Kroos y Modric comienzan a levantarse

07.02.2016 – 05:00 H. Zidane no va a reconocer jamás que ha habido un cambio en el Real Madrid desde que él es el entrenador del primer equipo. Primero ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

07.02.201605:00 H.

Zidane no va a reconocer jamás que ha habido un cambio en el Real Madrid desde que él es el entrenador del primer equipo. Primero porque no quiere menospreciar, al menos no demasiado, el trabajo previo realizado por Benítez; y segundo, porque tampoco quiere echarse flores antes de tiempo, porque hasta el momento ha goleado en el Bernabéu pero se estrelló en Sevilla (ojo, que históricamente empatar en el Villamarín es algo que puede pasar). Pero hay algo que le debemos otorgar al técnico francés, al debutante que tiene sobre sus hombros el peso del mejor club del siglo XX según la FIFA. Eso no es otra cosa que la determinante recuperación de los dos jugadores con una importancia vital: Kroos y Modric.

La trascendencia de los dos centrocampistas del Madrid es enorme, mayor probablemente al acierto goleador de los tres de arriba. Si ellos no están bien, si no están bien colocados, si han tenido problemas físicos, o demás problemáticas, el Madrid se resiente enormemente. Y eso ha venido pasando durante el último año. Kroos, acostumbrado a su periodo vacacional invernal, acabó con las piernas más pesadas que las de la estatua de Abraham Lincoln. Y una parte de la pierna de Modric se quedó en el Giuseppe Meazza. El Madrid, evidentemente, dejó de ser ese equipo que parecía invencible, que ganó 22 partidos de 22 jugados. Se quedó sin títulos después de ganarlo casi todo. Y tiempo después, con otro entrenador, tampoco mejoró la cosa.

¿Por qué Kroos acabó exhausto ya antes de Navidad? ¿Por qué cuando no estaba Modric el Madrid era un equipo más bien vulgar? Porque el entrenador en cuestión no tenía unas alternativas a la altura de los titulares. Illarramendi, Lucas Silva y demás opciones secundarias no convencían a nadie. Casemiro y Kovacic, sin embargo, sí lo hacen. Y de eso se está aprovechando ahora Zidane. Porque otra cosa no, pero Benítez sí le ha dado cancha a los nuevos, no como el francés, que apenas les ha hecho jugar nada más que un ratito a cada uno. 

Si se está pudiendo permitir ese lujo de no rotar ahora es posible gracias a que el Madrid no está jugando la Copa del Rey (sin dudarlo, preferirían jugarla pero oye, no hay mal que por bien no venga, dicen por ahí), y porque Casemiro y Kovacic han tenido algo de cancha previamente y los titulares han tenido ciertos momentos para estar tranquilos en el banquillo.

Desde que está Zidane, Carvajal ha visto aumentada su participación en el juego (Cordon Press).Desde que está Zidane, Carvajal ha visto aumentada su participación en el juego (Cordon Press).

La importancia de los laterales

Entonces, si participaron aunque fuera levemente en las rotaciones de Benítez, ¿por qué su rendimiento no era el mejor? Es categórico que el estilo de juego del Madrid ha cambiado con Zidane. Y esa permuta ha beneficiado ostensiblemente a Kroos y Modric. Para empezar, Zidane realizó una pequeña variación táctica mucho más importante de lo que parece: Kroos ya no es el pivote posicional y Modric el interior derecho. Son un doble pivote cuyos dos miembros tienen las mismas obligaciones y derechos. Antes, la función de la salida del balón era exclusiva para Kroos, ahora se reparte; igual sucede con el giro hacia la defensa, son los dos los que cubren el espacio entre la medular y los centrales. Y al estar más centrados ambos, crece la importancia también de los laterales en la creación, y por ello también resulta indispensable la participación de Carvajal, que entiende más el juego de posición que Danilo. Sin el canterano, el Madrid sufrió lo indecible para crear juego ante el Betis.

Pero además de la táctica, también importa el desarrollo de la idea. Porque, ¿se imaginan a Busquets, Iniesta y Rakitic teniendo que defender más que atacar? Se perdería su estilismo técnico y creativo. Es por eso que Guardiola le dio una importancia enorme a la presión inmediata tras pérdida. “Me gusta jugar, tener la posesión de balón y cuando no la tienes la mejor manera para volver a tenerla es presionar. No dejar al rival jugar”, dijo Zidane este sábado. El Madrid, con él, tiene más posesión y con ella, Modric y Kroos se sienten más liberados de la parcela defensiva, no tienen que estar corriendo tras el balón. 

El buen momento de ambos es en parte obra de Zidane, pero también de Ancelotti, el primero que tuvo que juntarlos y que los perfeccionó, y de Benítez, que les ha dado algo de descanso que resultará básico. Perpetuarlo será responsabilidad de Zidane, y tendrá que empezar a hacerlos funcionar también fuera de casa. La primera prueba es en Los Cármenes.

Alineaciones probables:

Granada: Andrés Fernández; Foulquier, Lombán, Ricardo Costa, Biraghi; Rubén Pérez, Dux, Rochina; Success, Peñaranda; y Barral.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; James, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño).

Estadio: Nuevo Los Cármenes.

Hora: 20:30.

Fuente: ElConfidencial – Deportes