La irónica sonrisa de Luis Enrique, que volvió a tensar la cuerda al recordar a Zubi

Cuatro días después de que Rafa Benítez fuera presentado como nuevo entrenador del Real Madrid, otro técnico español, Luis Enrique, lograba el triplete con ...

Cuatro días después de que Rafa Benítez fuera presentado como nuevo entrenador del Real Madrid, otro técnico español, Luis Enrique, lograba el triplete con el FC Barcelona, tal y como hiciera Pep Guardiola. Frente a las lágrimas de emoción del madrileño “por volver aquí, a mi casa”, dijo sin apenas poder pronunciar palabra, el asturiano exhibió en Berlín la mejor de sus sonrisas. Una sonrisa que por supuesto transmitía una enorme felicidad por un logro con el que ni él mismo contaba, aunque también era irónica, por todo lo que ha tenido que pasar y, sobre todo, tragar. ¿Lo ha solucionado todo el triplete? Parece que sí, pero en esta ocasión parece que será él quien ponga condiciones, de ahí su irónica sonrisa. 

Salvo que sea un gran actor, y entonces habría que nominarle a un Óscar a la mejor interpretación, la emoción de Rafa Benítez por entrenar al Real Madrid después de haberlo hecho con Valladolid, Osasuna, Extremadura, Tenerife, Valencia, Liverpool, Inter, Chelsea y Nápoles, fue tan sincera que conmovió incluso a Florentino Pérez. De hecho, y a falta de otros argumentos que no sean impostados, los principales aduladores del presidente así se encargaron de destacarlo.

El madridismo es un valor que, valga la redundancia, Florentino nunca ha valorado en un entrenador y, dicho sea de paso, tampoco en los futbolistas. De hecho, no lo tuvo en cuenta con Del Bosque cuando decidió no renovarle y en el caso de Benítez no ha sido lo que ha premiado a la hora de aceptar la propuesta de su director general, José Ángel Sánchez. Palabras como “exigencia” y “método” fueron las que predominaron en el discurso de bienvenida del presidente a Rafa, aunque también sonaron a indirectas para Ancelotti. Benítez es el décimo entrenador de Florentino y el Real Madrid es el décimo equipo al que entrena Benítez.   

Y mientras el Real Madrid ha terminado su temporada en blanco, pero ya tiene entrenador para la próxima, paradójicamente el Barça celebró su segundo triplete sin tener claro quién lo será. En circunstancias normales, y así se encargaron de destacarlo jugadores como Xavi, Iniesta, Bravo o Piqué, Luis Enrique no sólo debería cumplir su segundo año de contrato, sino que a buen seguro que desde el club se le plantearía una mejora y ampliación. Sin embargo, la realidad es otra. “No lo tengo claro. Ahora hay que disfrutar”, dijo Luis Enrique sobre su futuro, al tiempo que volvió a tensar la cuerda al recordar a Zubizarreta y sus colaboradores, despedidos a primeros de año. “Era una temporada difícil, estoy agradecido a las personas que confiaron en mí. Zubizarreta, y Narcís Julià y Albert Valentín; y también el presidente. Creyeron que lo haría bien aquí y se lo quiero dedicar”, insistió el asturiano. 

Rafa benítez, presentado en el santiago bernabéuRafa benítez, presentado en el santiago bernabéu

Bartomeu sabe que el técnico es su arma electoral

¿Y el año que viene?, se le preguntó al técnico del Barça para intentar pillarle. Pero no hubo forma. “Este club y estos jugadores han demostrado que no se cansan de ganar”. Preguntado de otra manera: ¿es su reto mantener el nivel durante el próximo año? “Mi reto es difrutar del presente, disfrutar de un buen verano y de hacer feliz a tantos culés. La temporada aún no ha acabado, quedan una noche y una rúa”. Último intento. Se le ve más feliz que tras ganar la Liga y la Copa. “Porque este es el partido número 60 de la temporada con 50 victorias. Culminamos un año histórico, se gana el triplete”.

Sabido es, y así lo hemos venido contando en El Confidencial, que Luis Enrique recibió un ultimátum tras la derrota del Barça en Anoeta, en la que Messi fue suplente y no se presentó en el siguiente entrenamiento. Desde entonces, el argentino no ha dejado de jugar un solo minuto, salvo la vuelta copera ante el Elche. “No he sido yo el que ha tenido dudas en el trabajo realizado ni tampoco nuestra afición”, fue otra de las indirectas del técnico. “Es nuestra referencia. El segundo gol es suyo. Estamos muy contentos con él. Estuvo espectacular y nos dio todo lo que tuvo durante la temporada”, dijo Luis Enrique sobre Messi.

El asturiano no ha hecho nada por ganarse las simpatías de la Prensa, de ahí que él mismo se encargue de recordar sus méritos: “50 victorias, seis empates y cuatro derrotas. Es la segunda vez que se consigue un triplete. Mejor definir vosotros la temporada. Somos el mejor club en Europa en los últimos años. Estos jugadores no se cansan de ganar. Ésa es la clave de que este club siga siendo un referente en Europa”.

Es evidente que Josep Maria Bartomeu tiene en Luis Enrique a su mejor arma electoral, toda vez que el Barcelona no puede fichar hasta enero por la sanción que le impuso la FIFA, aunque el club catalán ha cerrado con el Sevilla la contratación por cinco temporadas de Aleix Vidal, por el que pagará una cantidad total que ronda los 20 millones de euros. “Estoy de acuerdo con Luis Enrique en que Zubi y su equipo de trabajo hizo un magnífico trabajo”, afirmó sin ningún tipo de reparos el presidente azulgrana, aunque esta vez no se atrevió a asegurar la continuidad del asturiano, tal y como había hecho durantes las últimas semanas. “Del futuro ya hablaremos”, se limitó a responder. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes