La 'fórmula Raúl' es la única solución para desatascar la salida de Casillas… por ahora

En la recta final de las vacaciones, un problema enquistado desde hace mucho continúa sin solución. Y, por el momento, no parece que el panorama vaya a ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

En la recta final de las vacaciones, un problema enquistado desde hace mucho continúa sin solución. Y, por el momento, no parece que el panorama vaya a cambiar en breve. Casillas se presentará este miércoles ante Rafa Benítez para iniciar una nueva pretemporada, pues a día de hoy no se atisba una salida rápida. El guardameta juega sus cartas con cara de póker mientras el Real Madrid tiene que aguantar el tirón como sea. El club no quiere a Iker, con dos temporadas más de contrato, pero por ahora no encuentra el camino adecuado para acabar con un culebrón interminable. A día de hoy, la ‘fórmula Raúl’ se presenta como la mejor salida para que las dos partes respiren y separen sus caminos.

Cuando Raúl abandonó el Real Madrid para iniciar una nueva etapa en el Schalke en el verano de 2010, todavía tenía dos años más firmados con el club blanco. Dado que en Alemania no le podían pagar íntegra su ficha -siete millones netos-, Florentino Pérez se vio obligado a seguir pagando una parte de sus emolumentos mientras el atacante estuvo en la Bundesliga, en concreto hasta junio de 2012.  En el caso de Iker Casillas, el Madrid tiene asumido que casi con total seguridad deberá aplicar la misma fórmula para salir del atolladero. Si es que puede…

El diario AS ya apuntaba hace unos días que el club madrileño está dispuesto a emplear la misma táctica que con Raúl con el fin de quitarse de encima como sea al guardameta internacional. El problema es que no hay salida al asunto por el momento. Los aproximadamente 6 millones de euros netos que cobra Iker en el Real Madrid son un obstáculo insalvable y por ello cualquier fórmula es estudiada con tal de resolver el jeroglífico en el que se ha convertido la convivencia entre las dos partes. Rafa Benítez respirará tranquilo cuando se produzca el desenlace esperado por todos. Wenger, que nunca estuvo interesado en Iker, ya no dio opción a más rumores al contratar a Cech para reforzar su Arsenal.

De Gea espera no cruzarse con Iker Casillas en el Real Madrid (Reuters)De Gea espera no cruzarse con Iker Casillas en el Real Madrid (Reuters)

El incendio de Sergio Ramos

A día de hoy, y aunque algunos clubes han movido alguna ficha, Casillas no tiene encima de la mesa una oferta que le contente a él y al Real Madrid. Su elevada ficha -a la que no está dispuesto a renunciar- y su rendimiento en declive desde hace tiempo no han ayudado a que en el horizonte aparezca alguna puerta de salida. El guardameta ha manifestado más de una vez que su deseo es continuar vestido de blanco, pero en las oficinas del Santiago Bernabéu llevan tiempo trabajando para que eso no sea así. De Gea ya está atado desde hace tiempo, pero el Manchester United, sobre todo Van Gaal, no facilitará la operación en modo alguno. Complicado panorama se va a encontrar Rafa Benítez esta semana cuando arranque la temporada del equipo.

Y mientras, De Gea comienza la semana poniéndose a las órdenes de Van Gaal, lo que no esperaba que sucediera cuando se marchó de vacaciones. Guarda silencio desde hace mucho tiempo, dando largas de manera sistemática a todas las ofertas que le ha puesto sobre la mesa el Manchester United. Desde hace tiempo, en las oficinas de Old Trafford se tiene claro que la empresa es imposible de realizar, pues el joven guardameta sueña con regresar a España desde hace dos temporadas. Eso sí, su deseo es no encontrarse con Casillas, llegado el caso, en el Real Madrid…

Y mientras, un incendio de mayores proporciones se propaga sin parar por todos los rincones de la institución blanca. Sergio Ramos está harto de Florentino Pérez. No le aguanta y tiene decidido cambiar de equipo. El zaguero sevillano ha dicho ‘basta’, cansado de que su presidente destroce su imagen en cualquier foro en el que se encuentre, empleando sus habituales satélites para tal fin. El jugador tiene muy meditada su decisión y en estos momentos parece complicado que dé marcha atrás. Otra piedra en el camino de Rafa Benítez, que no se va a encontrar el mejor ambiente cuando se ponga a trabajar con la plantilla. En el horizonte, mientras, Otamendi, que ya decidió que sus horas como jugador del Valencia han terminado, espera acontecimientos para seguir vestido de blanco… en el Santiago Bernabéu.

Fuente: ElConfidencial – Deportes