Karanka, cada vez más Mourinho: se gana a la afición y hasta tiene su propio Karanka

13.03.2016 – 20:15 H. Aitor Karanka no viaja a Charlton con su equipo, pero de algún modo está presente. Aparece el español en la camiseta de su entrenador ...

13.03.201620:15 H.

Aitor Karanka no viaja a Charlton con su equipo, pero de algún modo está presente. Aparece el español en la camiseta de su entrenador de porteros, Leo Percovic, que decide tomar partido y que en su pechera estén bordadas las letras AK. Lo está también en la grada, no de cuerpo presente pero sí en las voces de los aficionados que han viajado con el Middlesbrough. 

Queremos que Karanka vuelva“. Suena en la grada roja en otro decepcionante partido de los suyos. El Boro pensaba en enero que el ascenso era un trámite y ahora vive en un completo lío. Tanto es así que esta semana ha perdido contra el penúltimo y el antepenúltimo de la liga. Dos equipos de descenso tuteando al gallo de la categoría. 

Y el futuro es incierto. Algunos medios ingleses dan por hecho que el anhelo de los aficionados no se cumplirá, pero también hay informaciones que dicen que los propios jugadores creen que se puede salir de este bache. El martes hay prevista una reunión entre Karanka y Steve Gibson, el propietario, para tomar una decisión final. ¿Es sostenible en su puesto un entrenador que está en guerra abierta con los pesos pesados del vestuario? la afición cree que sí y culpabiliza a los jugadores de todo lo que está ocurriendo. El periódico local de la ciudad, llamado Gazzette, ha puesto en marcha una encuesta y el resultado ha sido un abrumador 80% en favor de la continuidad del técnico español. 

Steve Agnew, el segundo de Karanka que se hizo cargo del equipo en ausencia del español, respondió lacónico y escueto antes del partido cuando le preguntaron sobre el terremoto del Boro: “El club ha escrito un comunicado, no tengo nada más que decir”. Agnew no realizó muchos cambios en el conjunto, para bien o para mal la labor está hecha y las bases están sentada. Sigue habiendo voces que piden dos delanteros para el equipo, pero el británico se mantuvo en el 4-2-3-1 que utiliza habitualmente Karanka. El equipo, eso sí, jugó con Rhodes de titular, fichaje de invierno con pocas oportunidades y uno de los motivos de fricción entre Karanka y la directiva. 

Benítez y el Newcastle

Si hay drama en el Boro, un equipo que va segundo en su división y no está lejos de cumplir sus objetivos, lo del Newcastle ya es una película de terror. El equipo del centro de Inglaterra se ha gastado más de cien millones de euros en esta temporada y coquetea con el descenso. Es penúltimo y esta semana decidió que McClaren no les iba a sacar del hoyo. En su lugar llamaron a Benítez, que llega después de un año decepcionante en el Madrid.

Rafa Benítez posa con la camiseta del Newcastle. (Reuters)Rafa Benítez posa con la camiseta del Newcastle. (Reuters)

El entrenador español sigue teniendo un buen nombre en Inglaterra. Se le recuerda por sus años en Liverpool, su Copa de Europa y la intensidad de sus equipos. El Newcastle, en una encrucijada complicadísima para ellos, tiró del español y le dio las riendas del equipo. “Estoy aquí para dar lo mejor de mí y estoy seguro de que lo podemos hacer muy bien. Tuve ofertas del extranjero, pero cuando estaba en Liverpool siempre hablé del Newcastle, de la gran institución que es y de la pasión por este club que hay en la ciudad. “, dijo en su presentación. 

“Estoy tomando un riesgo, sí, pero creo que si todo va bien podemos hacer un buen equipo para la temporada que viene”, comentó también. Esta frase, sin embargo, tiene truco. El riesgo que toma está calculado, pues tiene una cláusula de salida que le permitirá salir del equipo en caso de descenso. No tendrá que quedarse si las urracas, un equipo con la afición más pasional de Inglaterra, bajan al farragoso Championship. 

El Newcastle está un solo punto por debajo del Sunderland, que marca el descenso, y tiene un partido disputado menos que ellos. El problema, sin embargo, es que el Swansea, que va solo un puesto por encima, está ya a nueve puntos. Si todo es normal, y con el Aston Villa deshauciado, hay tres puestos para dos equipos, y eso son muchas papeletas para esa rifa. 

El primer partido al que tendrá que enfrentarse el español es, ni más ni menos, contra el Leicester. En otras temporadas se pensaría en este duelo como una lucha por mantenerse, pero nada más lejos de la realidad, los del centro de Inglaterra son líderes y el sueño de ser campeones, quizá la mayor machada de la historia de la liga inglesa, empieza a ser posible. 

El enfrentamiento de este lunes tiene una derivada valenciana, pues no deja de ser el duelo de Benítez con Ranieri, dos técnicos que son historia en el club ché. El italiano ganó una Copa del Rey y una Supercopa, el español dos ligas. Ambos dieron al equipo su filosofía de juego, esa que habla de la garra y el espíritu, que prima la defensa sobre el ataque. Con esas armas, y en lo que queda de Premier, ambos tratarán de cumplir sus objetivos. 

Quique Sánchez Flores y el Watford

Los entrenadores españoles en la Premier son legión y dos de ellos han tenido un gran fin de semana. El más sorprendente, Quique Sánchez Flores, que consiguió que el Watford se metiese en las semifinales de la FA Cup, la competición más antigua del país. Jugará las semifinales en Wembley, un honor que en Inglaterra es casi sagrado. Está consiguiendo que un equipo que nunca se había mantenido en primera no solo vaya a quedarse en la categoría sino que, además, ha brillado más que nunca en esa competición. No es el único español que se mantiene en ese campo, pues Roberto Martínez, con el Everton, terminó de aguar la temporada del Chelsea con  su victoria en los cuartos de final. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes