Guardiola, su Manchester City y un posible derbi que no quiere nadie

14.04.2016 – 20:00 H. Cuando se llega a una semifinal de la Champions League no resulta sencillo decir qué rival se prefiere para afrontar con confianza la ...

14.04.201620:00 H.

Cuando se llega a una semifinal de la Champions League no resulta sencillo decir qué rival se prefiere para afrontar con confianza la penúltima ronda de la competición. Si están ahí, es que los cuatro equipos han sido los más fuertes del torneo. No queda adversario sencillo para acabar jugando la final. En cambio, sí resulta bastante sencillo decidir quién sí que no se quiere ver ni en fotos. En este 2016, esa situación está bastante clara en todos los contendientes cuyos nombres aparecerán dentro de las bolas del sorteo de Nyon (11:30).

[Lea aquí: El Atlético no dejó de creer]

Por un lado se encuentran los dos equipos de la capital de España. Y ninguno de ellos tiene la más mínima gana de encontrarse otra vez. Mucho menos el Atlético de Madrid, claro, que ya ha tenido que superar una eliminatoria contra otro equipo de su misma Liga, lo cual siempre supone un componente físico y psicológico extra por la tradicional rivalidad. En el caso de un derbi, esa rivalidad crece de manera exponencial. Ya lo vivimos el año pasado en cuartos de final, una ronda desde la que todavía no se atisba la final. Esta vez, el último paso es el siguiente. Y bien lo saben los dos de cuando se midieron en Lisboa en 2014.

[Lea aquí: Guardiola, séptima semifinal en siete años]

Esos tres partidos entre Real Madrid y Atlético desgastaron enormemente a ambos, a lo que se sumó la coincidencia también en breve espacio de tiempo en la Supercopa de España y la Copa del Rey. Han sido muchos los encuentros entre ambos en los últimos tiempos, y todos de una importancia extrema. Ya lo dejó bastante claro Filipe después de ganar al Barça: “Preferimos que no sea el Real Madrid”.

Guardiola podría enfrentarse a su próximo equipo. (Reuters/Rafael Marchante)Guardiola podría enfrentarse a su próximo equipo. (Reuters/Rafael Marchante)

Y en realidad, los otros dos conjuntos, el alemán y el inglés, tampoco tienen ni el más mínimo interés en enfrentarse. Ya se evitaron una vez, y si fuera por ellos, preferirían no encontrarse ni en la final. Pero ni Guardiola ni el Manchester City pueden decidir. Lo harán las bolas de los bombos. Pep es una persona muy pasional, le costó mucho encarar la ronda contra el Fútbol Club Barcelona del año pasado, no tanto deportivamente, sino personalmente. El City no es el equipo de su vida como sí era el Barça, pero será su próximo destino, y sin duda prefiere evitar el morbo que suscitará.

[Lea aquí: Cristiano se empeña en estar en semis]

Pero a parte de los obvios duelos a evitar, hay un par más. ¿No sería enormemente interesante que el Kun Agüero se enfrentase por primera vez al Atlético de Madrid? Hace ya un lustro que dijo que se quería ir del Atleti, que había acabado su ciclo como rojiblanco, y el Manchester City fue su destino. Desde entonces, nunca se ha vuelto a medir a su primer equipo europeo. Y no sería menos interesante un Pellegrini-Real Madrid. En su último año como entrenador de los ingleses, sería un escenario ideal para vengarse del club que no le valoró en su momento.

Los clásicos de semis

Hay que echar la vista ya unos cuantos años atrás para encontrar unas semifinales de la Champions League en que no coincidan tres elementos de los cuatro que las forman. Desde la temporada 2011-12, el Bayern de Múnich siempre ha estado escoltado por dos equipos españoles, siempre uno de ellos el Real Madrid, siendo el Fútbol Club Barcelona o el Atlético de Madrid el otro acompañante. Y hay que remontarse hasta 2009 para no encontrar a un alemán. Porque el Bayern solo se ha perdido una semifinal de las últimas siete, la que jugó el Schalke de Raúl en 2011.

Fuente: ElConfidencial – Deportes