La frenética galopada en el Nápoles de Callejón, el 'pony de Mourinho'

07.03.2017 – 05:00 H. – Actualizado: 17 H. El mote circula desde hace tiempo en diferentes escenarios del fútbol español. Calentaba en la banda, ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,30

07.03.201705:00 H. – Actualizado: 17 H.

El mote circula desde hace tiempo en diferentes escenarios del fútbol español. Calentaba en la banda, tranquilamente, mientras Valencia y Real Madrid se enfrentaban en el campo de Mestalla. Ganaban los forasteros por 1-2, el partido estaba caliente y el desenlace final por ver. Marcó Cristiano Ronaldo y a su eufórico entrenador no se le ocurrió otra cosa que subirse a lomos del sorprendido suplente para celebrar el gol de su paisano. Por ello a José Callejón se le conoce en muchos lugares como el ‘pony de Mourinho’. El episodio sigue siendo recordado, aunque es lo que desde entonces ha hecho sobre el verde lo que le ha convertido en un elemento fundamental en este Nápoles que sueña con la remontada ante el equipo ahora adiestrado por Zidane.


Jesús Garrido

Dos años después, ‘Calleti’ vuelve a la Selección con la madurez que le ha dado el ‘calcio’ y haber aprendido de entrenadores como Benítez y Mourinho: “Les estoy muy agradecido”, dice

Seguramente, si marca, no celebrará el gol. Su pasado madridista, primero como jugador del Castilla, años más tarde del primer equipo, no se lo permitirá. Aunque no se sabe si el ardiente San Paolo mutará ese plan. El jugador nacido en Motril encajó como un guante en el club napolitano. La actual es su cuarta temporada en tierras italianas y mejor no le han podido ir las cosas. Su rendimiento ha sido óptimo siempre, con el paso del tiempo más reluciente, lo que le ha convertido en uno de los jugadores más queridos por la apasionada masa social del Nápoles. Su vistoso y chispeante juego por el costado derecho caló siempre en las gradas del estadio del sur de Italia. Es todo un ídolo, lo que nunca consiguió vestido de blanco.

Paradojas de la vida, fue Benítez, despedido por Florentino Pérez hace poco más de un año, el entrenador que le reclutó para el Nápoles que entrenaba el ahora exitoso técnico del Newcastle. La temporada 2012/2013 daba sus últimos coletazos y Callejón entendió que debía abandonar el Real Madrid, visto que era imposible adquirir un gran protagonismo. También por entonces Rafa diseñaba la plantilla del club italiano, sin dudar cuando supo que el granadino estaba a tiro. José María entró en la vida del Nápoles como un ciclón, marcando 20 goles en su primera temporada en los 52 partidos que disputó, siendo básico para que el equipo se llevara en mayo de 2014 la Copa de Italia al derrotar a la Fiorentina (1-3) en la gran final.

José Callejón, en la imagen, marca un gol ante la Juventus (EFE)José Callejón, en la imagen, marca un gol ante la Juventus (EFE)

Más que fundamental

Su pasado blanco, su ADN madridista, quedó bajo tierra cuando el Cholo Simeone le señaló en su día como objetivo para reforzar su plantilla. En el Nápoles había demostrado que era mucho más que un buen efectivo de la segunda unidad, su rol en el Real Madrid, y el entrenador argentino apostó por su contratación para reforzar al ya entonces brioso equipo rojiblanco. La operación, que llegó a estar bien encaminada, finalmente encalló y José Callejón siguió defendiendo la camiseta azul que vistió Maradona. Cosas de la vida, el técnico del Atlético de Madrid continúa echando en falta un jugador que se desenvuelva por el flanco derecho; por ello, el pasado mes de agosto, el club hizo un desesperado intento por contratar a Vitolo, operación que murió nada más nacer.

El cielo se nubló en la vida de Callejón cuando Rafa Benítez, su valedor, hizo las maletas para entrenar al Real Madrid. Surgieron las dudas en la mente del ofensivo futbolista, meditando si lo mejor que podía hacer era imitar al entrenador madrileño y emprender el viaje de vuelta a casa… o emigrar a otro país. Maurizio Sarri se hacía cargo del Nápoles y el jugador pensó que tal vez sería buen dar por finalizada su etapa en Italia. Pero el nuevo profesor le convenció para que se quedara; le dejó claro que sería un jugador importante a sus órdenes y no le mintió. Desde el primer momento le calificó como un elemento “fundamental” y sigue siéndolo aún para el veterano técnico italiano.

No se sabe qué sucederá este próximo verano, con una complicada relación entre Sarri y De Laurentiis, el peculiar presidente del Nápoles, que durante los últimos días ha ensuciado el ambiente en el club y la populosa ciudad. Lo que sí es cierto es que desde que emigró a Italia, su carrera se impulsó hasta el infinito. Julen Lopetegui, que desde que se hizo cargo de la Selección no para de oxigenar el equipo con gente nueva, se acordó de él y volvió a lucir la camiseta roja. En su día, como el mismo Callejón desveló en una entrevista a El Confidencial, Rafa Benítez le dijo que tendría opciones de volver a ser internacional si le hacía caso a la hora de ajustar algunos aspectos de su juego. Y así fue. Por eso le está tan agradecido a Rafa.

Fuente: ElConfidencial – Deportes