La explotación sexual de menores por turistas, en un nivel histórico

12.05.2016 – 16:36 H. Los abusos a menores han crecido en los últimos años hasta convertirse en un “fenómeno endémico” mundial favorecido por ...

12.05.201616:36 H.

Los abusos a menores han crecido en los últimos años hasta convertirse en un “fenómeno endémico” mundial favorecido por el incremento del número de viajes de negocios en lugares hasta ahora remotos, revela un estudio presentado hoy en el Congreso de EEUU. El informe de ECPAT International, la mayor red dedicada a combatir la explotación sexual infantil, describe las tendencias del “turismo sexual en diferentes partes del mundo y alerta de que el perfil de quienes abusan de menores ya no se limita al de hombre blanco, occidental, adinerado y de mediana edad.

De esta forma, ya no hay un “perfil típico” de abusador y los crímenes son perpetrados en muchos casos por individuos que viajan dentro de su país o de la región y ven facilitadas sus actividades por Internet y la tecnología móvil, que les permite mantenerse en el anonimato.

El Sureste Asiático sigue siendo una de las regiones donde se concentra la explotación sexual de menores por turistas y, en la actualidad, suele producirse para los niños varones en la calle y para las niñas en burdeles y otros establecimientos, detalla la investigación de la ONG. Por otro lado, en América Latina los abusos a menores se han incrementado con el aumento del turismo, que se ha cuadruplicado desde 1980.

Las tres cuartas partes de los turistas que viajan a América Latina provienen de Estados Unidos y Canadá, los países “de demanda” que suelen “enviar” al mundo a los individuos que huyen de las duras legislaciones de sus países y perpetran los abusos sexuales en naciones con legislaciones más laxas, explica el estudio.

La investigación de ECPAT International, que se presentará hoy en el Congreso de EEUU, ha sido financiada por el Ministerio de Exteriores holandés con apoyo de la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional y de la Fundación Oak, dedicada a abordar diferentes problemas sociales y medioambientales. La publicación del estudio coincide con el 20 aniversario del primer Congreso Mundial sobre la explotación sexual de Niñas, Niños y Adolescentes, celebrado en Estocolmo (Suecia) en agosto de 1996. 

Fuente: ElConfidencial.com