La campeona del mundo se abona al 'falso 9' para flanquear el muro ucraniano

12.06.2016 – 05:00 H. La triunfal despedida de Miroslav Klose del combinado nacional en Río de Janeiro puso, sin saberlo, en un inesperado aprieto a ...

12.06.201605:00 H.

La triunfal despedida de Miroslav Klose del combinado nacional en Río de Janeiro puso, sin saberlo, en un inesperado aprieto a Joachim Löw. Tanto que, pasados un par de años, el seleccionador alemán sólo dispone de un ariete puro y duro, Mario Gómez, entre sus mesnadas para tratar de emular el camino trazado por España y sumar a la corona mundial obtenida en Brasil un nuevo título continental que añadir a los tres que guarda en sus vitrinas (1972, 80 y 96). 

[Horarios y televisiones de todos los partidos de Alemania en la Eurocopa]

A pesar de que el centro delantero de origen español del Besiktas ha sido un fijo en las alineaciones de Löw, la fortaleza física de Ucrania, su primer enemigo en suelo galo, le ha convencido para tirar de un recurso cada vez más socorrido en los equipos de corte y confección: el del falso punta. Aunque no lo haya confirmado abiertamente, el seleccionador germano tiene decidido saltar al césped del Pierre Mauroy sin un referente en vanguardia. Será Mario Götze, el autor del tanto que les dio el cuarto entorchado mundial en Maracaná, quien actúe como ‘infiltrado’ entre Khacheridi y Rakitsky, las torres eslavas que custodiarán el marco de Pyatov, con el claro objetivo de crear espacios a la brillante línea de media puntas que comanda el genial Ozil. “Uno nunca tiene un rival fácil en el primer partido. Y este partido es particularmente peligroso. Los ucranianos son muy robustos . Tenemos que acostumbrarnos a ganar los duelos individuales. Debemos ser firmes y duros. Cometeríamos un grave error si confiáramos únicamente en nuestra habilidad técnica contra ellos”, advirtió un preocupado Löw.  

Bierhoff y Hummels, durante un entrenamiento de Alemania. (EFE)Bierhoff y Hummels, durante un entrenamiento de Alemania. (EFE)

Problemas en defensa

Y no es el único. La irregular marcha de la ‘Nationalmannschaft’ en la fase clasificatoria y, sobre todo, la plaga de lesiones que, de un plumazo, les ha privado de Reus, Rudiger y Gundogan (Schweinsteiger y Hummels siguen entre algodones, lo que dificulta aún su presencia en el once), ha generado un clima escéptico en el país de los Nibelungos. No es que duden de que Alemania vaya a superar esta primera manga del torneo, por más que se las verán en el segundo partido con una Polonia que ya les batió en buena lid camino de Francia, pero no son pocos los que piensan que si el equipo no activa de inmediato su arma tradicionalmente más efectiva, la de la competitividad, podrían acabar sufriendo un revés irreversible cuando lleguen a los cruces de la segunda fase. 

[Así llega Alemania a la Eurocopa]

Volviendo al tema lesiones, Löw parece haber despejado la duda de quién suplirá la baja del central Rudiger. Después de darle muchas vueltas, el estratega de Schönau confiará en el valencianista Shkodran Mustafi para ocupar el costado izquierdo del centro de la zaga, con lo que el comodín Höwedes pasará al carril derecho.  

Ucrania, por su parte, echará mano de la habilidad de sus dos mejores hombres, el sevillista Konoplyanka y Yarmolenko, para buscarle las cosquillas a un equipo, el alemán, que presume de ser el único que nunca ha caído en un estreno de Eurocopa. Pero las estadísticas están para romperlas. De recordárselo a los ucranianos se encargó quien quizás sea (con permiso de Oleg Blokhin) el más ilustre de sus jugadores: Andrei Shevchenko. El ahora ayudante del seleccionador Fomenko aprovechó que se cumplía el cuarto aniversario del primer triunfo ucranio en una fase final (sobre Suecia con dos goles del ex del Milan dando la vuelta al marcador) para insuflarles ánimos de cara a un partido en el que parten de víctimas propiciatorias. “Puede que seamos más débiles que ellos individualmente, pero podemos superarles como colectivo. Tenemos que tratar de ser muy compactos en nuestros movimientos defensivos y buscar rápidas contras, algo que siempre se nos ha dado muy bien”. Palabra de Balón de Oro.

Alineaciones probables:

ALEMANIA (4-2-3-1): 1 Neuer; 4 Höwedes, 17 Boateng, 2 Mustafi, 3 Hector; 6 Khedira, 18 Kroos; 13 Müller, 8 Ozil, 11 Draxler; 19 Götze.
ENT: Joachim Löw (ALE)

UCRANIA (1-4-2-3-1): 12 Pyatov; 17 Fedeckyi, 3 Khacheridi, 20 Rakitsky, 13 Shevchuk; 6 Stepanenko, 19 Garmash; 7 Yarmolenko, 14 Rotan, 10 Konoplyanka; 8 Zozulya. 
ENT: Mykhailo Fomenko (UCR)

ARBITRO: Martin Atkinson (Inglaterra)
ESTADIO: Pierre Mauroy (Lille), 21.00h

Fuente: ElConfidencial – Deportes