La previsible pitada a Piqué preocupa a Vicente del Bosque

El morbo que rodea la figura de Gerard Piqué ha logrado desviar la atención del mediático triángulo en la portería –Casillas, De Gea y Navas-. ¿Por ...

El morbo que rodea la figura de Gerard Piqué ha logrado desviar la atención del mediático triángulo en la portería –Casillas, De Gea y Navas-. ¿Por qué fue pitado este miércoles en el entrenamiento en León con la selección española? Piqué encendió una mecha en la celebración con el Barcelona al dar las gracias a Kevin Roldán (invitado a la fiesta de cumpleaños de Ronaldo tras el 4-0 en el Calderón) que pudiera haber ofendido a algún madridista. Un tema extradeportivo que tendrá su cuota de pantalla este jueves desde que salte a calentar en el España-Costa Rica, porque Piqué “jugará seguramente porque no quiero que Ramos juegue los 90 minutos”, admitió anoche Vicente del Bosque en la Cadena SER.

“La pitada no ha sido mucha, pero sí hay una incitación grande en algunos medios al odio que me enerva y me pone de mala leche. Creo que pitar a un jugador español que lleva cerca de 70 partidos internacionales, que han jugado en las inferiores y que han tenido siempre un comportamiento correcto con la Selección… Quien pita a un jugador de la Selección pita a toda la Selección, lógicamente”. Del Bosque se mostró preocupado en los micrófonos de la citada emisora de radio, 24 horas antes del amistoso.

“Piqué en muchas cosas es súper inteligente”

Piqué, cada vez que tocaba la pelota en el entrenamiento del miércoles, recibía unos pitos que fueron de menos a más. Contagiándose hasta llegar a los periódicos y medios de comunicación de todo un país. Este caso es el espejo de una sociedad que describe Del Bosque con este ejemplo: “Estamos en un buen tiempo para los clubes españoles (dos ganadores de la Champions y Liga Europa consecutivos) y resulta que centramos todo el odio en un jugador, que en muchas cosas es súper inteligente y un chico del que no tengo porqué pensar otra cosa salvo alguna bromilla que puede pasar de un lado y de otro. Y ha pasado”.

El técnico salmantino no ha hablado con el futbolista porque considera que no es necesario. Veterano en apagar fuegos, Del Bosque espera que este episodio se olvide rápido para centrarse en la pelota aunque también desearía que “todos aquellos que tienen altavoz deberían ser más tranquilos y más ponderados, en lugar de ser tan viscerales”. Eso compete a las bromas y al “respeto al himno”, otro de los puntos calientes que en este último mes se apoderó del papel protagonista del balón.

Fuente: ElConfidencial – Deportes