La CNMC abre expediente sancionador a Villar para rescatar a los entrenadores

29.10.2015 – 05:00 H. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto expediente sancionador a la Real Federación Española de ...

29.10.201505:00 H.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto expediente sancionador a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por su negativa a otorgar las llamadas licencias UEFA -las cuales permiten ejercer la profesión de entrenador fuera de España- a técnicos que están en posesión de un título oficial, pero que no han obtenido la formación a través de la RFEF o sus territoriales. La federación expedientada tiene 15 días para presentar alegaciones.

LA CNMC toma esta decisión tras la denuncia de la Cenafe (Centro Nacional de Formación de Entrenadores) y en virtud de un informe al que ha tenido acceso El Confidencial. El Consejo Superior de Deportes (CSD) lleva años recibiendo numerosas denuncias de escuelas de entrenadores y de algunos de estos a título particular. Los técnicos, al igual que los rectores del deporte español, que siempre lo han considerado algo ilegal, consideran que la RFEF y sus territoriales monopolizan la impartición de los títulos y dificultan su trabajo cuando se marchan a entrenar a otros países. 

Según Competencia, “resulta evidente que estas actuaciones son distorsionantes de la competencia en el sector”. El pasado mes de junio, la CNMC ya advirtió de que la federación presidida por Villar podría estar incumpliendo la Ley del Deporte de 1990 y otras disposiciones nacionales y comunitarias. Además, este mismo organismo alertó de que el sistema de expedición de licencias impuesto por la RFEF “repercute en una menor calidad del sector y un perjuicio para el consumidor”.

El duro informe de la CNMC sobre las condiciones de acceso y ejercicio de la profesión de entrenador de fútbol en competiciones deportivas reprocha además que el organismo presidido por Ángel María Villar cobre cuotas de entre 750 y 1.500 euros o de hasta el 3% del contrato por la expedición de las licencias de entrenadores procedentes de escuelas privadas y que, sin embargo, establezca bonificaciones cercanas al 100% cuando la titulación se obtiene en centros formativos dependientes de la RFEF o de sus federaciones asociadas de ámbito autonómico.

Ángel María Villar y Miguel Cardenal, presidentes de la RFEF y del CSD. (EFE)Ángel María Villar y Miguel Cardenal, presidentes de la RFEF y del CSD. (EFE)

El informe, aprobado por la Sala de Competencia del Consejo de la CNMC, había sido solicitado el 29 de abril por Miguel Cardenal, presidente del CSD, tras haber recibido numerosas quejas de los afectados. Entre ellos destaca la mencionada Cenafe, presidida por Miguel Galán, único candidato declarado a disputarle la presidencia de la RFEF a Villar. “La existencia de cuotas elevadas supone una barrera injustificada y claramente regresiva, que perjudica a los individuos con menos recusos económicos”, denunció la CNMC, quien además considera que se está beneficiando a unos centros (los adscritos a la Federación) en perjuicio de otros (los no adscritos).

Partiendo de la premisa de que la RFEF no puede negarse a reconocer un título, la CNMC considera que “se obstaculiza la competencia entre profesionales, se distorsiona la competencia entre centros formativos por ese carácter discriminatorio de las cuotas. Si estas fueran idénticas para todos los técnicos independientemente del origen de su formación, se permitiría una libre competencia entre ellos. De esta forma, se podría comprobar qué centros son capaces de aportar una mejor formación a los técnicos”.

“No parece justificado excluir a profesionales legalmente reconocidos”, señala la Comisión, que además advierte de que “la negativa a la concesión de las licencias UEFA puede presentar implicaciones negativas desde la perspectiva del mercado interior de la UE”. Y es que la libre prestación de servicios “no puede menoscabarse por una interpretación restrictiva y aparentemente injustificada del currículo formativo aportado por centros no adscritos a la RFEF, máxime cuando estos centros están legalmente reconocidos a todos los efectos”, apunta la CNMC.

Por último, este organismo cree que “debería efectuarse una relectura de la exigencia de licencia”, y recomienda una reforma en profundidad de la normativa relativa a la actividad de entrenador de fútbol, “partiendo del principio general de libertad de acceso”. Toda vez que el organismo que preside Ángel María Villar no tiene por costumbre aceptar recomendaciones de nadie, Competencia no lo ha dudado y le ha abierto un expediente sancionador que debe suponer el ‘rescate’ de los entrenadores españoles de fútbol. “Partiendo del principio general de libertad de acceso y ejercicio de las mismas, la libertad de empresa está reconocida constitucionalmente”, sentencia la CNMC

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: