Jorge Mendes dinamita el Valencia con Caio, pero siempre gana con el Atlético

Conectó con Jorge Mendes a las mil maravillas, que fue el que abrió las puertas del Valencia a Peter Lim. Amadeo Salvo y el agente portugués vivían ...

Conectó con Jorge Mendes a las mil maravillas, que fue el que abrió las puertas del Valencia a Peter Lim. Amadeo Salvo y el agente portugués vivían momentos de plena conexión y felicidad no hace mucho. Pero el matrimonio hace aguas por todas partes. Se ha roto por completo y la situación del club es totalmente insostenible por culpa de la fractura que se generó hace ya semanas y que con el episodio de Rodrigo Caio ha terminado por estallar. Pero a Jorge Mendes siempre le quedará el Atlético de Madrid para hacer caja -o al menos intentarlo- y el mediocampista brasileño, bajo sospecha por cuestiones físicas, tardó lo justo en plantarse en la capital para pasar un reconocimiento médico con el club rojiblanco.

Mendes apenas tuvo problemas para que Rodrigo Caio se presentara en Madrid, horas después de fracasar su fichaje por el Valencia, para dejar al jugador en manos del Atlético. El club rojiblanco, en caso de dar un paso adelante, se haría con los servicios de un futbolista que puede actuar en el centro de la zaga y por delante de la defensa, zonas que debe reforzar tras la salida de Miranda -confirmado su pase al Inter de Milán- y la próxima de Mario Suárez. Es en el centro del campo donde debe coger músculo el equipo a instancias de Simeone, que la pasada temporada vio más débil esta zona. Y en el caso de confirmarse el fichaje de Caio, Mendes volvería a hacer caja con el Atlético de Madrid. Lo habitual…

Mientras en Madrid gestaba un nuevo negocio en el Vicente Calderón, a orillas del Mediterráneo Jorge Mendes dejaba un incendio de grandes proporciones a vueltas con su cliente. Encargado de manejar casi todo en el capítulo de altas y bajas del Valencia, la fallida operación de Rodrigo Caio tuvo como resultado que la frágil estabilidad del club levantino sufriera un nuevo revés. Este casi definitivo. La guerra civil de la que ya informó este periódico hace semanas ha llegado a su momento más álgido, provocando que la continuidad de Amadeo Salvo (presidente ejecutivo) y Francisco Rufete (mánager deportivo) quede en el aire.

Amadeo Salvo y Rufete ya no tienen peso en la estructura deportiva del Valencia (EFE)Amadeo Salvo y Rufete ya no tienen peso en la estructura deportiva del Valencia (EFE)

El destino de Salvo y Rufete

La vida laboral de Salvo y Rufete ha ido empeorando con el paso del tiempo. El trío formado por Peter Lim, Nuno Espírito Santo y Jorge Mendes siempre tuvo el mando, pero con el paso del tiempo fueron quitando atribuciones a los dos primeros. El actual presidente ejecutivo -antes presidente del Valenciaapostó por la candidatura de Peter Lim para que adquiriera el paquete accionarial mayoritario del club. Jugó un papel fundamental, pero ahora se siente traicionado por el magnate. Muy unido al millonario asiático y a Jorge Mendes, ha visto cómo ambos, con el apoyo del técnico, le han dejado al margen de las grandes decisiones. No se enteró, igual que Rufete, de la operación de Rodrigo Caio, episodio que ha provocado que el club estallara en mil pedazos.

Dada la actual situación, insostenible, Amadeo Salvo y Rufete pueden abandonar el Valencia en breve. No tienen nada que hacer con el actual escenario, con sus atribuciones totalmente decapitadas porque los que mandan a la hora de elegir jugadores son Nuno y Jorge Mendes, en todo momento apoyados por Lim. Los dos primeros, a pesar de todo, han quedado en buen lugar en el fallido fichaje de Caio, pues nada tuvieron que ver en el asunto. No tanto el agente luso, ideólogo de la operación y que ha salido trasquilado. Salvo, cuando dispuso de los primeros detalles que ponían en duda el físico del jugador, no tardó mucho en hacer correr la noticia por toda Valencia. Ahora estar viviendo sus horas como integrante del club, enfrentado a los que antes consideró amigos. Lo mismo se puede decir de Rufete, con unas relaciones rotas con Nuno desde hace tiempo.

Y mientras, la vida del Atlético de Madrid continúa girando alrededor de la figura de Jorge Mendes. Tiene peso, y algo más, desde hace muchos años en la toma de decisiones como se ha comprobado con el caso mediocampista brasileño, que le iba a costar al Valencia 12,5 millones de euros más 4 en variables. Ahora habrá que escuchar el diagnóstico de los servicios médicos del club rojiblanco, después de que otros colegas aconsejaran al Valencia no acometer este fichaje. Dejando al margen a Rodrigo Caio, próximas operaciones están manos del agente portugués, como la salida de Arda Turan -Ahmet Bulut, su representante, es socio de Mendes– o el regreso de Filipe Luis.

Fuente: ElConfidencial – Deportes