La Policía mata a Atkinson, ex jugador de la Real Sociedad, con una pistola eléctrica

Dalian Atkinson, exjugador de la Real Sociedad a inicios de la década de los noventa, falleció la madrugada de este lunes tras ser alcanzado por un táser (pistola eléctrica) de la policía.

Según explican varios medios ingleses, las autoridades acudieron a una casa de Telford, una localidad que se encuentra a aproximadamente 200 kilómetros de Londres, tras una llamada telefónica sobre la 1.30 de la madrugada alertando de un “problema de seguridad”. Al llegar al domicilio, neutralizaron al exfutbolista con el arma eléctrica, lo que le provocó la muerte una hora y media más tarde pese a la intervención de los médicos.

Dalian Atkinson durante un partido con el Aston Villa (Cordon Press)Dalian Atkinson durante un partido con el Aston Villa (Cordon Press)

La ‘West Mercia Police’ informó a través de un comunicado que “los oficiales acudieron a una llamada por la preocupante situación de un individuo en Telford. Al llegar, se empleó el taser y aunque el hombre recibió asistencia médica, falleció”. Además, también destacaron que no pueden hacer más comentarios al respecto y que “el incidente fue remitido a la Comisión Independiente de Quejas contra la Policía, como es el procedimiento habitual”.

Dalian Atkinson tenía 48 años y pese a jugar una sola temporada en la Real Sociedad fue muy querido por la afición txuri urdin que le apodó el ‘Txipiron’. El conjunto donostiarra ya ha dado el pésame a familiares y amigos de la víctima a través de sus cuentas en las redes sociales y ha asegurado que el jugador “dejó una gran huella en la grada realista”. 

Atkinson formó una delantera histórica en la temporada 90-91, junto a su compatriota John Aldridge, que había aterrizado en San Sebastián una temporada antes. A ellos se les unió Kevin Richardson para realizar una buena campaña, en la que el club donostiarra volvió a Europa.  En aquella temporada el británico disputó 29 partidos y marcó 12 goles, pero los responsables del equipo no estaban del todo contentos con su comportamiento fuera de los terrenos de juego. 

Un año después los tres británicos abandonarían el club, al que llegarían los portugueses Carlos Xavier y Oceano, así como a Meho Kodro. Dalian Atkinson se marchó al Aston Villa, donde marcó el primer gol de la historia del equipo en la Premier League. El jugador también es recordado por marcar al Wimbledon uno de los mejores goles de la competición hasta la fecha (vídeo).  En este equipo formó pareja con el galés Dean Saunders y en 1995 ambos fueron traspasados al fútbol turco, aunque a clubs diferentes: Saunders al Galatasaray y Atkinson al Fenerbahçe.

Atkinson jugó también en el Ipswich Town, Sheffield Wednesday, Metz, Manchester City, Al-Ittihad, Daejeon Citizen y Jeonbuk Motors, donde se retiró en 2001.

Fuente: ElConfidencial – Deportes