La extraña invasión de algas marinas que azota las playas del Caribe

La llegada masiva de algas pardas a las playas del Caribe amenaza con torpedear toda la temporada turística en la región. Costas míticas como Varadero ...

La llegada masiva de algas pardas a las playas del Caribe amenaza con torpedear toda la temporada turística en la región. Costas míticas como Varadero (Cuba), Cancún (México) o Boca Chica (República Dominicana), normalmente dedicadas al ocio, están estos días totalmente cubiertas por estas plantas marinas, conocidas como sargazos. Otros lugares como Puerto Rico, Jamaica, Venezuela, Guyana o Surinam también se están viendo afectados. Las algas, además, desprenden un fuerte olor a azufre, por lo que su presencia resulta muy desagradable para los visitantes.

La llegada de estos sargazos es normal durante la primavera y principios de verano, de abril a julio, pero no de forma tan numerosa. El fenómeno comenzó a ser masivo a partir del año 2011, se cree que motivado por el calentamiento de los océanos y las transformaciones operadas en las corrientes marinas como consecuencia del cambio climático. Algunos biólogos marinos sostienen que la contaminación provocada por el ser humano tiene también mucho que ver, debido a los nutrientes contenidos en vertidos y deshechos.

El Club Náutico Boca Chica, en República Dominicana.El Club Náutico Boca Chica, en República Dominicana.

“Estos nutrientes están fertilizando a estas plantas. Las hacen crecer más rápido y producir más biomasa”, afirma Brian Lapointe, experto en sargazo de la Universidad Florida Atlántic, en EEUU. “Si miras un mapa, verás que estas plantas circulan constantemente entre el mar de los Sargazos [en el océano Atlántico], el Caribe, el Golfo de México y la corriente del Golfo. Cuando están a la altura del Golfo de México, pueden verse afectadas por las aguas que llegan desde el río Misisipi”, dice en una entrevista con la BBC.

“Al calentamiento global y al año de altas temperaturas que hemos tenido se han sumado también los productos químicos que se utilizaron para aglutinar unos derrames de petróleo al norte de EEUU”, explica el biólogo medioambientalista Andrés Zaglul. “Esos productos tenían una alta concentración de nitrógeno, el componente principal de los fertilizantes químicos, y las corrientes marinas llevaron estas sustancias al mar de los Sargazos”, dice a El Confidencial. Lo mismo sucedió, opina Lapointe, durante el gran vertido de crudo en el Golfo de México en 2010.

Trabajadores limpian las algas en la playa Gaviota Azul, en Cancún. (Reuters)Trabajadores limpian las algas en la playa Gaviota Azul, en Cancún. (Reuters)

Hay quien trata de ver el lado positivo: “Los sargazos pueden tener importancia económica, ya que de ellos se extraen alginatos de calidad aceptable, que podrían ser usados en diferentes industrias como la textil, la agricultura, la biotecnología o la medicina, entre otras”, opina el biólogo dominicano William Gutiérrez, citado por ‘El Nuevo Diario’, de la República Dominicana.

Sin embargo, la principal preocupación de los habitantes de la región es su impacto en la temporada turística de este otoño. El fenómeno ya está provocando la llegada a España de numerosas reclamaciones contra los ‘touroperadores’ caribeños por no advertir de esta situación a los viajeros, muchos de los cuales han visto arruinadas sus vacaciones o su luna de miel.

Además, los costes de limpiar las algas son significativos: por ejemplo, en México, cada empresario hostelero gasta en ello hasta 4.000 pesos al día (unos 212 euros), una cifra que puede elevarse hasta los 150.000 pesos mensuales (casi 8.000 euros) en temporadas de grandes llegadas de algas, como la actual, según datos de la Asociación Nacional de Agencias de Viajes de México (ANAV). Las compañías hoteleras de la región están considerando incrementar las tarifas para cubrir estos gastos, lo que sin duda reducirá el atractivo de la opción caribeña como destino turístico.

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: