Keylor Navas pasa de ser “uno de los mejores porteros del mundo” a la humillación

Se le llenó la boca de elogios cuando le presentó en sociedad como nuevo jugador del Real Madrid. Florentino Pérez aliñó su discurso de flores en la ...

Se le llenó la boca de elogios cuando le presentó en sociedad como nuevo jugador del Real Madrid. Florentino Pérez aliñó su discurso de flores en la presentación de un Keylor Navas que llegaba al club después de brillar con la selección de Costa Rica en el Mundial de Brasil. “Eres uno de los mejores porteros del mundo, dijo el presidente sobre el portero tico, recalcando que su “brillante trayectoria, talento y capacidad de trabajo te han traído al Madrid”. El jefe del Madrid no dudó entonces en pagar los 10 millones de la cláusula de rescisión que le permitía liberarse de su contrato con el Levante y cumplir el sueño de Keylor de jugar en el Bernabéu.

Un año después, el jugador más importante en la historia del fútbol de su país, sufre una constante humillación. Ya parece que no tiene nada que ver con ese “uno de los mejores” que le dijo Florentino. De hecho, ha pasado a ser un jugador absolutamente prescindible, un convidado de piedra al esperpento que está viviendo el club blanco en las últimas semanas y, en especial, en estos días. Sus horas como jugador blanco parecen tocar a su fin a la vista de los últimos movimientos. El protagonista calla mientras se entrena con sus compañeros en Melbourne, pero tiene claro que hacer las maletas puede ser la solución. Empujado a ello, como en el caso de Casillas.

Con De Gea como claro objetivo para defender la portería del Real Madrid con la condición de titular, el nombre de Kiko Casilla apareció en juego hace unos días. Joan Collet, presidente del Espanyol, no se creyó la noticia cuando apareció en los medios de comunicación, pero este sábado reconoció abiertamente que la realidad era esa, informando de una oferta de 4 millones de euros realizada por el Real Madrid. 

“Por esa cantidad ni me siento a negociar”, subrayó el dirigente, apuntando que “no aceptamos esa cantidad; se valora muy poco al jugador y al Espanyol”. Hay que recordar que son 20 millones lo que están reflejados en la cláusula de rescisión de Casilla y evidentemente Florentino quiere rebajar todo lo que pueda esa cantidad, aunque como pasó con Keylor, si tiene que pagar 10 millones o más, los pagará para tener a un portero de categoría sentado en el banquillo.

Entrenamiento del real madridEntrenamiento del real madrid

Porque si hay una cosa clara es que el potencial fichaje de Casilla no sería un parche por si finalmente el United se pone muy duro y no permite a De Gea firmar por el Madrid. En absoluto, son dos operaciones separadas. Casilla llegaría para asumir el rol que precisamente tiene ahora el costarricense, es decir, suplente de un portero titularísimo, en este caso, de De Gea, el cual el Madrid sigue muy confiado en poder conseguir.

Y por supuesto, Keylor Navas no tiene ningún tipo de hueco en esa situación. Es decir, el Real Madrid se está guardando las espaldas porque sabe perfectamente que Keylor no está dispuesto a pasar otra temporada como la que ha vivido en el Bernabéu. Para una de las grandes revelaciones del Mundial de Brasil, jugar apenas 11 partidos de 59 que disputó el equipo blanco en la 14-15 es muy poco, sobre todo sabiendo que tiene un muy buen cartel fuera de la Casa Blanca donde sería titular indiscutible.

Fuente: ElConfidencial – Deportes