La presión de Zidane por Pogba hará que Florentino se trague su orgullo

13.01.2016 – 05:00 H. En estos días de mercado invernal, el trasiego de noticias alimenta el zoco futbolístico internacional. Paul Pogba, internacional ...

13.01.201605:00 H.

En estos días de mercado invernal, el trasiego de noticias alimenta el zoco futbolístico internacional. Paul Pogba, internacional francés y una de las grandes estrellas de la Juventus, es pieza cotizada por los mastodontes del fútbol hispánico. La irrupción de Zinedine Zidane como primer entrenador del Real Madrid ha disparado las alarmas. Ahora las cámaras ven de blanco al francés, que ha disparado las cifras.

Pero no va a ser fácil el trayecto para cualquier equipo que opte a contratar al espigado mediocampista (190 centímetros); y no lo es por muchos motivos, porque tiene un contrato largo (finaliza en junio de 2019) y la Juventus se mueve en el negocio como un cocodrilo en un pantano. Los dirigentes de la ‘vecchia signora’, el club más popular y solvente de Italia, huelen sangre y el traspaso puede romper muchas barreras, la de los cien millones de euros sin ir más lejos. Incluso, el sensacionalista inglés ‘The Sun’ asegura que Florentino Pérez está preparando una oferta “irrechazable”: 133 millones de euros.

Otro gran obstáculo a salvar viene adosado a la cintura del cotizado futbolista: Mino Raiola, su mánager. Ex pizzero, tipo lenguaraz y despierto, se maneja con gran habilidad entre los medios. Es hombre visto con malos ojos tanto en el Real Madrid como en el Barcelona. En este club no olvidan el reguero de polémica que dejó Ibrahimovic, uno de los pupilos del avispado mánager. A Florentino Pérez y su staff no le gustan las maneras de negociar de Raiola, que suele filtrar todos los detalles al periodismo y por regla general poner en posición incómoda a los dirigentes. En el último enfrentamiento de Champions entre el Real Madrid y la Juve, Raiola se citó en las vísperas con Florentino en un hotel turinés. Cuando llegó el madridista, una nube de cámaras y periodistas lo estaban esperando. El incidente enfadó sobremanera a FP, que le hizo la cruz al italiano.

Pero Florentino sabe que las relaciones personales en cualquier negocio se guardan en el último cajón de la cómoda y sobre la mesa prevalecen los números. Paul Pogba es futbolista que encajaría a la perfección en el Real Madrid y por su juventud (22 años) sería una inversión altamente amortizable. Pogba ha sonreído ante la posibilidad de coincidir con su ídolo de la infancia, Zidane, pero que nadie se llame a engaño en este negocio: Paul también se hizo el lunes una foto delante de una camiseta del Barça. El francés tiene muy buenos asesores.

Pogba celebra un gol marcado con la Juventus (Reuters)Pogba celebra un gol marcado con la Juventus (Reuters)

Gran despliegue físico

El flamante entrenador del Real Madrid, una de las grandes debilidades de Florentino Pérez, aconsejó en su día el fichaje de Raphael Varane y en los últimos dos años le susurra al oído del presidente el nombre del central Aymeric Laporte, del Athletic, también en las miras de Pep Guardiola. Pogba es otro de los recomendados por Zizou para el futuro inmediato, siempre y cuando el legendario ex futbolista aguante el tirón en el banquillo de aquí al final de temporada.

Paul Pogba, según estimaciones de los técnicos, paliará de modo decisivo el enorme desequilibrio existente hoy en el equipo, que sufre tremendamente con las transiciones ataque-defensa. Pogba, jugador de gran zancada y sentido táctico, cubre mucho terreno y oxigenaría el sistema defensivo blanco, que hoy en día tiene que trabajar a destajo con la poca solidaridad defensiva de la BBC, a la que se ha añadido con descaro James Rodríguez.

Florentino Pérez está contento estos días, y lo estará en las próximas fechas. Zidane le ha devuelto la sonrisa y se siente fuerte. Dicen en la planta noble del Santiago Bernabéu que el presidente va a luchar cuchillo en boca para levantarle al Barça una presa tan codiciada como es Pogba. Y también olisquea otra presa juventina que está en el ojo blaugrana: el argentino Dybala. De cualquier manera, una cosa queda clara para los expertos. El Real Madrid volverá a hacer saltar la banca.

Fuente: ElConfidencial – Deportes