron con claridad la etiqueta de titular. Entran y salen del once continuamente todos; esta temporada arrancó con Gameiro por delante, después le superó Fernando Torres y ahora no se sabe cuál es el plan. Lo que siempre sucede es que el que aparece en el once no acaba el partido cuando superado el intermedio no ha hecho diana.

Se lo tomó con mucha calma, demasiada, el equipo de Simeone en el primer acto. Salvo en muy contados momentos, apenas enseñó su fortaleza. Griezmann apareció una vez al principio, rozando el gol, y muy poco más. Lo mismo se puede decir de Carrasco, que sólo en la última jugada dio señales de vida, también muy cerca de anotar tras un centro de Correa. Fernando Torres hizo lo que pudo, pero no le llegaron buenos balones y cuando pasó, el fuera de juego dictó sentencia.

El Sporting cocinó un notable primer tiempo, dominando casi siempre la situación, manejando el balón con mucha soltura. Desconectó a la perfección a su indolente enemigo, pero cuando se acercó a la portería de Moyá no golpeó. Traoré sacó astillas de un poste en la mejor oportunidad, pero poco más padeció el guardameta rojiblanco. No obstante, muy meritoria la puesta en escena del equipo que adiestra Rubi. Muy solvente a la hora de desconectar a su rival en todos los lugares del terreno de juego, bien cuando tocó defender y más que decoroso cuando tocó generar ataques.

Yannick Carrasco abrió el marcador en El Molinón (EFE)Yannick Carrasco abrió el marcador en El Molinón (EFE)

Simeone se desgañitó en una primera parte en la que su equipo estuvo demasiado apagado. Correa fue el elemento más activo cuando tocó acercarse a la portería de Cuéllar, pero el Atlético fue superado casi siempre por un rival que se agarra a la Primera división con uñas. La legendaria intensidad rojiblanca sólo se percibió con cuentagotas, lo que permitió que el Sporting de Gijón pareciera un equipo de mayor enjundia de lo que marca su lugar, hundido desde hace mucho tiempo en el pozo de la clasificación.

La jugada que puso en marcha el segundo tiempo agitó el partido. Balonazo en largo, Carrasco que encuentra un pasillo, Cuéllar echa una mano y el belga abría el marcador. Un comienzo trepidante que tuvo continuidad de inmediato. Disfrutó muy poco del botín el equipo rojiblanco porque poco después Sergio Álvarez ponía la igualada. No daba crédito el Cholo desde la banda. Y gracias a que Moyá estaba en su sitio poco después, pues el goleador del Sporting estuvo cerca de rubricar la remontada. El arreón inicial atlético fue un simple espejismo.

Fernando Torres no tuvo muchas opciones de marcar en El Molinón (EFE)Fernando Torres no tuvo muchas opciones de marcar en El Molinón (EFE)

La escuadra asturiana recuperó fuelle, también ánimo, y durante media hora volvió a superar con nitidez a su enemigo. Tan mal veía a los suyos Simeone, que en un abrir y cerrar de ojos cambió por completo el guion. Quitó a Correa, Torres y Carrasco, metió músculo en el centro del campo con Saúl y Thomas… y Gameiro se encargó del resto. Cambió el estilo, recuperó su esencia el Atleti y así llegó el triunfo. Uno tras otro, los goles fueron cayendo en la hoja de servicios del discutido ariete del Atlético de Madrid. En 5 minutos estelares, ‘hat trick’ para enterrar al Sporting, también para recuperar el tocado ánimo que presidía su existencia. Cuando más añoraba el Cholo a Diego Costa, Kevin le demostró que ya tiene un buen goleador en la plantilla.

No está siendo una temporada nada sencilla para Gameiro. Aceptó encantado la oferta del Atlético de Madrid, sabiendo que no era el delantero deseado por Simeone. Otros colegas fueron tentados antes, pero finalmente fue el francés el único que se puso a tiro; los demás eran demasiado caros o imposibles de firmar. Llegó a la conclusión de que en la ciudad hispalense ya había tocado techo y que el club del Manzanares le ofrecía la oportunidad de aspirar a nuevos objetivos. Y lo cierto es que por el momento no ha encontrado su lugar. Tal vez el triple sellado en Gijón sea el comienzo de una nueva y fructífera etapa. Tres goles dedicados a una de sus abuelas, fallecida recientemente.

Ficha técnica:

1.- Sporting: Cuéllar, Lillo, Jorge Meré, Amorebieta, Canella, Sergio Álvarez, Mikel Vesga (Cop, m 83), Moi Gómez, Douglas, Traoré (Carlos Castro, m 75) y Burgui (Víctor, m 83)

4.- Atlético de Madrid: Moya, Vrsaljko, Savic, Lucas, Filipe Luis, Gabi, Koke, Correa (Gameiro, m 61), Griezmann, Torres (Saúl, m 61) y Carrasco (Thomas, m 67)

Goles: 0-1 Carrasco (m 46), 1-1 Sergio Álvarez (m 48). 1-2 Gameiro (m 80), 1-3 Gameiro (m 81), 1-4 Gameiro (m 85)

Árbitro: González González. Mostró tarjetas amarillas a Douglas (m 56), Thomas (m 71)

Incidencias: 24.480 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes