Kiko Casilla, un 'por si acaso' del Real Madrid antes del órdago por De Gea

Formas aparte, el Real Madrid solventó el difícil reto de desprenderse de Iker Casillas. Tras ese puerto ha llegado otro más fácil, la contratación de Kiko ...

Formas aparte, el Real Madrid solventó el difícil reto de desprenderse de Iker Casillas. Tras ese puerto ha llegado otro más fácil, la contratación de Kiko Casilla, que sirve para recuperar energías antes de afrontar el más duro de todos: fichar a David de Gea. Con todas las energías disponibles para este último objetivo, en el club de Chamartín tienen la sensación de que -en el peor de los casos- ya cuentan con dos guardametas de garantías para esta temporada, Casilla y Keylor Navas. El costarricense es el señalado por el club y si el portero del Manchester aterriza en Chamartín, Navas (titular este sábado frente a la Roma) deberá buscarse otra portería que defender.

Que el Madrid desee contratar a De Gea a toda costa no significa que vayan a tirar la casa por la ventana por un futbolista que el año que viene queda libre y, por tanto, llegaría gratis. El club merengue tiene un compromiso adquirido con el exrojiblanco por el cual si no se llega a vestir este año de blanco deberán indemnizarle con 5 millones. Más allá de la cifra es significativo el compromiso existente por hacerle jugar sí o sí en el Bernabéu… pero con Van Gaal han topado. El equipo inglés contrató el año pasado a Ángel di María por 75 millones de euros tras una negociación en la que el Madrid no se bajó del burro; ahora la situación es directamente proporcional pero con los papeles cambiados y De Gea en el centro de las conversaciones.

La partida, algo más favorable al Madrid

“No me imaginaba volver al Madrid”, quizás en Manchester tampoco esperaban un movimiento similar. Con la tranquilidad que supone tener a dos metas de garantías como Navas y Casilla, el Madrid afronta las negociaciones en diferente situación a la de hace unas horas. Esta contratación por 6 millones de euros inclina un par de grados la balanza en favor de los blancos con respecto a los Diablos Rojos. ‘Tú mismo, o me llevo ahora a De Gea por un puñado de millones, o el año que viene gratis…’, la partida de cartas ha adquirido un escenario ligeramente diferente.

Kiko Casilla, un ‘por si acaso’ del Real Madrid antes del órdago por De Gea

Y todo por la contratación de un viejo conocido de la casa. Kiko Casilla comenzó su carrera en el Nástic de Tarragona, desde donde saltó al Real Madrid a la edad de 14 años. Seis temporadas formándose en el conjunto merengue para tocar el mismo techo que todos los canteranos privilegiados posteriores a Iker Casillas: tercer portero de la primera plantilla, en este caso en la temporada de Fabio Capello. A la vuelta del verano de 2007 debió abrirse otros camino para continuar su progresión con las cesiones al Espanyol B (esa temporada disputa con el primer equipo cuatro partidos), al Cádiz (dos temporadas, una en 2ªB y la siguiente en 2ª) y al Cartagena (2ª), para volver al club periquito en el verano de 2011 ya con el primer equipo. El primer año disputó 16 encuentros, el segundo 21 y, en estas dos últimas campañas, se convierte en dueño y señor de la portería… tanto que ya es el tercer preferido para Vicente del Bosque.

Mourinho le echó el ojo, no el guante

En 2012, cuando todavía debía afianzarse de blanquiazul, Jose Mourinho preguntó por su situación para su Real Madrid ya que el meta finalizaba contrato en julio de aquel año. No era la primera vez que el técnico luso le echó el ojo ya que cuando estaba en el Chelsea (y Casilla pertenecía al Madrid) también le quiso.

A lo largo de este sábado, Kiko Casilla se unirá a una plantilla que hace pocos días abandonó su referencia, su ídolo, Iker Casillas. “Se ha ido una leyenda, el mejor portero de la historia, pero ahora es mi oportunidad”, señaló este viernes. El tarraconense de 28 años y 1.92 metros de altura se las verá, por lo pronto, con Keylor Navas, la flamante adquisición de hace un año que no ha convencido en la zona noble del club la pasada campaña. Gustos de la directiva al margen, en el nuevo debate creado entre Keylor o Casilla (supuestamente) deberá tomar parte Rafa Benítez y Xavi Valero, el entrenador de porteros del técnico madridista.

PD: “No me gusta ver un debate que tiene que dejar de ser un debate. Mi responsabilidad es hacer entender a la gente que todo el madridismo tiene que echar una mano a quien juegue en lugar de Iker”. Rafa Benítez, este viernes en Melbourne, horas antes del fichaje de Casilla.

Fuente: ElConfidencial – Deportes