La sub-21 sigue con las mismas taras de siempre: juega bien, pero no gana

05.09.2016 – 20:37 H. – Actualizado: 05.09.2016 – 21:03H. España sub-21 empató contra Suecia en Malmö. Un hecho que, si nos atenemos a las ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

05.09.201620:37 H. – Actualizado: 05.09.2016 – 21:03H.

España sub-21 empató contra Suecia en Malmö. Un hecho que, si nos atenemos a las plantillas de las que están compuestas ambas selecciones, debía ser muy extraño. No en vano, la sub-21 tiene a todos sus jugadores titulares jugando en equipos de primer nivel español y europeo, son futbolistas de una calidad contrastada y que pese a su juventud, ya tienen una gran experiencia a sus espaldas. Pese a estas evidencias, se dejó dos puntos en Escandinavia para complicarse y mucho la clasificación para la Eurocopa de la categoría del año próximo. A la que, probablemente, sea el mejor combinado del continente a esas edades.

¿Cómo se explca este sufrimiento? Los motivos son similares a la razón por la que la Absoluta ya no sólo no es imbatible, sino que ha caído con estrépito en un Mundial y una Eurocopa consecutivamente. El estilo, tan maravilloso durante un tiempo, no ha evolucionado en los últimos años, al contrario que el propio fútbol, que no permite permanecer sentado y autocomplacido. Tampoco lo ha hecho el de la sub-21. Han cambiado los jugadores, los entrenadores, pero no se ha cambiado la forma de afrontar los paritdos. Mucha posesión, movimientos bonitos y una técnica depuradísima, pero los demás no sienten dolor por ello.

“No veo por qué dudar de la forma de jugar”. Esa frase la dijo el primer entrenador que empezó a aplicar la manera de jugar triunfante de la Absoluta en la categoría inmediatamente inferior. Luis Milla tuvo claro en aquellos cinco años que fue seleccionador sub-21 que el juego de posición era la gran idea que necesitaba España para desarrollarse como selección y para dominar el mundo del fútbol durante seis años. Lo dijo en un contexto negativo, en octubre de 2014, cuando la Selección venía de hacer el ridículo en Brasil. Hoy en día sigue vigente, pese a que han pasado dos técnicos por el hueco que él dejó. Todos exculés, de la cuna de Cruyff, idóneos para continuar el legado.

Óliver apareció a cuentagotas (Emil Langvad/EFE).Óliver apareció a cuentagotas (Emil Langvad/EFE).

Y tenía razón Milla. ¿Cómo vamos a cambiar la forma de jugar si los jugadores que siguen apareciendo invitan a seguir igual? Veamos, por ejemplo, el once que eligió Albert Celades para jugar contra Suecia: Pau; Bellerín, Meré, Jonny, Gayà; Merino, Saúl, Óliver, Denis, Deulofeu; Munir. Hasta la defensa está formada por jugadores prominentemente técnicos, no digamos ya a partir del mediocampo hacia delante. Aunque no quieran, juegan así. El movimiento en raso de la pelota, el movimiento constante de las posiciones y el deseo de mantener siempre la posesión forma parte del ADN de todos ellos. Y también de Celades, que lo siente como propio.

Pero lo que dio tantas alegrías durante un breve periodo, también ha generado dos decepciones muy recientes. Las Eurocopas ganadas seguidas en 2011 y 2013 precedieron a no clasificarse para la siguiente, en 2015 y, con ello, no tener opciones a jugar los Juegos Olímpicos de Río. Y ahora, jugar el torneo de Polonia del año que viene se antoja muy complicado y se tendrá que depender de los rivales y no del trabajo propio, teniendo en cuenta además que, de clasificarse, sería, casi seguro, a través de una hipotética repesca.

España jugó bastante bien en Malmö. Pero es que es difícil que no parezca mejor que el contrario, porque es bonita la manera de jugar. Otra cosa bien distinta es que sirva de algo. Ocasiones de gol se generaron tres serias, una de ellas acabó con el gol de Deulofeu tras un grandísimo pase de Bellerín. El resto, balón controlado y poco más. El objetivo de tener la posesión debe ser siempre el gol, pero rara vez lo consiguen. Deberán conseguirlo ante San Marino y Estonia en los próximos partidos en octubre para poder clasificarse, y rezar para que los resultados de los contrarios favorezcan. Una vez se consiga el billete a la Euro sub-21, si se hace, deberá mejorarse y mucho ese juego posicional que no sirve de nada.

Ficha técnica:

1. Suecia: Erlandsson; Wahlqvist, Jacob Larsson, Dagerstål, Pa Konate; Asoro, Hallberg, Olsson, Tankovic (m.90, Rakip); Strandberg (m.78, Moberg-Karlsson), Cibicki (m.61, Jordan Larsson).

1. España: Pau López; Bellerín, Meré, Jonny, Gayá; Saúl, Mikel Merino, Óliver; Deulofeu (m.83, Mina), Munir (m.58, Williams), Denis Suárez.

Goles: 0-1, m.50: Deulofeu; 1-1, m.86, Merino (p.p.).

Árbitro: Hugo Miguel (Portugal). Sacó tarjeta amarilla, por Suecia, a Pa Konate (m.80); por España, a Bellerín (m.62), Pau López (m.84).

Incidencias: Partido de clasificación para la Eurocopa sub 21 2017 disputado en el Nya Malmö Stadion de Malmoe (Suecia) ante 4.454 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes