La penúltima oportunidad de Casillas de volver a ser feliz jugando al fútbol

13.08.2016 – 05:00 H. Mientras en España apenas hemos comenzado a hablar en estos días de fútbol oficial, en algunos países europeos ya llevan alguna que ...

13.08.201605:00 H.

Mientras en España apenas hemos comenzado a hablar en estos días de fútbol oficial, en algunos países europeos ya llevan alguna que otra jornada de liga. Entre ellas, la portuguesa, que ha arrancado este viernes con el primer partido de la temporada, el que ha enfrentado al Rio Ave y al Porto en Villa do Conde. El equipo tripeiro ha ganado por 1-3 y en la portería ha estado una vez más Iker Casillas. Ha pasado ya más de un año desde su fichaje y empezamos a acostumbrarnos al hecho de que el excapitán del Madrid juegue en Portugal. Y lo más importante, él se está acostumbrando a estar allí, a jugar con los dragões, a ser una vez más el centro de atención de un país y vivir para contarlo.

Casillas vive muy feliz en Oporto. A pesar de que muchísima gente le conoce, en la ciudad costera puede hacer vida más o menos normal. No tiene el agobio constante de la prensa española, que le agobió enormemente en sus últimos años en el Real Madrid y que motivó, en parte, su salida del club blanco tras 25 años. Durante la primera temporada, además, le acompañó su mujer, con la que tuvo su segundo hijo. Había recuperado parte de su vida personal, que nunca es del todo completa para una superestrella del deporte. Pero como es un loco del fútbol, enamorado de lo que hace, sueña con extender esa felicidad también al terreno de juego.

El cancerbero se fue del Madrid por muchas razones, una de ellas, evidentemente, fue su bajada de rendimiento. Es innegable que el Casillas de los años 2013 a 2015 no tenía ni punto de comparación al que completó trece años soberbios en el primer equipo madridista. Todas las polémicas que se organizaron en torno a su relación con José Mourinho y el posterior trato que recibió del presidente del club habrían carecido de cualquier sentido si Iker hubiera demostrado en el campo que era el mismo jugador de siempre. No lo hizo, y por tanto su salida fue, hasta cierto punto, comprensible. Las formas, por otro lado, son muy discutibles. 

En Portugal tenían claro que el estado de forma de Casillas tenía que estar relacionado, por fuerza, con todas las presiones que recibía tanto dentro del club, como del ambiente hostil de su propio público como de parte de la prensa, y que una vez se librase de todo ello, recuperaría su versión más exitosa. Ocurrió que Casillas se quitó de encima el corsé del Madrid y se alejó del ruido que le rodeaba, pero no acalló tampoco en Portugal las críticas, porque siguió cometiendo los fallos que realizaba en el Real Madrid y la Selección, a lo que añadió algunos errores mucho más obscenos por los que le señalaron los grandes medios de comunicación del país vecino.

'No podemos estar otro año sin títulos' (Schueler Eibner/Imago).‘No podemos estar otro año sin títulos’ (Schueler Eibner/Imago).

Que sucediera esto no fue fácil, porque nunca en la historia del fútbol portugués habían tenido un jugador del calibre de Casillas jugando en su liga. Y, sobre todo, Casillas es el mejor jugador de largo que ha vestido la camiseta blanquiazul del Porto. Es decir, tenía ganado desde el primer momento el cariño de la afición por elegir su equipo antes que marcharse a alguna liga superior. Se le perdonaron los primeros errores, pero después de quedar eliminados en Champions League y sucesivamente en Europa League, a lo que se unió la fácil victoria en liga del Benfica, Casillas perdió el beneplácito de muchos de sus admiradores portugueses.

Se llegó a hablar incluso de una posible salida de Casillas del Porto. La MLS y, en concreto, el New York City, estaban en el horizonte tentando el futuro de Iker. Pero por ahora, los dragões confían en él, y él confía en los dragões. Y lo que más quiere es disfrutar jugando y Casillas disfruta ganando. “Esperemos que esta temporada sea satisfactoria para el Porto, que consiga títulos. No podemos estar otra temporada sin títulos (…) Esperemos ser los primeros de principio a fin”, dijo antes de empezar el campeonato el portero, que muestra a las claras su implicación con el proyecto tripeiro. Nuno Espirito Santo, ex del Valencia y ahora técnico del Porto, se mostró también encantado con su jugador, aunque no jugara los dos últimos amistosos del equipo.

¿Y la Selección?

Ya en su momento se criticó muchísimo en nuestro país que fuera incluido en la lista de Vicente del Bosque para la pasada Eurocopa, pero su suplencia final en favor de David de Gea le quitó peso al asunto. Después de la eliminación no se volvió a hablar sobre si Casillas volvería a ser convocado. Sí se habló de la mala relación que mantuvo con el cuerpo técnico durante el torneo. Casillas no ha renunciado a volver al combinado que capitanea y Lopetegui todavía no se ha pronunciado, por lo que su presencia en la Selección aún es posible.

Fuente: ElConfidencial – Deportes