Isco: 90 minutos para demostrar que merece ser titular en el Real Madrid de Zidane

18.04.2017 – 16:06 H. El Real Madrid está a un paso de alcanzar las semifinales de la Champions por séptimo año consecutivo. Para ello, deberá de dar el do ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

18.04.201716:06 H.

El Real Madrid está a un paso de alcanzar las semifinales de la Champions por séptimo año consecutivo. Para ello, deberá de dar el do de pecho ante el Bayern de Múnich este martes, sabiendo aprovechar la renta del partido de ida (1-2) para sellar un pase histórico, pues sería la primera vez que un equipo lo consigue de manera consecutiva en siete temporadas. Y, dentro del equipo, en la noche de este martes cabe destaca un nombre propio: Isco Alarcón.

El centrocampista malagueño tiene una oportunidad única para dar un puñetazo encima de la mesa, después del gran partido que firmó ante el Sporting de Gijón. La baja por lesión de Gareth Bale provoca que el once inicial del conjunto blanco tenga una vacante que todo apunta que ocupará el internacional español, en lo que puede suponer una buena noticia para el Madrid. No por la ausencia del delantero galés sino, sobre todo, por el equilibrio que ganará el equipo.

Jesús Garrido

Ante el Bayern, el Madrid jugará su 50º partido de la temporada y Bale se habrá perdido entonces exactamente la mitad entre sus largas bajas por lesión y las rotaciones de Zidane

Cualquier aficionado al fútbol pudo ver en El Molinón de lo que Isco es capaz. No sólo es un jugador que se puede echar al equipo a la espaldas en los momentos complicados, jugar entre líneas para destrozar a las defensas rivales y, además tener gol. Sino que, si a todas esas capacidades, se le suman las de hacerlo bonito, vistoso y efectivo, entonces Isco se antoja como un jugador indispensable en un equipo que quiere luchar por Liga y Champions.

Posiblemente, cualquier persona que viera el partido ante el Sporting observaría en Isco a un jugador que es un vendaval en ataque y que, con su más que confirmada calidad, llevó al Madrid a sumar tres puntos. Pero las estadísticas hablan de mucho más: de hecho, el malagueño fue el máximo recuperador de su equipo con 8 robos, una cifra que demuestra su compromiso en facetas defensivas, un elemento indispensable para el equilibrio del Madrid.

Con Bale en el campo -o, mejor dicho, con la BBC-, el Madrid sufre en exceso en la medular, pues en el 4-3-3 Kroos y Modric se ven obligados a multiplicarse en defensa con un Casemiro que se convierte en el apagafuegos oficial del equipo. Con la baja del galés y la inclusión de Isco en el once, se prevé un equipo mucho más equilibrado, con 4-4-2, mucho más solidario y con más trabajo en defensa y que, además, en ataque cuenta con la magia de un jugador diferente.

Un jugador sin oportunidad en Champions

Pero Isco no ha tenido casi oportunidades en la Champions. De hecho, es el 22º jugador con más minutos en el torneo continental, donde sólo ha jugado 77 minutos esta temporada -67 ante el Sporting en Lisboa y 10 ante el Nápoles en el Bernabéu-. Por ello, el partido de este nartes ante el Bayern se plantea como fundamental para lo que resta de año: es el momento de que Isco dé un puñetazo sobre la mesa y demuestre que sí tiene hueco en el once de Zidane.

El malagueño tendrá 90 minutos por delante para intentar dejar claro que puede ser un fijo en los esquemas blancos, un encuentro que puede marcar el futuro más cercano del jugador: está ante la oportunidad de volver a maravillar a media Europa y confirmar que la irregularidad no forma parte de su juego, sino de los minutos con los que cuenta sobre el campo. Y qué mejor partido para hacerlo que ante el Bayern de Múnich en los cuartos de final de la Champions.

Fuente: ElConfidencial – Deportes