Jesé quiere seguir ante el PSG su imparable impulso para alejar la sombra de la fuga

03.11.2015 – 05:00 H. Su vida ha cambiado radicalmente de un día para otro. Cuando su destino se tornaba sombrío, apareció resplandeciente en el terreno de ...

03.11.201505:00 H.

Su vida ha cambiado radicalmente de un día para otro. Cuando su destino se tornaba sombrío, apareció resplandeciente en el terreno de juego con brillo y goles. Hace semanas el panorama era muy diferente, sin protagonismo y con Rafa Benítez enviándole avisos desde la sala de prensa. Sin embargo, ahora todo es felicidad en la vida de Jesé Rodríguez. Ante el París Saint Germain apunta de nuevo a la titularidad, aunque será cuando Bale y Benzema vuelvan a estar en óptimas condiciones cuando se conozca el verdadero rol del canterano. El que vuelve a una lista es James, que ya está disponible. Un partido de gran calado que le puede valer a Jesé para demostrarle a su entrenador que lo tiene todo para ser titular ante cualquier rival. Además, puede servir para que las dudas que tenía sobre su futuro como jugador del Real Madrid se sigan despejando.

Los primeros meses de convivencia entre el futbolista canario y su entrenador no fueron sencillos. En pretemporada, cuando la maquinaria del equipo iba adquiriendo músculo, Jesé disfrutó de protagonismo, dando la impresión de que esta temporada tendría el que no le dio en su momento Ancelotti. Sin embargo, cuando la competición oficial se puso en marcha, el trabajo diario del protagonista no fue el esperado por el técnico, que le dio un severo toque de atención en el campo -dejó de sumar minutos- y varios en sala de prensa -“Si Lucas Vázquez está jugando es porque se lo está ganando. Otros deben trabajar para tener minutos”, dijo Rafa sobre el delantero-.

Eran tiempos en los que Jesé meditaba profundamente sobre su futuro. No sumaba minutos y su relación con el entrenador no era fluida. Eran momentos en los que la salida del Real Madrid tomaba cuerpo en su mente, viendo como una temporada más su papel apuntaba a residual. El futbolista estaba ‘missing’ en este nuevo Real Madrid y no estaba -ni lo está- dispuesto a pasar de puntillas en el actual ejercicio. El arranque de temporada nubló el semblante del jugador, que miraba al futuro y sólo veía en emigrar la única salida. Igual que otros compañeros, Jesé no veía nada clara su vida con Benítez. Pero su trabajo diario fue mejorando a ojos del técnico, que desde hace semanas apuesta por el talentoso atacante, que en el campo está dando la esperada respuesta.

Rafa Benítez está dando protagonismo a Jesé en los últimos tiempos (EFE)Rafa Benítez está dando protagonismo a Jesé en los últimos tiempos (EFE)

Uno de los ‘protegidos’

La presente es una temporada clave para Jesé. Para alargar su carrera deportiva en el Real Madrid o para dar un giro a su vida y emprender un nuevo rumbo lejos del Santiago Bernabéu. Considerado como la última gran joya de la cantera del club blanco, una grave lesión en una rodilla frenó su progresión. La pasada temporada, ya restablecido, no tuvo el papel que esperaba con Carlo Ancelotti, con el que tuvo algún roce. No olvida Jesé lo sucedido con el entrenador italiano y no está dispuesto a continuar teniendo un protagonismo secundario. En la actualidad está siendo estelar y espera que siga siendo el mismo hasta el final de temporada. De lo contrario, su futuro vestido de blanco tendría fecha de caducidad.

Considerado como uno de los ‘protegidos’ de Florentino Pérez, vive posiblemente su mejor momento desde que llegó a la primera plantilla del Real Madrid. El poderoso PSG es un buen rival para que Jesé vuelva a seguir con ese imparable impulso que ha tomado en los últimos tiempos. Con Benzema y Bale todavía en talleres, el canario apunta a compañero de Cristiano Ronaldo para formar el ataque blanco. Un partido clave para que el Real Madrid agarre con fuerza el liderato del grupo. En París el equipo de Benítez dio la talla y ahora toca rubricar el buen trabajo hecho en Francia. El que regresará al once es Keylor Navas, ya restablecido de las molestias que le impidieron jugar ante Las Palmas el pasado sábado. James, mientras, podría tener algunos minutos después de varias semanas de baja, y Sergio Ramos recuperará muy posiblemente lugar en el eje de la zaga, mientras que Pepe esperaría turno desde el banquillo.

El PSG tratará de noquear por primera vez esta temporada a un Real Madrid que suma once victorias y seis empates. El morbo lo pondrá Di María, que regresa al Santiago Bernabéu por primera vez desde su marcha. Laurent Blanc, cuestionado en Francia después del mal partido de su equipo ante los de Benítez -se apunta a Mourinho como futuro entrenador del club galo-, subrayó en rueda de prensa que “en la ida el rival fue mejor; el Madrid no fue nada defensivo, todo lo contrario, y nos metió atrás con una presión alta”. Para esta cita en la que el técnico  francés estará vigilado de manera estrecha por la crítica, son bajas en el PSG Marquinhos y Javier Pastore, aunque por contra vuelve tras una larga ausencia David Luiz. También estará bajo el foco una vez más Zlatan Ibrahimovic, que en los partidos de máxima exigencia no suele estar a la altura esperada.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; Isco, Jesé y Cristiano Ronaldo.

PSG: Trapp; Aurier, Thiago Silva, David Luiz, Maxwell; Verratti, Thiago Motta, Matuidi; Di María, Ibrahimovic y Cavani.

Árbitro: Marc Clattenburg (Inglaterra).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20:45.

Fuente: ElConfidencial – Deportes