La primera Liga de Luis Enrique, la última de Xavi Hernández

Pitó Undiano Mallenco el final del partido en el Vicente Calderón y Luis Enrique se abrazó con Juan Carlos Unzué, su mano derecha mientras el resto de ...

Pitó Undiano Mallenco el final del partido en el Vicente Calderón y Luis Enrique se abrazó con Juan Carlos Unzué, su mano derecha mientras el resto de ayudantes iban llegando para sumarse. Los jugadores botaban mientras en el terreno de juego y todos rendían pleitesía a Leo Messi, que este domingo, otra vez, volvió a decidir el encuentro. En cuanto pudo, y sin hacer ruido, el técnico enfiló el camino de vestuarios. No es amigo Luis Enrique de hacer gestos de cara a la galería y no hizo una excepción pese a acabar de ganar su primer título. “Lo he celebrado en el campo y en el vestuario. Prefiero celebraciones íntimas y tranquilas”, reconoció luego en la sala de prensa, en la que apareció empapado después de que le pasaran por la ducha.

No ha sido una temporada fácil para el asturiano, al que tampoco parecen afectarle demasiado los conflictos. Supo convivir con ellos y dar un paso atrás cuando el que tuvo con Messi amenazó con dinamitar el proyecto en enero. Con su áspero carácter no tuvo nunca ni una concesión ante las cámaras y los micrófonos. “No hay posibilidad de que un entrenador de un equipo grande no reciba críticas. Y si te va mal, te ejecutan“, afirmó. No faltó la pregunta sobre su futuro y la respuesta de turno: “Hasta que no termine la temporada no hablaré de eso“.

Pese a las dudas sobre la continuidad del técnico, Josep Maria Bartomeu sigue actuando como si no pasara nada. En Rac1, una vez concluido el partido lo tuvo claro: “Ya hemos hablado muchas veces con Luis Enrique y él quiere centrarse en la competición. No hay debate. Tiene un año más de contrato y estoy seguro que continuará“. 

El técnico tiene previsto conceder ahora unos días de descanso a sus jugadores antes de cerrar el campeonato con el último encuentro ante el Dépor. Para entonces, ya se da por seguro quién será el hombre del partido: Xavi Hernández. El centrocampista se despedirá de la Liga en casa después de haber ganado nada menos que ocho campeonatos. Aún le quedará la final de Copa en el Camp Nou y la de Champions en Berlín, pero el aficionado azulgrana es consciente de estar viviendo los últimos momentos de un jugador irrepetible al que quiere decir adiós con honores.

El primer título de la temporada ya ha caído en el zurrón azulgrana. El primero de Luis Enrique, el último de Liga de Xavi

La primera Liga de Luis Enrique, la última de Xavi Hernández

Fuente: ElConfidencial – Deportes