La mayor crisis humanitaria en 70 años: 20 millones de personas en riesgo de inanición

11.03.2017 – 13:24 H. Las Naciones Unidas alertan de la mayor catástrofe humanitaria desde su creación en 1945. “Estamos en un punto de la historia ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

11.03.201713:24 H.

Las Naciones Unidas alertan de la mayor catástrofe humanitaria desde su creación en 1945. “Estamos en un punto de la historia crítico”, advirtió este viernes el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios y Emergencias, Stephen O’Brien, ante el Consejo de Seguridad. El informe presentado por el departamento recoge que más de 20 millones de personas repartidas por cuatro países están en riesgo de morir de inanición. Es la mayor crisis de hambruna desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

O’Brien precisó que sin un esfuerzo global coordinado, estos ciudadanos de Nigeria, Yemen, Somalia y Sudán del Sur “simplemente morirán de hambre” y “muchos más” acabarán sufriendo algún tipo de enfermedad mortal. “Una catástrofe” que las Naciones Unidas exigen evitar con el envío de un paquete de ayudas que ya han cifrado en 4,4 billones de dólares. Esta inyección “inmediata” de fondos es “un coste detallado” con el que el organismo pretende contar en julio. “No es una cifra negociable”, subrayó O’Brien. Sin este aporte económico, el secretario anunció que los más jóvenes sufrirán malnutrición severa y tendrán imposible acudir a la escuela. “La calidad de vida, el futuro y la esperanza estarán perdidos”, señaló.

Una familia en Somalia. (Reuters)Una familia en Somalia. (Reuters)

Tanto las Naciones Unidas como otras organizaciones humanitarias, establecen el estado de hambruna cuando el 30% de la población por debajo de los cinco años sufren malnutrición. La mortalidad en este nivel es de 2 o más muertes al día por cada 10.000 personas. La mayor crisis humanitaria en estos momentos se encuentra en Yemen, donde dos tercios de la población “necesitan ayuda”. O’Brien resaltó que más de siete millones de personas “tienen hambre” y desconocen “cuándo y cómo” será su próxima comida. Según la BBC, un niño muere cada 10 minutos en Yemen por una enfermedad prevenible, mientras que medio millón de menores de 5 años padecen desnutrición aguda grave.

El país, situado al sur de la Península Arábiga, vive desde hace dos años una guerra entre insurgentes Houthi y el gobierno, que está respaldado por una coalición liderada por Arabia Saudi. La capital Sanaa se encuentra en manos de la guerrilla, apoyada por Irán. El secretario explica que ambas partes han accedido a recibir ayuda aunque lamenta que, por el momento, se han negado a contar con ella. “Deben ser responsables por la inevitable hambruna, las muertes innecesarias y el sufrimiento que vendrá como consecuencia”, acusó O’Brien.

Un enfermero atiende a un niño en Yemen. (Reuters)Un enfermero atiende a un niño en Yemen. (Reuters)

La nación más joven del mundo, Sudán del Sur, lleva tres años enfrascada en una guerra civil con una situación “cada vez más difícil”, explicó el responsable de Asuntos Humanitarios y Emergencias. Según la ONU, 7,5 millones de personas están “en necesidad urgente de alimentos, agricultura y asistencia nutricional”. Supone más del 43% de la población del país, entre los que no se incluyen las 200.000 personas que abandonaron el país en lo que va de año debido al conflicto. “El estallido de cólera del pasado junio se ha extendido a más localidades”, apuntó O’Brien.

Más de la mitad de la población somalí necesita atención humanitaria, con un 27% de personas en riesgo de hambruna. “Lo que veo en Somalia es angustosio. Mujeres y niños caminan durante semanas en busca de comida y agua. Han perdido todo su ganado y sus reservas de aguas. No tiene nada para sobrevivir“, expuso. La situación, según el experto, es un reflejo de lo ocurrido en 2011. En aquella crisis fallecieron unas 260.000 personas de hambre.

El Boko Haram ocupa varias zonas nordeste de Nigeria desde hace siete años, en los que ha asesinado a más de 20.000 personas y desplazado a 2,6 millones, según la ONU. “Podemos enfrentarnos a esta hambruna. Estamos preparados pese a los grandes riesgos, pero necesitamos esos fondos”, concluyó O’Brien.

Fuente: ElConfidencial.com