Juicio por blasfemia en Dinamarca a un hombre que quemó un Corán como protesta

23.02.2017 – 19:13 H. Un hombre de 42 años será juzgado en Dinamarca por blasfemia, por haber quemado un Corán en su jardín en 2015, según informa el ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,80

23.02.201719:13 H.

Un hombre de 42 años será juzgado en Dinamarca por blasfemia, por haber quemado un Corán en su jardín en 2015, según informa el diario “The Copenhaguen Post”. El hombre, cuya identidad no ha sido hecha pública, filmó el acto y colgó el video en una página islamófoba de Facebook llamada “Sí a la libertad – No al islam”, con un mensaje que decía: “Piensa en tu vecino: cuando arde, apesta“.

Sucede que la blasfemia es un delito en el país escandinavo, aunque es la primera vez en 46 años que se juzga a alguien por este delito. La ley prohibe “burlarse de religiones y fes que sean legales en Dinamarca“. Las tres únicas ocasiones anteriores en las que se han celebrado juicios de este tipo (en 1938, 1946 y 1971) ha sido por ofensas contra el judaísmo, la primera vez, y el cristianismo, las dos siguientes. Este será el primer proceso en el que la religión damnificada sea el islam.

En 1938, cuatro personas fueron condenadas por colgar posters que se burlaban de las creencias judías. Ocho años después, se multó a dos personas por celebrar un “bautismo de burla” en Copenhague. En 1971, los demandantes trataron de llevar a juicio a los responsables de la cadena nacional RT, por haber permitido la actuación de un cantante llamado Trille, que cantó dos canciones consideradas ofensivas, una de ellas titulada “Ham Gud” (“Él, Dios”). Finalmente, los acusados fueron absueltos.

La existencia de esta ley no está exenta de polémica: en 2013, el propio Ministro de Religión, Manu Sareen, aseguró que “es obsoleta” y debería ser abolida. Sin embargo, una encuesta realizada el año anterior concluyó que el 66% de los daneses está a favor de la medida. La legislación castiga esta pena con hasta cuatro meses de prisión, aunque el fiscal se ha quejado de que, en esta ocasión, las autoridades danesas tratan de solventar la situación imponiendo solamente una multa al acusado.

Fuente: ElConfidencial.com