La mala suerte evita una goleada del Atlético y le deja sin Tiago para toda la temporada

28.11.2015 – 20:30 H. – Actualizado: 3 H. No es un equipo convincente, pero van pasando las jornadas y el Atleti sigue ahí arriba, segundo, sólo dos ...

28.11.201520:30 H. – Actualizado: 3 H.

No es un equipo convincente, pero van pasando las jornadas y el Atleti sigue ahí arriba, segundo, sólo dos puntitos por detrás del Fútbol Club Barcelona. Dista mucho un estilo de ganar del otro, pero como en el fútbol lo que cuenta es marcar más que el contrario, al Atlético con eso le basta para ser “un equipo molesto”, como le gusta decir a Diego Pablo Simeone. Una jornada más ganó con lo justo, con un gol al principio y un desierto posterior con el único final del triple silbatazo del árbitro. El equipo rojiblanco le ganó al Espanyol, un equipo que tiene poco que ofrecer y ante un equipo tan trabajado como el colchonero, le resulta casi imposible hacer nada. Y así, el Cholo sigue sumando, que es lo que cuenta, al fin y al cabo. Además de acabar Jan Oblak todo el mes de noviembre sin recibir ni un gol.

Hay algo que no cuadra en el estilo de Simeone. Durante muchísimos partidos, más de cincuenta, estuvo sin repetir una alineación. Las rotaciones son fundamentales en el fútbol actual, con tantos partidos, y más para un club como el Atlético que tiene intención de llegar lejos en todas las competiciones que dispute. Y aunque sean importantes, la continuidad de un estilo se consigue únicamente si los jugadores se acostumbran a jugar constantemente. Uno de los motivos por lo que los delanteros del Atlético llevan tan pocos goles es porque no han repetido en el once de manera habitual. Necesitan confianza y eso se gana con partidos y goles. Esta vez, ni sin Jackson Martínez Fernando Torres pudo ser titular.

Justo antes de la Copa del Rey, Simeone decidió volver a rotar. El afortunado fue esta vez Luciano Vietto, que también le iba tocando jugar de inicio. El otro es Ángel Correa, que entre su paternidad y la consolidación (teórica) del 4-3-3 se ha visto desplazado. Y sin Gabi, sancionado, el técnico argentino decidió que había que recuperar el 4-4-2 previo a estos últimos buenos partidos ante el Real Betis y el Galatasaray. Entró Óliver por Carrasco y Saúl por el capitán. ¿Qué provocaron estos cambios? Que Koke y Óliver se alejasen del centro y cayesen cada uno a una banda. Por tanto, la frescura creativa de los últimos encuentros apareció a cuentagotas.

Godín tuvo el gol en un remate al palo (EFE).Godín tuvo el gol en un remate al palo (EFE).

Tampoco le hacía demasiada falta al Atleti puesto que prácticamente empezó ganando el partido. El gol llegó cuando se juntaron los buenos: asistencia rasa de Óliver y la inclusión de una punterita de Griezmann para desviar el balón lo justo para que entrase pegado a la base del palo. El Atleti se sintió cómodo a partir de entonces, sobre todo porque el Espanyol no inquietaba. Es un problema endémico de los jugadores talentosos en equipos escuetos: Marco Asensio, al ser el jugador con más visión de los pericos, fue situado al lado del pivote para sacar el balón, lejos de su zona de influencia. Ahí no participa donde es determinante. Una vez el balón sale de él, la imaginación espanyolista es nula e igual de nulo es el peligro que recibió el Atleti.

Tiago, ¿adiós a la temporada?

A la media hora, el sentimiento atlético tuvo un soplo en el corazón. El mundo se venía abajo. Tiago cayó al suelo sin poder apoyar la pierna, se llevó la mano a la espinilla y no paraba de gritar. Se lo llevaron en camilla sujetándole la pierna dolorida. Las informaciones que llegan desde el club dicen que el portugués tiene una “fractura no desplazada en el tercio medio de la tibia derecha”. El hombre más importante de este Atleti, el eje sobre el que todo gira. Aún está pendiente de conocer el tiempo estimado de baja, pero podría estar fuera entre seis y ocho meses. Adiós a la temporada y al equilibrio del Atlético.

Tiago mostró gestos de muchísimo dolor nada más chocar con Asensio (Cordon Press).Tiago mostró gestos de muchísimo dolor nada más chocar con Asensio (Cordon Press).

A partir de la lesión de Tiago, el partido se enfrió sobremanera hasta llegar al descanso. Después, con Carrasco en el campo, el Atleti recuperó el ritmo cardíaco tras el soplo y empezó a mejorar, a buscar el gol con mucha intensidad. Sólo los palos y un buen Pau López evitaron el segundo. Torres salió a falta de un cuarto de hora y también tuvo la suya tras una muy buena jugada individual, pero se le sigue resistiendo una jornada más su gol 100. Pero no creo equivocarme al decir que el juego del Atleti en la reanudación es o debería ser el objetivo de este equipo: seguir mirando a portería contraria pese a estar por delante. La puntería es cuestión de tiempo, de intentarlo. Cuando empiecen a entrar, ya no pararán y la confianza seguirá en aumento. 

Simeone también aprovechó el final del partido para dar sus primeros minutos en la temporada a Thomas. El canterano no entraba en sus planes, pero a partir de ahora y al menos hasta que llegue Kranevitter en enero, el Atlético lo necesitará y mucho. 

Ficha técnica:

1 – Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Óliver (Fernando Torres, m. 75), Tiago (Yannick Carrasco, m. 32), Saúl, Koke; Griezmann y Vietto (Thomas, m. 57).

0 – Espanyol: Pau López; Javi López, Álvaro, Enzo Roco, Fuentes; Abraham (Gerard, m. 58), Diop (Cañas, m. 55); Hernán Pérez, Asensio, Víctor Álvarez (Mamadou, m. 82); y Caicedo.

1-0: m. 3: Griezmann remata un centro raso de Óliver.

Árbitro: Vicandi Garrido (C. Vasco). Amonestó a los visitantes Álvaro (m. 39), Diop (m. 43), Javi López (m. 84) y Fuentes (m. 90).

Incidencias: partido correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 45.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro, se guardó un minuto de silencio en memoria del exportero del club rojiblanco Miguel San Román.

Fuente: ElConfidencial – Deportes