La selección femenina regresa de Canadá en dos vuelos distintos pero unida contra Villar

La temprana eliminación de la selección española en el Mundial de Canadá ha dejado las aguas revueltas. Primero, fueron las jugadoras las que emitieron un ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
1

La temprana eliminación de la selección española en el Mundial de Canadá ha dejado las aguas revueltas. Primero, fueron las jugadoras las que emitieron un comunicado para expresar su malestar por una mala preparación de la cita mundialista y para pedir un cambio que consideran necesario al haberse terminado una etapa. Este sábado, ha sido Ignacio Quereda el que ha respondido a sus futbolistas asumiendo su responsabilidad y asegurando que no va a dimitir. El seleccionador nacional lleva 27 años en el cargo y las jugadoras creen que es la hora de cambiar y de que al fútbol femenino se le de la importancia que se merece con un proyecto de futuro renovado. De momento, nadie de la RFEF y tampoco Villar se han pronunciado sobre qué pasará con Quereda, pero el combinado nacional ha dicho basta y la unión entre las chicas es total. 

“Este es el momento de que se marque un cambio, unas pautas y se cree un proyecto serio”, así de contundente se expresó la capitana de la selección femenina Vero Boquete, en su llegada a Madrid. Las 23 jugadoras del combinado nacional se han alzado contra las situaciones, muchas veces precarias, que atraviesa el fútbol femenino. En la carta abierta que las internacionales hicieron pública se hablaba de que “la preparación del Mundial no había sido la correcta”, sobre lo que Vero apuntó: “Durante mucho tiempo, las ilusiones han tapado muchos huecos que han sido muy grandes. Tenemos que pensar en la próxima Eurocopa, Mundial y Juegos Olímpicos, pero si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora, lo normal es que tengamos los mismos resultados que hasta ahora y han sido insuficientes”. 

Es evidente que la cuerda está tensa entre las 23 jugadoras y el cuerpo técnico y que, ambas partes tienen ideas muy diferentes. También el trato que reciben por parte de la Federación Española de Fútbol deja mucho que desear en muchos aspectos. Por ejemplo, las jugadoras de la selección regresaron de Canadá en dos vuelos diferentes, uno que aterrizó en Madrid a las 11:30 de la mañana de este sábado y otro que llegó a las 16:00 horas. Imagínense a la selección masculina viajando separada… Cuando Vero Boquete se puso ante los micrófonos en el aeropuerto de Barajas ironizó sobre el tema: “Los único en lo que no hemos estado unidas es en los vuelos que nos han traído a Madrid”.

Ainhoa Tirapu habla ante la prensa en Barajas (Efe). Ainhoa Tirapu habla ante la prensa en Barajas (Efe).

Otro aspecto que ha llamado la atención es la preparación que ha llevado a cabo la selección femenina. Ningún partido amistoso en los días previos al Mundial, lo que provocó que muchas jugadoras llegaran a la cita de Canadá después de estar un mes sin jugar. Por ejemplo, Costa Rica, un combinado que cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros, disputó cuatro amistosos los últimos 15 días antes del Mundial. Los aproximadamente 111 millones con los que cuenta la RFEF no fueron suficientes para organizar ninguna cita de este tipo y tampoco para que las dietas de las jugadoras superaran los 40 euros por día. Las chicas de baloncesto cobran 300. 

Las jugadoras ya han dejado claro que esta situación va más allá de que Ignacio Quereda deje su puesto veintisiete años después, lo importante son los cambios que se produzcan en beneficio del fútbol femenino. “No es un tema de una dimisión concretamente, es de una situación que queremos que mejore. Si hacemos esto es porque creemos que va a ser mejor para el fútbol femenino”, aseguró la portera Ainhoa Tirapu en su llegada a Madrid. Durante el Mundial, apenas hubo conversaciones con las jugadoras por parte de los medios de comunicación. En algunos momentos, las internacionales llegaron a vivir en un búnker, una situación a la que pusieron punto y final cuando aterrizaron en España. 

Las jugadoras están unidas y Vero Boquete lo ha vuelto a reiterar: “Soy consciente de que a veces se focaliza un poco más en mí, en las capitanas o en alguna jugadora en concreto, pero tiene que quedar claro que este es el sentir de las 23 jugadoras y de todo el fútbol femenino español”. En Twitter, las muestras de apoyo a la selección femenina son continúas y a través del hashtag #NoSois23SomosTodoElFutFem numerosas jugadoras y clubes han mostrado su total respaldo al paso que han dado las jugadoras que piden a Villar “una solución lo más acorde para todos”. Y, por supuesto, en esa solución está incluida el cese de un técnico que se ha convertido en un intocable de un presidente al que le va a tocar hacer más caso a sus chicas. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes