Laporta sí ha tocado a Ramos, quien ya no tiene tan claro seguir en el Real Madrid

“Sergio Ramos no jugará nunca en el Barcelona”. Así de rotundos se han tenido que mostrar desde el entorno del segundo capitán del Real ...

“Sergio Ramos no jugará nunca en el Barcelona”. Así de rotundos se han tenido que mostrar desde el entorno del segundo capitán del Real Madrid en vista del cariz que estaba tomando la posibilidad de que el central sevillano acabara convirtiéndose en propaganda electoral de algún candidato a la presidencia del club catalán. Y es que fue precisamente uno de estos precandidatos, concretamente Jordi Majó, quien el pasado viernes aseguró en su presentación oficial que Ramos se nos ha ofrecido desde hace tiempo como una baza electoral. No sé si se ha ofrecido a alguien más”. 

Según ha podido saber El Confidencial, a la precandidatura de Joan Laporta no le ha hecho falta que le llame ningún intermediario para ofrecerle a Ramos, sino que ha sido Albert Luque quien, aprovechando su amistad, ha hablado directamente con Sergio para comentarle la posibilidad de vestirse de azulgrana. Sabido es que el sevillano aún tiene dos años más de contrato con el Real Madrid, aunque, en vista de que Florentino Pérez no parece estar por la labor de ofrecerle una mejora de contrato, no descarta marcharse incluso antes de finalizarlo. Luque lo sabe, y de ahí quizás su movimiento. 

El que fuera canterano del Barça, aunque nunca llegó a jugar en el primer equipo y lo hizo en otros como Mallorca, Deportivo, Newcastle o Málaga, no ha mantenido contacto con el hermano y agente del central del Madrid, de ahí que éste no tenga por qué saber nada y, cuando así lo asegura, esté diciendo la verdad. Luque, que va en la precandidatura de Laporta, se dejó ver en el estreno de su sede junto a otros exdeportistas como Enric Masip o Roger Esteller. El exdelantero es un buen amigo de Ramos, con quien ha coincidido y se ha dejado ver en más de una ocasión en Málaga. 

Seguro que si a Joan Laporta se le pregunta hoy en su presentación oficial por Sergio Ramos, dirá lo mismo que Majó –“no hemos tenido contacto con René Ramos-y no estará mintiendo. “Por lo que sabemos, pensamos que es un tema de posible mutuo interés entre un precandidato y ellos. No sé nada más”, aseguró Majó, aunque tiró la piedra y escondió la mano, pues a contiuación dijo que “nosotros no entramos en este juego. No vamos a dar motivos a Sergio Ramos y a su hermano para subir su caché en el Real Madrid. En nuestro caso, está descartado totalmente”, sentenció el precandidato en lo que ha sido lo más comentado de su presentación.  

Muchos esperaban las declaraciones de los demás precandidatos para conocer si la bomba de Ramos estaba relacionada con el Barcelona o solo con Majó. Así, Josep María Bartomeu y Agustí Benedito negaron cualquier contacto u ofrecimiento por parte del entorno del central madridista. ”Se habla de muchos jugadores, pero en ningún momento me han hablado de Sergio Ramos”, aseguró el presidente saliente. Por su parte, Benedito añadió un matiz importante sobre este asunto: “conociendo a Majó como le conozco, estoy seguro de que dice la verdad”. De Laporta nadie sospechaba, pero él sí ha movido ficha. 

Joan Laporta, en la presentación de su sede (Efe)Joan Laporta, en la presentación de su sede (Efe)

Sergio Ramos se cansa de esperar al Real Madrid 

Que el nombre de Ramos haya irrumpido en la carrera electoral por la presencia del Barça no le hace ningún favor a Sergio, pues es un argumento que puede ser utilizado en su contra desde los despachos del Bernabéu, tan acostumbrados a manejar la información como más les convenga. Cierto es que el segundo capitán del Real Madrid quiere renovar con la condición de subir al segundo escalón de la plantilla madridista en lo que a ficha se refiere, algo a lo que no está dispuesto Florentino Pérez. Sin embargo, hacer palanca con el interés del Barça no parece la mejor manera de presionar, sino más bien todo contrario. 

Tal y como confirmó hace unos días el propio René en los micrófonos de Radio Marca, el Real Madrid no le ha llamado para sentarse a negociar la renovación de su hermano, cuyo contrato acaba en 2017. “Si lo hacen, allí estaré”, añadió el hermano y agente del sevillano, aunque al mismo tiempo hay quien asegura que está mirando otras opciones para Sergio. Sí, es su obligación y seguro que ofertas le han llegado, pero con dos años más de contrato, tampoco está en disposición de valorarlas sin hablar antes con el Real Madrid.

Sabido es que las relaciones entre Ramos y Florentino no atraviesan su mejor momento. El segundo capitán quiere una ampliación que conlleve la mejora de su actual contrato, pero el presidente se niega en rotundo. Es decir, las negociaciones no sólo están paralizadas, sino que ahora mismo están rotas. Según aseguran varios medios, el central gana 6 millones de euros y pretende cobrar 10 millones, aunque Florentino sólo le ofrece 7. La preguntas que surgen son evidentes: ¿Qué ficha le pagaría el Barça si Piqué gana precisamente 7? ¿Cuánto podría ofrecer al Real Madrid por él? Aunque, claro, responderlas es perder el tiempo, pues Ramos ya no tiene tan claro seguir vistiendo de blanco, pero también que “nunca jugará en el Barcelona”. ¿Se lo dejó así de claro Sergio a su amigo Luque?

Fuente: ElConfidencial – Deportes