La tragedia del suplente Morata: demasiado caro para la Premier League

03.08.2016 – 05:00 H. En un verano parco en movimientos para el Real Madrid, una de sus grandes novedades, el internacional Álvaro Morata, repescado de la ...

03.08.201605:00 H.

En un verano parco en movimientos para el Real Madrid, una de sus grandes novedades, el internacional Álvaro Morata, repescado de la Juventus, ofrece sentimientos encontrados. El jugador quiere sentirse importante y el club blanco no ofrece esas condiciones. El peso de la BBC (Bale, Benzema y Cristiano) aplasta los sueños del madrileño, que sabe que con esos tres dinosaurios del fútbol delante jamás podrá ser profeta en su tierra.

Álvaro Morata nunca llevó bien la suplencia, de ello puede dar fe Massimiliano Allegri, el entrenador de la Juventus, con el que tuvo un serio enfrentamiento a principios de la temporada pasada, cuando el técnico le dejó en el banquillo en los primeros encuentros. Allegri prefería la dupla Dybala-Mandzukic. Luego recuperó la titularidad y realizó un excelente tramo final de temporada, destacando su soberbia actuación frente al Bayern en Champions. La cotización de Morata subió como la espuma y su valor de mercado alcanzó los 40 millones.

Las buenas actuaciones de Álvaro Morata con la Juve y en la Selección hicieron que al Real Madrid no le dolieran prendas a la hora de utilizar la cláusula de recompra al cuadro juventino: 30 millones de euros. Los expertos del club consideran que el valor real en el mercado de Álvaro Morata, de 23 años, supera los 50 millones de euros, máxime cuando la Juventus ha roto la banca con el Pipa Higuaín (29 años), por el que se pagaron 90 millones de euros. El Real Madrid pide por Morata 70 millones. En la Premier, al menos de momento, lo consideran un precio excesivo.

Zidane ya ha dejado claro que cuenta con Morata para la presente temporada (EFE) Zidane ya ha dejado claro que cuenta con Morata para la presente temporada (EFE)

No se quiere morir de asco

A Zinedine Zidane, el entrenador del Real Madrid, le gustan mucho las maneras futbolísticas de Morata, y más ahora, con la baja segura de Cristiano Ronaldo para la final de la Supercopa de Europa y las tardías incorporaciones de sus internacionales Gareth Bale, Pepe y Toni Kroos.

Morata sabe que va a ser titular en esta pretemporada, pues Cristiano Ronaldo se encuentra en ‘boxes’ y a Gareth Bale todavía le quedan muchas sesiones de trabajo para alcanzar la forma. El madrileño realizará muchos duetos con Karim Benzema. Pero Morata no cree en espejismos y es consciente de que en cuanto ruede el balón en la Liga, la BBC entrará en liza y él deberá asumir su rol en el Real Madrid: suplente.

Y esta condición repele al joven goleador, que recibió la noticia de su ‘fichaje’ por el Real Madrid como un mal menor. En el club blanco se encuentran a la expectativa. Y Morata también. El internacional sabe que lo tiene imposible en el Real Madrid y por ello se resiste a ser carne de suplencia. Como ha dicho a sus íntimos, “no quiero morirme de asco en el banquillo”, de ahí que a través de su padre, éste siempre a la sombra de su representante, haya pedido agilizar su venta.

Álvaro Morata, durante el España-Italia de la pasada Eurocopa de Francia (EFE)Álvaro Morata, durante el España-Italia de la pasada Eurocopa de Francia (EFE)

Un seguro de vida

Manchester United, Chelsea y Arsenal, tres de los equipos más solventes de la Premier, se han mostrado interesados en el jugador, pero de momento no llegan de ni de lejos a los 70 millones de euros que el Real Madrid exige para sentarse a negociar. El Manchester de Mourinho, a través de Jorge Mendes, ha avisado que se mantendrá alerta ante una futura puja. Pero ha deslizado que solo llegará a 55 millones. El Manchester ha hecho una fuerte inversión con el sueco Ibrahimovic, aunque todavía le quedan fondos para un pulso futuro. El Chelsea, con Antonio Conte como entrenador, lo considera muy caro y solo acometerá su fichaje si se cayera la primera opción, el belga Lukaku, por el que inicialmente ha ofertado 50 millones.

A quien realmente encandila Álvaro Morata es a Arsène Wenger, entrenador del Arsenal, admirador del talento del joven futbolista, un goleador que con el paso del tiempo ha evolucionado y cuyos demarques y entradas por las dos bandas son demoledores. El Arsenal tiene también como objetivo al francés Lacazette, del Olympique de Marsella, club que rechazó 35 millones de euros, la oferta inicial de los ‘gunners’. Entre los agentes del mundo del fútbol se tiene la certeza de que conforme se adentre agosto el Arsenal calentará el mercado y elevará el pistón. No olvida a Morata.

En el Real Madrid no hay prisas, saben que Morata es un buen seguro en ausencia de Cristiano Ronaldo. Pero también saben que el ex de la Juventus no está contento. Quiere más protagonismo en el club de su corazón. O irse a la Premier. Pero el Madrid ha puesto precio de oro a sus piernas.

Fuente: ElConfidencial – Deportes