La Comisión Europea amenaza a Polonia con privarle del derecho a voto en la UE

La reunión de Comisarios Europeos de esta mañana ha terminado tal y como se esperaba: con una amenaza a Polonia por el paquete de medidas que el Gobierno ultraconservador del Partido Ley y Justicia (PiS) está tratando de impulsar para someter el poder judicial a la autoridad del ejecutivo. “Si el Gobierno sigue adelante minando la independencia de la judicatura y el estado de derecho, no tendremos otra opción que poner en marcha el Artículo 7“, ha dicho la Comisión. En un comunicado hecho público tras la reunión, el organismo asegura que su aplicación sería “inmediata” si Varsovia despide o fuerza la retirada de jueces del Tribunal Supremo del país.

La institución le da un mes de plazo al país para que lleve a cabo las iniciativas legales necesarias para que la reforma judicial que impulsa Varsovia esté -al contrario que la aprobada este mes- en línea con el espíritu y la normativa europea. “Una judicatura independiente es una precondición esencial para formar parte de nuestra Unión. No podemos aceptar un sistema que permite despedir a jueces a voluntad”, ha dicho la Comisión.

Daniel Iriarte

El Senado ha aprobado una polémica ley para someter a la judicatura al poder ejecutivo. Pero esta vez podría haber represalias desde una UE que asiste consternada a este deterioro democrático

Daniel Iriarte

El Senado ha aprobado una polémica ley para someter a la judicatura al poder ejecutivo. Pero esta vez podría haber represalias desde una UE que asiste consternada a este deterioro democrático

En ese sentido, Frans Timmermans, el vicepresidente de la Comisión, ha señalado que la decisión del presidente polaco Andrjez Duda de vetar dos de las tres leyes promovidas por su propio Gobierno, aparentemente llevado por las amplias protestas callejeras de las últimas semanas, no es suficiente. “En esta semana algunas cosas han cambiado en Polonia y otras no”, ha tuiteado. “La mano de la Comisión sigue tendida a las autoridades polacas con la esperanza de un diálogo constructivo”, ha dicho también.

Manifestación nocturna junto al Tribunal Supremo para protestar contra la reforma judicial, el 25 de julio de 2017. (Reuters)Manifestación nocturna junto al Tribunal Supremo para protestar contra la reforma judicial, el 25 de julio de 2017. (Reuters)

El veto húngaro, la clave de todo

La aplicación del Artículo 7 supondría la retirada a Polonia del derecho a voto en las instituciones europeas. Sin embargo, no está claro que la CE pueda llevar a cabo su amenaza. Para ello se necesita la aprobación unánime de todos los estados miembros, y ahí el PiS cuenta con un aliado estratégico: el húngaro Viktor Orbán, cuyo país ha seguido una trayectoria autocrática similar, aunque durante un período más largo. “Va en interés de Hungría, en interés de Europa, y en interés de la amistad polaco-húngara, que esta Inquisición contra Polonia no tenga nunca éxito”, declaró Orbán el sábado durante un encuentro con simpatizantes de la minoría húngara de Transilvania, en el que aseguró que Timmermans es “el principal inquisidor”.

Daniel Iriarte

Cómo ha cambiado el primer ministro húngaro su país

Daniel Iriarte

Cómo ha cambiado el primer ministro húngaro su país

Tal vez envalentonado por ello, el Gobierno polaco parece empeñado en seguir adelante con su polémica iniciativa. “El Gobierno no abandona el camino de las reformas en la Justicia, vamos a luchar para lograr los cambios necesarios y que se implementen tan pronto como sea posible”, ha declarado el ministro de Defensa, Antoni Macierewicz. Por su parte, la primera minsitra, Beata Szydlo, afirmó el lunes que el Ejecutivo no puede “ceder ni a la presión de la calle ni del extranjero” y recordó que su partido, Ley y Justicia, tiene una mayoría estable y cumplirá su programa.

La reforma de la judicatura, de hecho, parece ser una de las principales demandas de la sociedad polaca. Tanto, que la oposición ha asegurado que presentará su propio proyecto al respecto. El principal partido opositor, la Plataforma Cívica (PO), ha anunciado que trabajará junto con el Partido Moderno y el Partido del Pueblo Polaco (PSL) para discutir qué cambios deben hacerse mediante consultas con expertos, según informa la agencia polaca PAP.

Fuente: ElConfidencial.com