La 'cholina' en el Camp Nou despertó al Atleti

05.04.2017 – 05:00 H. Si uno echa un vistazo hoy a la clasificación, vemos en la tercera posición al Atlético de Madrid. En un principio, ese no era el ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

05.04.201705:00 H.

Si uno echa un vistazo hoy a la clasificación, vemos en la tercera posición al Atlético de Madrid. En un principio, ese no era el lugar que había planteado la dirección técnica del club como objetivo final. Por primera vez en estos años con Simeone en el banquillo, se dijo que había que luchar por la Liga, por el título que se ganó en 2014. Lo dijo el propio Cholo, pero la temporada ha colocado a la plantilla rojiblanca en el mismo camino del resto de campañas con el argentino, es decir, quedar por detrás de los dos grandes del fútbol español, que se disputarán la consecución del torneo de la regularidad. Y, pese a esta realidad, volver a ser tercero va a acabar siendo un éxito.


Alonso Castilla

Aunque firmó un nuevo contrato el pasado mes de agosto, blindar todavía más al defensa del Atlético de Madrid se hace necesario ante el interés de muchos y poderosos clubes

Hace cinco fechas ligueras, el Atlético estaba cuarto. Veía de lejos al Sevilla, que tenía más la vista puesta en el primer lugar de la clasificación que en luchar por no perder el último puesto directo a la fase de grupos de la Champions. Había nueve puntos de distancia entre los dos conjuntos, en una pelea muy dispar. De hecho, el Atlético veía más amenazado su lugar por la Real Sociedad y la tensión por permanecer entre los cuatro primeros aumentaba. El Sevilla se mantenía firme, hasta que se encontró con Shakespeare. El Leicester los echó de la Copa de Europa y desde entonces no han levantado cabeza, en absoluto.

En cinco jornadas, el Atlético ha dilapidado esa desventaja y, a falta de lo que haga el conjunto hispalense en el Camp Nou, les supera ya en tres puntos. Pleno de triunfos colchoneros que han valido 15 puntos y un desastre de racha sevillista, con solo tres puntos. Y la dinámica de uno y otro indica que el revolcón por el tercer puesto va a continuar y a asentarse en las próximas jornadas.

Pero no se comprende esa caída libre en la que está inmerso el Sevilla si no se explica qué le ha pasado al Atlético de Madrid. Todo empezó en el Camp Nou y en otra competición. El Atlético tenía que remontar un 1-2 y se encontraba al descanso perdiendo por 1-0 jugando un mal partido. Después de esa pausa de quince minutos, nada ha vuelto a ser lo mismo. Esa charla de Simeone cambió la dinámica y, lo más importante, la mentalidad de los futbolistas. No tuvo nada que ver una parte con otra. Los rojiblancos buscaron dar la vuelta a la eliminatoria y estuvieron muy cerca de hacerlo. No pudo ser, cayeron eliminados. Aun con ello, despertaron por fin de su letargo.

Filipe marcó por segunda jornada consecutiva. (EFE)Filipe marcó por segunda jornada consecutiva. (EFE)

Los rojiblancos acarreaban una temporada llena de altibajos. Durante esas semanas de Copa, estuvieron cerca de tirar todo el curso por la borda con partidos muy flojos y resultados que alejaban no ya el título, sino hasta la Champions. Y desde aquel empate doloroso se han jugado nueve partidos de Liga y ha sumado siete victorias y un empate, el día del golpe que acabó con Torres en el hospital, con la única derrota, también contra el Barça, en el Calderón. Un salto cuantitativo que supone un cambio cualitativo inmenso de cara a la próxima campaña. No habría tenido nada que ver debutar en el Metropolitano en Europa League que en Champions League. Ni empezar la temporada mucho antes para preparar una ronda previa europea.

La porfía seguirá siendo, de aquí a mediados de mayo, con el Sevilla, pero inmediatamente hay una fecha que supondrá una cisma en el devenir rojiblanco. El sábado se juega un Real Madrid-Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu. El derbi aparece en el horizonte atlético en el mejor momento. La ida supuso el primer gran batacazo del año, un repaso blanco que hizo temer por las aspiraciones colchoneras. 19 jornadas después, la lucha sigue siendo la misma que entonces, pero con una perspectiva muy diferente.


Gonzalo Cabeza

Torres jugó contra el Sevilla después de que el técnico impidiese su reaparición contra el Leverkusen. Son dos emblemas rojiblancos, lo que a veces obliga al aficionado a tener que elegir

Y no es que el Atlético esté haciendo un fútbol especialmente brillante. Va por días. En Granada y en Málaga, el equipo ganó por el mismo oficio y tesón que le ha mantenido arriba de forma perenne en el último lustro, pero ante el Sevilla y la Real ha lucido de nuevo esa vivacidad que todos sabemos que tiene el Atleti pero que aparece con cuentagotas. Los partidos grandes han sido cal y arena. Buen juego ante el Barça y derrotas; un triunfo grandioso ante el Bayern y un mal partido en Múnich. Gana y pierde ante el Sevilla. Desastre ante el Madrid… ¿y ahora?

Fuente: ElConfidencial – Deportes