La AFE considera que los jugadores son “las víctimas” de las primas a terceros

11.05.2016 – 05:00 H. Última jornada de Liga. Primas a terceros. Son dos expresiones que van siemre acompañadas irremediablemente. Se ha hablado tanto de ...

11.05.201605:00 H.

Última jornada de Liga. Primas a terceros. Son dos expresiones que van siemre acompañadas irremediablemente. Se ha hablado tanto de ellas que las tenemos presentes aunque nunca hayamos tenido constancia de su verdadera existencia. Como las meigas en Galicia. Bueno, en realidad sabemos que existen, pero de alguna manera se convirtieron en un tema tabú, como cualquier acción ilegal que se produzca en el fútbol. “Me dijo: Este es el dinero prometido por ganar al Madrid. No me dio más pistas ni yo le pregunté nada más”, dijo Toño Hernández, capitán del Tenerife que le quitó la Liga al Real Madrid en 1992, en una entrevista en ‘El Larguero’. Y añadía: “No entiendo por qué puede ser ésto un delito, ya que es una prima por ganar, nunca por perder. Aquí en la isla algunos empresarios nos suelen premiar con donativos tras una victoria importante”.

[El desenlace de la Liga, cuestión de nobleza]

Sin embargo, cuando este hecho se le trae a la memoria a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), el mensaje que trasladan es que “estamos hablando de 1992. El fútbol ha cambiado mucho”. Xavier Oliva, exportero del Castellón y Valencia, entre otros, es ahora gerente de AFE y tiene bajo su responsabilidad tratar este tema de las primas a terceros. Lo primero que quiere destacar Oliva es que los futbolistas “son las víctimas de esto”. “La pregunta debe ser de dónde viene esto, quién puede tener intereses en este sentido”, dice.

“Las primas a terceros no existen”

Pero, en realidad, el sindicato de jugadores se siente verdaderamente tranquilo con lo que supuestamente se viene en la última jornada de Liga. “Estamos muy tranquilos por dos motivos: el primero, que todos los jugadores saben que es algo ilegal, para nosotros, las primas a terceros no existen”, dice Oliva, convencido de que la ilegalidad, por ser en sí misma una trampa, no se va a realizar en ningún caso. Eso sí, de producirse, serían “los primeros en denunciarlo”. Aunque dicen que no pueden revelar si algún jugador ha denunciado ante ellos algún intento de soborno.

“No tenemos constancia de que haya habido nunca. Hasta que no se demuestre lo contrario, estoy seguro de que los jugadores son limpios”, comenta. En la AFE están convencidísimos de que en el fútbol, pese a la globalización del negocio y la necesidad constante de encontrar nuevas vías de ingresos económicos, “los valores del deporte cada vez están más presentes en los jugadores. Según dice Oliva, es “el club el que necesita los resultados, el jugador está fuera de la ecuación”. Y reconoce insistentemente en que un reparto más equitativo de los ingresos por televisión, ayudarían a eliminar toda esta problemática. “El principal problema es el tsunami económico que supone descender de categoría“, asegura.

Rubiales, en un acto de AFE (EFE/Victor Lerena).Rubiales, en un acto de AFE (EFE/Victor Lerena).

Los regalos se aceptan

Sin embargo, el presidente de la AFE, Luis Rubiales, ya dijo en 2014 que él como jugador siempre ha salido a ganar, pero que no le importaba “si alguien hacía algún regalo”, después de asegurar que habían pedido a la LFP que regulasen las primas a terceros para “evitar que se defraude a Hacienda y que se mueva dinero negro”. Xavi Oliva interpreta aquellas palabras de esta manera: “Lo que dijo Rubiales fue que en aquel momento no eran ilegales, lo cual no significase que estuviera de acuerdo con que hubiera primas a terceros. En todo momento, AFE ha dicho que las primas son ilegales”.

Con incentivos no habría primas

Oliva asegura que desde el sindicato no quieren cambiarlo. “Somos partidarios de que la propia competición genere incentivos para que desde la jornada uno hasta la última, ya sea en Primera o en Segunda, cualquier club tenga necesidad de ganar”. 

Otra de las opciones que ofrece la AFE para que dejen de existir (o, según ellos, sigan sin existir) las primas a terceros, sería crear unos incentivos a los clubes y jugadores durante todo el año. “El de la Champions League nos parece un sistema fantástico. Hasta el último momento puedes conseguir algún beneficio económico para el club y deportivo para los jugadores. Si se consigue hacer que en las últimas jornadas todo el mundo tenga algo que jugarse, todo esto desaparecería. Además, también proponemos que por quedar en ciertos puestos, los clubes estén exentos de jugar la primera ronda de la Copa del Rey”, sugiere Oliva. 

Pero, ¿y si hay casos en los que, pase lo que pase, el club no variara su posición en la tabla? “Hay que olvidar la idea de que si un equipo no se juega nada, el futbolista levanta el pie del acelerador, porque en el momento en que rueda el balón, el jugador va a muerte, no se piensa en otra cosa”. “El futbolista tiene a su alrededor muchas opiniones sobre lo que él hace, y es algo con lo que sabe vivir”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes