James Costos: “España es el país más competitivo de Europa en este momento”

Antes de ser nombrado embajador de EEUU en España, James Costos era vicepresidente de HBO, la compañía que ha revolucionado la televisión por cable en ...

Antes de ser nombrado embajador de EEUU en España, James Costos era vicepresidente de HBO, la compañía que ha revolucionado la televisión por cable en Estados Unidos y la cadena que ha producido la serie Juego de Tronos. La experiencia le capacita por partida doble para su misión en Madrid, donde entre otras cosas tiene que luchar contra la piratería en Internet y descifrar el complicadísimo escenario político que se abre en el país.

PREGUNTA. ¿Cómo ve la economía española? ¿De verdad cree que se está recuperando?

RESPUESTA. Los datos macroeconómicos muestran que (España) se está moviendo en la dirección correcta. En público se habla de un crecimiento del 2,8 por ciento para este año, aunque a puerta cerrada se hace notar que la cifra podría ser incluso mejor. Es el país más competitivo de toda Europa ahora mismo. Diría que a nadie le están saliendo las cosas tan bien como a España en este momento. Las reformas parecen estar afianzándose.

P. ¿Y el desempleo?

R. La tasa de paro es muy alta y es el mayor desafío del Gobierno. Durante la visita del presidente Rajoy a Washington el año pasado, el presidente (Barack) Obama le dio la enhorabuena por el gran trabajo que había hecho, por las reformas estructurales que hacen competitivo a este país, pero también señaló que la situación del empleo iba a resultar crítica en el futuro. Y creo que el presidente (Obama) estaba en lo correcto. Hace un año y medio, cuando se produjo la visita, nadie había oído hablar de estos otros partidos que han surgido y ahora están empatados en las encuestas. Se aproxima un tiempo interesante para el país y nosotros nos limitamos a asistir desde la barrera y a cultivar relaciones con todas las partes.

P. ¿Se está reuniendo con los líderes de todos los partidos emergentes?

R. Me he reunido con Pablo Iglesias, que estuvo en mi residencia durante cerca de una hora y media. Y con Pedro Sánchez, y con Susana Díaz. No nos hemos reunido aún con (los políticos de) Ciudadanos, pero estamos buscando una fecha para ese encuentro. Yo me reúno con todos sus líderes y mi equipo mantiene igualmente encuentros para tratar todos los temas.

P. ¿Y qué impresión le han causado? ¿Qué piensa de Pablo Iglesias?

R. Voy a declinar hacer comentarios sobre mis impresiones. No me toca a mí hablar de eso.

P. Uno de los temas prioritarios para Estados Unidos (en su relación con España) es la lucha contra la piratería. En los últimos tiempos se ha tocado la legislación. ¿Se sienten respaldados por el Gobierno de Rajoy en este tema? ¿Cómo es exactamente esa cooperación?

R. España tiene una de las tasas de piratería más altas (del mundo) y un reciente estudio indica que la situación se está agravando. El 88 por ciento del contenido cultural que se consumió en Internet durante el último año había sido descargado de manera ilegal y esto es un 4 por ciento más que en el año anterior. Dicho esto, España está mejorando, ha bloqueado Pirate Bay, se ha fortalecido el cuerpo legal para perseguir la piratería, pero todavía tiene que aplicarse la ley, hay que hacer más cosas.

El embajador James Costos recibiendo a Pablo Iglesias.El embajador James Costos recibiendo a Pablo Iglesias.

P. ¿Es una cuestión de implementación entonces?

R. Hay que hacer cumplir estas leyes para que seamos capaces de frenar (la piratería) y hacer que el sistema judicial vaya detrás de los infractores, que se cierran las páginas (pirata). Es un desafío también para España. Recordemos que el 4 % de la economía española depende del mundo cultural. Se trata de 500.000 trabajos y de 45.000 millones de dólares. Es un sector enorme y podría ser aún mayor si se actúa más rápido.

P. ¿Hay un compromiso con el Gobierno español al respecto?

R. Hemos tenido conversaciones con el gobierno español y se han comprometido a hacer cumplir las nuevas leyes y a buscar maneras de mejorar la situación. Tengo esperanza en que continuarán empujando para proteger la industria. Yo tengo un pasado en este mundo (de la industria cultural) y estoy haciendo mi parte. He viajado por todo el país, (…) se rodó Juego de Tronos en Sevilla el año pasado y el turismo subió un 50 por ciento el mes siguiente. Estoy comprometido a mejorar la industria (cultural) en este país y todo el mundo en mi equipo está en ello.

P. La última vez que un secretario de Estado de EEUU vino a España fue en 2011 (cuando el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero recibió a Hillary Clinton en Madrid). Obama nunca ha viajado a España y el actual Secretario de Estado, John Kerry, tampoco. ¿Hay alguna visita de alto nivel a la vista o tendremos que esperar a que llegue un nuevo presidente a la Casa Blanca?

R. Ha habido varios encuentros de alto nivel que se han producido en Estados Unidos y en otras partes del mundo, en diferentes países. También en España ha habido visitas de altos funcionarios estadounidenses. El secretario Kerry está planeando venir a España y pensamos que habrá una visita en un futuro cercano. Sería injusto decir que esto es un indicador de que las relaciones diplomáticas no funcionan. Todos los aspectos de la relación son positivos.

P. Si uno compara con las veces que el secretario Kerry ha estado en otros países del entorno europeo, da la sensación de que nosotros somos la última de las prioridades.

R. Como dije, Rajoy fue recibido en el despacho Oval el año pasado, el Rey Felipe conoció al presidente Obama en la Asamblea General de la ONU, estamos trabajando en nuevos encuentros en los EEUU y viceversa, con ministros y secretarios se están encontrando en todo el mundo, y en España. El ministro Margallo estuvo en Washington con el secretario Kerry el año pasado y se encontraron en otras partes del mundo. Y se dan conversaciones telefónicas todo el rato. El ministro de Defensa (Pedro Morenés) tenía una gran relación con el secretario Chuck Hagel (responsable de Defensa hasta febrero). Se pueden hacer un recuento de los viajes pero en ningún caso significa que nuestra relación es menos importante o que España no está en el radar de EEUU porque es uno de nuestros grandes aliados y nos tomamos esta relación con enorme seriedad.

P. ¿Qué sectores de la economía española son más apetecibles para las empresas estadounidenses?

R. Lo cierto es que hay oportunidades de crecimiento en todas las áreas. Está teniendo éxito ahora mismo la industria del automóvil. Ford está realizando inversiones, por ejemplo, en Valencia. Las compañías químicas también están encontrando buenas oportunidades en el país….

P. ¿Y al revés? ¿Qué sectores de la economía americana son más apetecibles para las empresas españolas?

R. En muchos sectores. España es el noveno inversor más importante en Estados Unidos y el comercio está valorado en 52 mil millones de dólares. España ha creado al menos 80.000 puestos de trabajo en Estados Unidos con sus inversiones. A su vez, EEUU es uno de los principales inversores en España, con aproximadamente el mismo nivel de inversión. Hemos creado cerca de 160.000 puestos de trabajo aquí. Todo lo que hago (como embajador), todos los días, tiene que ver con la relación económica y en crear puestos de trabajo.

P. Hablando de creación de empleo, se dice que el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP, por sus siglas en inglés) que se está negociando podría generar muchos puestos de trabajo. Sin embargo, ha adquirido muy mala reputación entre gran parte de la sociedad española. ¿Por qué?

R. La relación económica entre Europa y los EEUU supone cerca de la mitad del comercio mundial. Es algo enorme que sostiene cerca de 13 millones de puestos de trabajo. Si el TTIP  sale adelante podremos crear decenas de miles de nuevos empleos y conseguir cientos de millones de dólares en ingresos. Es un buen movimiento, especialmente para España, que ha sido uno de sus defensores más decididos en Bruselas.

P. ¿Y por qué cree usted que es percibido de manera negativa?

R. Este acuerdo trata de reducir las barreras al comercio, de reducir las tarifas y aranceles, de crear un marco para que EEUU y la UE comercien con más libertad. Y no creo que por ello se vayan a reducir los estándares de seguridad o de calidad.

(D.Muñoz).(D.Muñoz).

P. Quizá uno de los problemas es que las negociaciones se han realizado en privado. Se acusa falta de transparencia.

R. En todos los tratados tiene que haber algún tipo de confidencialidad. Se han creado mecanismos para que la gente escuche y comente por Internet los avances. Estas cosas se realizan a puerta cerrada, es obvio, pero después de cada ronda se ofrece información sobre lo que se está haciendo. Se está ejecutando con toda la transparencia posible, más que en ninguna negociación anterior.

P. El principal miedo de la gente es, quizá, que sólo las grandes empresas saldrán beneficiadas por este acuerdo, mientras que las personas de a pie van a sufrir sus efectos, se van a quedar fuera.

R. Las compañías medianas y pequeñas crean más trabajo que las grandes empresas y las multinacionales. Y este tratado beneficiará fundamentalmente a las empresas más pequeñas, que podrán hacer cosas que no pueden hacer ahora mismo porque no tienen los presupuestos, ni el tamaño, la habilidad para negociar contratos, tratar asuntos laborales, tarifas… Si eliminamos todas esas barreras van a tener muchas más oportunidades de competir con las grandes compañías que tenían una ventaja por su tamaño y por sus grandes presupuestos. Les va a favorecer y eso beneficiará a todo el mundo.

P. La nueva era que se abre en Cuba se percibe como una gran oportunidad para hacer negocios. ¿Están ustedes trabajando con las empresas españolas, que ya tienen recorrido en la isla?

R. Esta es una enorme oportunidad para abrirse a las relaciones comerciales. Es tan beneficioso para España como para Estados Unidos. Por ejemplo, el 90% por ciento de los hoteles de Cuba están gestionados por empresas españolas y cuando se abran las puertas de Cuba todo el mundo se va a alojar en los hoteles españoles.

P. Muchas empresas estadounidenses especializadas en fracking están deseando salir al extranjero para seguir expandiendo su negocio y extraer petróleo en otros países. ¿Si finalmente Europa abre el melón, habría interés en invertir aquí?

R. El fracking es controvertido para alguna gente. Cada uno tiene que decider si le interesa o no le interesa. Nosotros (en EEUU) tendemos a pensar que hay muchos beneficios en el uso de esta tecnología. Así que si quieren, estaremos felices de hacerlo (invertir en Europa). He hablado recientemente con el ministro Soria de enviar una delegación a los Estados Unidos para que vean lo que se ha hecho allí, para explorar lo seguro o lo peligroso que es. Nosotros tenemos las mejores relaciones.

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: