Hasta James alza la voz: otro encontronazo de Rafa Benítez con un agitado vestuario

14.11.2015 – 05:00 H. La pretemporada apenas acababa de dar comienzo y desde el interior del vestuario ya se alzaba alguna voz. La sombra de Carlo ...

14.11.201505:00 H.

La pretemporada apenas acababa de dar comienzo y desde el interior del vestuario ya se alzaba alguna voz. La sombra de Carlo Ancelotti se empezaba a alargar en los comienzos de una nueva etapa que debía impulsar -así explicó Florentino Pérez la salida del italiano- a un nuevo Real Madrid. Varios jugadores, el primero Cristiano Ronaldo, comenzaron a desconectarse de Rafa Benítez cuando la temporada oficial no se había puesto en marcha. James Rodríguez ha firmado el penúltimo episodio que pone de manifiesto que el vestuario no tiene ‘feeling’ con su técnico. El Clásico de la semana que viene, por ello, ha adquirido mayor dimensión de lo habitual, con un palco donde los nervios se empiezan a manifestar.

Dijo James públicamente que llevaba “quince días bien, me encuentro bien para todo”, pero tras el Sevilla-Real Madrid, Benítez le contestó en sala de prensa después de que jugara los últimos minutos, con gol incluido para maquillar el marcador. “Vosotros lo habéis visto; James es un gran jugador, pero le hace falta bastante trabajo y tiempo para alcanzar el nivel deseado”. Este pasado jueves, tras el Chile-Colombia -el mediocampista firmó el 1-1 definitivo- el jugador lanzó otro misil a su técnico al sentenciar: “¡Para que digan que no estoy bien!”. La colisión entre Benítez y James es una más en un convulso inicio de temporada para el Real Madrid a nivel interno.

Tras la primera derrota de la temporada, con un gran arranque y un final decepcionante en el Sánchez Pizjuán, el ambiente se ha enturbiado. El plantel no tiene una buena sintonía con su entrenador y las voces críticas se multiplican. Empezando por la de Cristiano Ronaldo, que suma ya 9 partidos sin marcar y cuya relación con Rafa Benítez no es la mejor, por mucho que el entrenador diga lo contrario. Su nueva demarcación en el terreno de juego le tiene con el gesto torcido; sus últimos dos partidos han sido decepcionantes, totalmente desenchufado del juego. “No me temblará el pulso si tengo que sentar a Cristiano”, afirmó el entrenador en la ‘Cadena Cope’ -en el vestuario nadie le creyó-, pero la realidad es que el portugués lo juega todo; da igual el rendimiento que ofrezca en el campo.

La conexión entre Rafa Benítez y el vestuario no es la mejor (EFE)La conexión entre Rafa Benítez y el vestuario no es la mejor (EFE)

Los gestos de Benzema

Durante varias semanas apartado de los terrenos de juego, está por ver cómo evoluciona la relación de Benzema con Benítez. El delantero francés, antes de que cayera lesionado, mostró su malestar cuando era sustituido una y otra vez, mientras Cristiano Ronaldo seguía en el terreno de juego, estuviera jugando bien o mal. Karim mostró su disgusto abiertamente al no entender que su entrenador repitiera decisión en cualquier circunstancia y situación. Ahora que su regreso a la actividad está cercana, habrá que ver si el técnico le sacrifica cuando llegue el momento de hacer cambios o se atreve con Cristiano o Bale, compañeros de ataque del galo.

Esta misma semana, un jugador de la clase media lanzó un dardo al técnico. “No hay conflictos, pero con Benítez tampoco hay comunicación”, dijo Denis Cheryshev, que se quedó finalmente en el Real Madrid pese al importante interés del Valencia y otros clubes. Es precisamente esa segunda línea de jugadores la que tampoco tiene una fluida relación con Rafa Benítez. Ahí está el ejemplo de Jesé Rodríguez, con el que también chocó y al que envió desde la sala de prensa algún que otro mensaje que no gustó nada al atacante canario. Con otros futbolistas aún no se han encendido el fuego, pero dependiendo de las decisiones que tome próximamente, podrían propagarse más incendios alrededor del entrenador.

“El trabajo de los servicios médicos del Real Madrid es fantástico”, dijo Rafa Benítez hace unos días para dar la cara por Jesús Olmo, jefe del departamento y persona muy cercana a Florentino Pérez. Esas palabras chocan abiertamente con el sentir general del vestuario, con unos jugadores que no aguantan al ‘doctor estiramientos’ y sus métodos de trabajo. Ya informaba este viernes El Confidencial de la situación real en este apartado, con un buen puñado de jugadores tratándose con personas de confianza al margen del club. El entrenador no se quiso salir del guión marcado desde la zona ejecutiva del Santiago Bernabéu, a pesar de que Sergio Ramos no tuvo reparos en reconocer en público que hay un problema más que obvio con los servicios médicos del Real Madrid.

Fuente: ElConfidencial – Deportes