Guardiola se despide de Alemania llorando y con su segundo doblete

21.05.2016 – 21:38 H. – Actualizado: 1 H. Llorando, manteado y con un nuevo título, el séptimo en sus tres temporadas en el Bayern Múnich. Así se ha ...

21.05.201621:38 H. – Actualizado: 1 H.

Llorando, manteado y con un nuevo título, el séptimo en sus tres temporadas en el Bayern Múnich. Así se ha despedido Pep Guardiola del fútbol alemán. El entrenador español, que dirigirá al Manchester City a partir del próximo curso, cerró su etapa germana con la victoria en la final de Copa contra el Borussia Dortmund, que plantó cara y forzó los penaltis. Pero una vez ahí, sus dos fallos acabaron condenándole.

Hubo que esperar el último penalti, marcado por el brasileño Douglas Costa, para que el Bayern pudiera celebrar pese a haber dominado el partido. En todo caso, Guardiola gana su último título con el Bayern como ganó el primero —la Supercopa europea contra el Chelsea—, en los penaltis. De algún modo, el círculo se cierra.

Douglas Costa marcó el penalti decisivo (Michael Dalder/Reuters)Douglas Costa marcó el penalti decisivo (Michael Dalder/Reuters)

A lo largo de la primera parte, el Bayern tuvo dos ocasiones. Un cabezazo de Müller en el minuto 22 que pasó por encima del larguero tras un saque de esquina y un remate de Costa en el 32 desde fuera del área que el meta Roman Bürki tuvo que despejar con los puños. En el segundo tiempo, ambos equipos generaron algunas ocasiones. Pierre Emerick Aubameyang tuvo una muy clara para el Dortmund pero remató por encima desde excelente posición a pase de Marco Reus. En el 64 fue Lewandowski quien remató desviado en una gran ocasión para el Bayern, a pase de Müller.

La prorroga siguió con la misma tónica, es decir con dominio bávaro, pero ocasiones de lado y lado. En el 103, Henrihk Mhikitaryan tuvo una excelente para el Dortmund pero su remate salió ligeramente desviado. En la segunda mitad de la prórroga el Bayern tuvo al comienzo dos grandes ocasiones por parte Costa y David Alaba entre el 112 y el 113, que Bürki conjuró con sendas paradas, y de ahí en adelante domino con claridad. El Dortmund, que había movido el banquillo ya en el tiempo reglamentario y había tenido que recorrer más kilómetros, se quedó sin físico pese a lo cual aguantó hasta el final obligando a la definición por penaltis.

Lingard y Mata, los goleadores del United (Jason Cairnduff/Reuters)Lingard y Mata, los goleadores del United (Jason Cairnduff/Reuters)

Lingard corta la sequía del United (y Van Gaal)

Un golazo del canterano Jesse Lingard en la segunda parte de la prórroga dio este sábado el duodécimo título de la FA Cup al Manchester United, que consiguió derrotar con mucho sufrimiento a un combativo Crystal Palace por 1-2. El United necesitaba una victoria para disipar las dudas que se han cernido sobre Louis van Gaal este curso y para cerrar con un título un año que ha sido más que decepcionante en Old Trafford.

[Ni la FA Cup salva a Van Gaal: Mourinho entrenará al United]

Tras una primera parte poco vistosa, las mejores ocasiones llegaron en la segunda mitad, con dos disparos al palo de los ‘diablos rojos’, primero con un remate potente de Fellaini a la cruceta y luego tras un certero cabezazo de Martial que escupió la madera. Pese a los acercamientos de los mancunianos, fue el Palace quien golpeó primero: en el 78, Jason Puncheon, que acababa de ingresar al campo por Cabaye, aprovechó un desajuste de la zaga rival para recoger, libre de marca, el balón en el área y, con más fe que puntería, fusilar a un De Gea totalmente vencido. El tanto hizo estallar de júbilo a la grada sur de Wembley, que no se creía todavía, después del asedio del United, que fuera mandando en el marcador.

Pero como se suele decir, la alegría dura poco en casa del pobre, y apenas dos minutos después el United igualó la final merced a un tanto del español Juan Mata, que, tras una excelsa jugada personal en la frontal del área de Rooney, aprovechó una buena bajada con el pecho de Fellaini para batir a Hennessey con la zurda. El marcador no se volvió a mover, y en la prórroga, De Gea, prácticamente un espectador hasta entonces, salvó a los suyos, que jugaban con diez por expulsión de Smalling. Cuando mejor estaba el Palace llegó tanto de la victoria de los de Manchester: el canterano Lingard desató la locura en Wembley en el minuto 110 al empalar de primeras un rechazo tras un centro del ecuatoriano Valencia que se coló por la escuadra derecha de la meta de Hennessey.

Morata volvió a marcar en una final (Riccardo Antimaniani/EFE/EPA)Morata volvió a marcar en una final (Riccardo Antimaniani/EFE/EPA)

Morata e Ibrahimovic brillan

Un gol de Morata en el minuto 110 de la prórroga de la final de la Copa de Italia contra el Milan le dio el título a la Juventus, que por primer vez en su historia encadena dos dobletes. El delantero español, que solo llevaba dos minutos sobre el césped, remató un centro de Cuadrado desde la derecha y puso el definitivo 1-0 en el marcador.

Si en Roma brilló Morata, en París lo hizo Ibrahimovic, que se despidió el PSG con un doblete en la victoria ante el Olympique de Marsella por 2-4 en la final de la Copa. El delantero sueco marcó el 1-2 y el 1-4 y asistió a Cavani en el 1-3. El OM, que aguantó durante la primera parte, se hundió en la segunda ante el equipo parisino, tirano del fútbol francés en el último lustro.

Fuente: ElConfidencial – Deportes