“Ladrones”, el mensaje que se encontró en el coche el árbitro del Villarreal-Real Madrid

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Acabó siendo el gran protagonista del partido. Jesús Gil Manzano, el árbitro, fue señalado por todos los que forman parte de la familia del Villarreal. Presidente, jugadores, entrenador… Todos le marcaron negativamente por ese penalti que señaló y que permitió al Real Madrid igualar el marcador, para posteriormente remontar. Pero no todo pasó en el terreno de juego, también fuera. Así, cuando el acta del partido ya había sido redactado y enviado, el colegiado mandó más tarde un anexo para denunciar que en el coche se encontró un papel con un ofensivo mensaje.

El Confidencial

La interpretación de la regla 12 de la FIFA es la respuesta para saber si era penalti la mano de Bruno Soriano (Villarreal) que propulsó la remontada del Real Madrid

En el apartado ‘otras incidencias‘, Gil Manzanó subrayó lo siguiente: “Se ha creado un anexo al acta el día 27/02/2017 a las 01:30, motivado por: una vez entregadas las actas del partido fuimos acompañados por personal de seguridad al parking donde teníamos estacionados nuestros vehículos, el cual es una zona controlada y dentro del recinto del estadio, encontrando un papel en el parabrisas de dos de nuestros vehículos en los que ponía escrito a mano “LADRONES“. Este hecho se le comunicó al delegado de campo, desconociendo el autor de los mismos”.

Bruno, en el momento de ser amonestado tras cometer la polémica pena máxima (EFE)Bruno, en el momento de ser amonestado tras cometer la polémica pena máxima (EFE)

Para cargar de más polémica el encuentro, un indignado Fernando Roig tiró con bala tras el partido. El presidente del Villarreal, cuando le tocó analizar lo sucedido en el terreno de juego ante el micrófono de ‘Cope’, lanzó una carga de profundidad. “Lo que me ha llegado y me ha hecho gracia es que ha salido todo el estamento arbitral con bolsas del Real Madrid. Me ha llamado la atención, no sé lo que llevarían dentro”. “No está bien, me parece a mí”, añadió. “Cuando han ido a despedirse de Fran Escribá, éste se ha dado cuenta del hecho. A nuestro míster no le ha gustado esa situación”, explicó el dirigente.

Gonzalo Cabeza

La entrada del malagueño supuso el inicio de una remontada magnífica. De no jugar a nada pasaron a dominar. El segundo gol, de penalti, fue muy discutido por los castellonenses

Los rebotes no pueden acabar en penalti nunca, como así se encargó de informar en su momento el estamento arbitral a todos los clubes. Este hecho fue recordado oportunamente por Fran Escribá tras el partido. Un técnico, el del Villarreal, que fue expulsado por lo siguiente, según reflejó Gil Manzano en su escrito: “en el minuto 73 el técnico, Francisco Escriba Segura, fue expulsado por el siguiente motivo: hacer observaciones de orden técnico a una de mis decisiones a gritos y gesticulando, haciendo caso omiso a las indicaciones del asistente 1 y del cuarto árbitro. Una vez expulsado retrasó su retirada del área técnica poco menos de un minuto, siendo avisado varias veces de que debía abandonar dicha zona”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes