Johan Cruyff explicado en aforismos

24.03.2016 – 14:31 H. – Actualizado: 2 H. Al fallecido Johan Cruyff se le recuerdan goles, regates, pases… pero también frases, sobre todo de ...

24.03.201614:31 H. – Actualizado: 2 H.

Al fallecido Johan Cruyff se le recuerdan goles, regates, pases… pero también frases, sobre todo de su etapa como entrenador. La leyenda holandesa dejó a lo largo de los años su peculiar visión del fútbol y la vida en un puñado de aforismos célebres, de entre los que hemos escogido estos cinco:

– “Si nosotros tenemos la pelota, ellos no pueden marcar”

Esta quizás es una de las más representativas de su filosofía. Sus equipos debían tener el balón, no se conformaba con nada que no fuera jugar al ataque y dominar los partidos. Y eso implicaba que el rival debía correr tras él para tener alguna opción de marcar gol. Desarrolló una idea de fútbol que en su momento mamó de Rinus Michels, el fútbol total propio de la Holanda de los 70. Cruyff aprendió de él y lo trasladó a su librillo como entrenador, fundamentando el juego del Barcelona en el ataque.

[Vea aquí: las imágenes de Johan Cruyff, el genio holandés que revolucionó el mundo del fútbol’]

– “Quiero jugadores que puedan hacer movimientos decisivos en espacios pequeños, quiero que trabajen lo menos posible para ahorrar energía para esa acción decisiva”

Cruyff consideraba que tener el balón implicaba desgaste para el rival, que era quien debía correr para intentar recuperarlo. En su filosofía, el esférico debía correr mucho y los jugadores tenían que hacer los movimientos justos para ubicarse en ventaja respecto a él y aprovechar entonces el esfuerzo para marcar. De esa idea, Guardiola perfeccionó el juego de posición que hizo a su Barça uno de los más bellos equipos de siempre. 

– “El juego sencillo es el más precioso. ¿Cuántas veces ves un pase de 40 metros cuando 20 son suficientes? La solución que parece más fácil es de hecho la más difícil”

La complejidad de lo aparentemente sencillo en el fútbol formaba parte de su pensamiento, sobre todo porque esa presunta sencillez era casi siempre el camino más rápido al buen juego y al resultado. Jugar bien no es fácil, pero Cruyff quería que sus equipos lo hicieran sencillo, porque un balón largo por norma general supone poner en riesgo la posesión de la pelota, lo cual sólo debe hacerse en los metros finales, cuando el balón ya está en el área contraria. Los movimientos de la pelota en el juego del Barça de Cruyff eran cortos, rápidos, y a la vez, aunque parezca mentira, sencillos.

Rinus Michels fue la principal inspiración de Cruyff (Cordon Press).Rinus Michels fue la principal inspiración de Cruyff (Cordon Press).

– “Al fútbol siempre debe jugarse de manera atractiva, debes jugar de manera ofensiva, debe ser un espectáculo”

En Barcelona, los años del ‘Dream Team’ cambiaron la historia del club, en ellos, el juego ofensivo y bonito se hizo norma en el Camp Nou, siempre regado de victorias y títulos como nunca antes. Cruyff nunca quiso renunciar a que los equipos de los que formó parte y a los que entrenó justificaran la entrada con un buen espectáculo.

– “Yo creo que la gente debería ser capaz de jugar en todas las posiciones del campo. Por eso es tan importante que todos escuchen durante las conversaciones tácticas. El extremo izquierdo no puede dormirse cuando el entrenador habla sobre el lateral derecho.”

La selección holandesa capitaneada por Cruyff es recordada por su ‘fútbol total’, caracterizado por la capacidad de los jugadores de ocupar diferentes posiciones y crear por tanto recursos variados de ataque y defensa. Como entrenador hizo no pocas variaciones basadas en situar a sus hombres fuera de sus lugares naturales, buscando esa variedad.

“El dinero debe estar en el campo, no en el banco”

Los últimos años de Cruyff en el Barça no fueron nada fáciles. El equipo glorioso de las cinco Ligas consecutivas se estaba desmontando y no encontraba soluciones. Por eso, cuando Núñez empezó a apretarse el cinturón en materia de fichajes, Cruyff le recordó que en el fútbol es mucho mejor que la inversión no esté cogiendo polvo en el banco, sino que se gaste en futbolistas y cantera para que los réditos que se obtengan el futuro sean mayores.

“Al fútbol se juega con el cerebro”

Antes de que Cruyff se instalara en el Barça, jugadores como Xavi, Messi e Iniesta habrían sido rechazados por su tamaño, por no dar el perfil físico de un jugador de fútbol, normalmente robusto, grande y fuerte. Pero Cruyff se dio cuenta de que el cuerpo no lo es todo, que si el balón se mueve rápido, el choque será el mínimo y, por tanto, el tamaño importaba poco. Y el balón sólo se puede mover rápido si se es inteligente, se entiende el juego, se comprende la ortodoxia de la posición. Y por eso surgieron jugadores profundamente inteligentes en el Barça.

“-Tú, ¿Qué edad tienes? -Dieciocho años. -Pues con dieciocho años a Johan Cruyff se le habla de usted”

Valdano llegó a España siendo un niño. Fichó por el Deportivo Alavés cuando no le conocía prácticamente nadie. En un partido de Copa entre el Alavés y el Barça entrenado por Cruyff, el técnico cogió un balón que venía de fuera de banda y empezó a juguetear con él. Valdano entonces le recriminó y le dijo: “Te podrían regalar a ti ese balón y darnos otro a nosotros para seguir jugando”. Entonces Cruyff, con rostro muy serio, le espetó esa conversación que le demostró que había que tenerle respeto a una leyenda como Cruyff.

“En cierto modo soy probablemente inmortal”

Ahora que su cuerpo le ha dicho basta, descubrimos que Cruyff tenía muchísima razón con ese aforismo. El día que dejó de entrenar al primer equipo del Barça, Cruyff ya era historia viva del fútbol. Había conseguido crear una filosofía de juego que hoy, 20 años después de ser destituido, sigue desarrollándose como las grandes teorías de la historia de la humanidad, pero ésta aplicada al fútbol. No en vano, muchos de los jugadores que pasaron por sus manos son hoy entrenadores: Guardiola, Koeman, Stoichkov, Ferrer, Sergi, Abelardo, Eusebio, Lopetegui, Laudrup…

Fuente: ElConfidencial – Deportes