La gira del Madrid 'made in Florentino' por tres continentes, en entredicho

En los mentideros madridistas hay cierta unanimidad cuando se plantean cuestiones sobre el futuro del Real Madrid. Entre otros, la llegada de Rafa Benítez, ...

En los mentideros madridistas hay cierta unanimidad cuando se plantean cuestiones sobre el futuro del Real Madrid. Entre otros, la llegada de Rafa Benítez, que no ha despertado expectación ni entusiasmo, aunque la afición confía en que dirija una orquesta que desafine lo menos posible durante la temporada venidera. Para ello, el nuevo entrenador tendrá que trabajar con mucha vista y pulso firme. En esas charlas también se comenta el palizón que van a tener que soportar los jugadores en la gira que el equipo blanco hará por Australia, China y Alemania. En 25 días recorrerá, aproximadamente, 37.000 kilómetros. 

Si mal no recuerdo, creo que es la primera vez que el Real Madrid realiza una pretemporada jugando en tres continentes diferentes: Oceanía (Australia), Asia (China) y Europa (Alemania). Estas largas y agotadoras excursiones antes de que comience la Liga dejan al madridismo, por poner un ejemplo, huérfano del Trofeo Santiago Bernabéu. Un torneo en memoria del irrepetible presidente, que ha quedado archivado en 35 ediciones y cuyo prestigio está a la altura del betún desde que en 2000 Florentino Pérez se hizo con los mandos absolutos del club.

Pero no sólo son los aficionados los que conversan sobre esta gira, en la que no hay que ser un lince para pensar que puede pasar factura al conjunto blanco a lo largo de la campaña 2015-16. Los que también opinan sobre este tema son jugadores veteranos que dejaron una huella imborrable defendiendo la camiseta blanca. Me piden que los mantenga en el anonimato. ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque si son nombrados temen que Florentino Pérez y Manuel Redondo tomen represalias contra ellos. Sus argumentos se basan en que “las pretemporadas son para que los jugadores, física y técnicamente, hagan un rodaje que les permita tener el motor a punto para iniciar la dura temporada con garantías de éxito”. 

“Los viajes, las esperas en los aeropuertos, cansan más al jugador que los partidos que haya programado el club en estas cansinas excursiones”. Uno de ellos puntualizó: “En los años ochenta, aquellas pretemporadas en la estación orensana de esquí de Cabeza de Manzaneda; en el pueblo holandés de Venlo… Eran días de auténtica preparación, en sesiones de mañana y tarde, que a los jugadores nos venían como anillo al dedo para aguantar casi a tope toda la campaña. Las giras que ahora realiza el Madrid ni las entiendo ni las comparto. Y me consta que más de un jugador de la actual plantilla no está de acuerdo con ellas porque han llegado a comentar, procurando que no salga a la luz, que ‘vamos a estar más tiempo volando y en las salas de espera de los aeropuertos que en el terreno de juego'”. 

La visita a Australia, importante para el presi

En su amplia historia será la primera vez que el Real Madrid juegue en Australia, donde el fútbol está situado en el quinto lugar como deporte popular de este país. La visita a Oceanía no es sólo futbolística, sino de suma importancia para ACS, la empresa que preside Florentino Pérez. Me aseguran que Leighton, filial de ACS y ahora bajo la denominación de Cimic, está endeudada en más de 5.500 millones de euros, lo que ha supuesto que la citada compañía oceánica no se coma una rosca en los más atractivos proyectos de infraestructura que se están llevando a cabo en Australia y en otros lugares de ese continente. ¡Qué nadie se atreva a levantar la voz! ¡No pasará nada! Tengan en cuenta que la expedición madridista la encabeza el presidente. 

En cuanto pise suelo australiano, como siempre, hará de su capa un sayo para buscar soluciones económicas con el fin de que sus empresas, que le interesan más que lo que ocurra o deje de ocurrir en el Real Madrid, sigan obteniendo pingües beneficios. Lo mismo sucederá cuando el grupo viajero aterrice en China, donde Florentino Pérez también tiene importantes negocios.

Cuando desde el club se confirmó que uno de los capítulos de la pretemporada tendría lugar en Australia, a la compañía Cimic -¡qué casualidad!- se la adjudicó un suculento contrato para confeccionar y construir una autopista en Sidney, cuyo valor asciende, más o menos, a la módica cantidad de unos 1.900 millones de euros. Como comprenderán, las obras para hacer una autopista están totalmente al margen de la parcela deportiva. Por ello, como les digo en otro párrafo, expertos exfutbolistas del Madrid y más de un profesional de la actual plantilla han dejado entrever que esta gira nunca debería haberse llevado a cabo.

La obsesión por jugar en el continente asiático

Rafa Benítez y su equipo de ayudantes no deberían ahora censurar confidencialmente esta incomprensible excursión. Cuando Benítez negoció su contrato con José Ángel Sánchez, director general del club, imagino que le pondría al corriente de los compromisos que había firmado la entidad, con el visto bueno del presidente, y que estaban diseñados para ingresar en las arcas del club unos cuantos millones de euros, así como en ACS.

Lo que quizás no sabía Rafa Benítez era que no es la primera vez que los intereses del Madrid y de Florentino Pérez van de la mano. Fue el ‘Ser Superior’ quien, nada más asumir la presidencia, pensó que hacer largas tournés al frente del Madrid, muy alejado de España y del Viejo Continente, era otra de sus obsesiones, con especial atención en el continente asiático. Valga recordar que en dos años, el 2005 y el 2006, Florentino Pérez consiguió un extraordinario contrato en China por medio de Dragados, la empresa filial de servicios portuarios. Una década después, las escenas vuelven a ser las mismas, con Florentino Pérez como actor principal. 

Apenas rebasada la mitad del próximo mes de julio, el Madrid estará en danza por tres continentes. Si luego el equipo acusa el frenético baile de esta pretemporada, será lógico que la afición madridista pida responsabilidades. Salvo que los señores Pérez y Redondo los coarten la libertad de expresión, como ya han hecho con más de un centenar de socios madridistas en estos últimos meses. Me viene de perlas recordar lo que dijo Voltaire, aquel filósofo y escritor francés: ‘Quien cree que el dinero lo hace todo, termina haciendo todo por el dinero‘.

Fuente: ElConfidencial – Deportes