Las 5 pistas de aterrizaje más peligrosas

¿Cuáles son las pistas de aterrizaje más peligrosas del mundo? ¿Dónde tienen menos margen de reacción los pilotos? Retomando las respuestas de cientos de ...

¿Cuáles son las pistas de aterrizaje más peligrosas del mundo? ¿Dónde tienen menos margen de reacción los pilotos? Retomando las respuestas de cientos de aviadores y pasajeros, la red social Quora ha elaborado una lista. Aquí recogemos los casos más extremos. 

1. Aeropuerto de Agatti (India).

Se trata del único aeropuerto del archipiélago de Lakshadweep, en India, y es poco más que una pequeña lengua de tierra asfaltada en la que los pilotos no pueden desviarse ni un centímetro. Fue construida a finales de los años 80.

2. Aeropuerto Princess Juliana (Saint Marteen).

El aeropuerto Princesa Juliana se encuentra en la isla Saint Maarten (que pertenece a Países Bajos), y es el tercero con mayor carga en el Caribe. Los aviones se colocan “a tiro de frisbee”, volando a escasos 25 metros sobre la playa. Tanto es así que las autoridades advierten de que acercarse demasiado en el momento de la llegada y la salida de las aeronaves “puede dar lugar a lesiones serias o incluso la muerte” al poder ser succionado por una turbina o ser enviado hacia el mar sin poder salir. 

3. Ice Runway (Antártida). 

Es la principal pista de aterrizaje del Programa de EEUU en la Antártida, mantiene comunicada la Estación McMurdo y solo está activa durante el verano antártico. Los aviones despegan y aterrizan directamente sobre el hielo marino. Ni siquiera se puede catalogar como aeropuerto, aunque soporta aviones como el Lockheed C-5 Galaxy o el Boeing C-17. Hay que habilitarla cada año y se mantiene activa hasta principios de diciembre, cuando empieza a quebrarse el hielo.

>

4. Courchevel (Francia). 

Este diminuto aeropuerto de los Alpes franceses constituye el único acceso aéreo para una de las mayores áreas de esquí del mundo. Su única pista tiene sólo 525 metros de largo y 40 de ancho, es ondulada y presenta un declive. Y está ubicada a 2000 metros de altura. Aterrizar allí es tan espectacular que aparece recurrentemente en películas como “El mañana nunca muere”, de la saga de James Bond.

5. Aeropuerto de Paro (Bután). 

El Aeropuerto Internacional de Paro es el único del Reino de Bután y está situado a 6 kilómetros de la ciudad de Paro. Se encuentra a 2 237 metros de altitud, en el interior de un valle y con montañas de hasta 5 480 metros alrededor. Las maniobras necesarias para aterrizar lo convierten en uno de los aeropuertos más complicados y peligrosos del mundo, de hecho acercarse sólo está permitido cuando se cumplen las condiciones climatológicas perfectas.

Fuente: ElConfidencial.com