Las asambleas del Real Madrid ya no serán un paseo militar para Florentino Pérez

29.04.2016 – 05:00 H. Las elecciones a socios compromisarios del Real Madrid celebradas el pasado domingo resultaron borrascosas, como demuestra el hecho ...

29.04.201605:00 H.

Las elecciones a socios compromisarios del Real Madrid celebradas el pasado domingo resultaron borrascosas, como demuestra el hecho de que muchos socios las hayan impugnado y otros ultimaran detalles este jueves para hacerlo. Sin embargo, también fueron esperanzadoras para esa democratización que persiguen aquellos madridistas de carné contrarios a la gestión de su presidente, Florentino Pérez. Según el comunicado que ofreció el club el pasado lunes, se eligieron 1.993 socios representantes, 29 por cada millar, excepto la fracción, que fueron 21, para el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2016 y el 30 de junio de 2020.

Compromiso Blanco, la plataforma en que se han unido para esta causa la Asociación de Socios del Real Madrid (SRM), la Asociación 6 de Marzo de 1902 -fecha de fundación del club-, el Movimiento Ámbar, la Plataforma Blanca y la Asociación de los Valores del Madridismo, obtuvo 273 representantes, lo que supone, al menos, un 13,6% de presencia en las asambleas, tanto ordinarias como extraordinarias, que convoque el Real Madrid. Es decir, que a partir de ahora el madridismo que no comulga con ruedas de molino podrá tener voz y también voto. 

[Los socios del Real Madrid empiezan a movilizarse contra Florentino]

Carlos Mendoza, presidente de la Asociación de los Valores del Madridismo, comenta a El Confidencial que “después de no tener medios ni tiempo, pues apenas hemos dispuesto de dos meses, estamos encantados del resultado que ha obtenido Compromiso Blanco. Hemos hecho una valoración de lo que ha ocurrido en estas elecciones y, de momento, no queremos tomar medidas de urgencia, sino ver el lado positivo”.  Al igual que Eugenio Martínez Bravo y Borja Martínez-Valero, otras de las cabezas visibles de la plataforma, Medonza asegura que “el club puso toda su maquinaria a tope, con gestores y empleados florentinistas, cuyo único objetivo era que el actual mandatario continúe haciendo de su capa un sayo; es decir, lo que le dé la gana con sus antojos y veleidades”. 

“Vamos a seguir luchando con fe y entusiasmo para que el Real Madrid sea una institución democrática y transparente, pues en la actualidad es una dictadura”

Sin embargo, y sobre todo ahora que cuentan con 273 socios compromisarios, Mendoza asegura que “vamos a seguir luchando con fe y entusiasmo para que el Real Madrid sea una institución democrática y transparente, pues en la actualidad es una dictadura. Una entidad que se gestiona como los regímenes totalitarios”. Y es que, según denuncia el representante de Compromiso Blanco, “los empleados del Madrid, a los que pagamos todos los socios, no pueden ir en contra de unos y defender a otros. Tienen que ser neutrales, como ocurre con los funcionarios en las elecciones generales, autonómicas y municipales. Los funcionarios no se suman a los intereses de aquel o este partido político. Sin embargo, algunos empleados del Real Madrid defienden a capa y espada al presidente, aunque otros, la mayoría, censuran la forma en la que trabajan y se quejan de la manera que son tratados por sus superiores”.

Votación durante una Asamblea de socios compromisarios del Real Madrid. (EFE) Votación durante una Asamblea de socios compromisarios del Real Madrid. (EFE)

Mirando al futuro, a la próxima asamblea extraordinaria u ordinaria que tenga lugar, probablemente en el venidero mes de septiembre, Carlos Mendoza asegura que “es lógico que nos sintamos felices porque, tras los resultados de estas elecciones, tendremos más fuerza que en anteriores asambleas. El 13,6% de compromisarios que hemos sacado tendrá más voz y voto como asambleístas y, además, evitará que el presidente y sus correligionarios las manipulen”.

En este sentido, el presidente de Valores del Madridismo habla por experiencia, pues “en los últimos tres años a mí me humillaron”. “En el primero, me quitaron el micrófono; en el segundo, me vejaron, y en el tercero, Florentino me dijo que me iba a demandar. Eugenio Martínez Bravo, Borja Martínez Valero y yo no hemos salido compromisarios, pero vamos a dar la máxima batalla para terminar con la dictadura y los tejemanejes del señor Pérez. A Florentino le han fastidiado los resultados de estas elecciones porque siempre presume y saca pecho de tener a su lado al 99,9% de los madridistas. En esta ocasión le ha salido el tiro por la culata. A partir de ahora se va a encontrar con numerosos socios, fieles a la gran historia del Madrid, que le van a plantar cara”.

En los últimos tres años a mí me humillaron. En el primero me quitaron el micrófono, en el segundo me vejaron y en el tercero Pérez dijo que me demandaría

Aún no olvida Carlos Mendoza algunos hechos que sonrojaron a más de un madridista el pasado domingo, como los socios que llegaban al estadio para votar con la papeleta en un sobre cerrado, cuando estas debían recogerse al entrar al estadio. O los que andaban dubitativos y sin saber a quién iban a votar. Y qué decir de los que pusieron cara de extrañeza cuando tuvieron que enseñar hasta tres veces el DNI, una para poder entrar, otra para acreditarse y, la tercera, para depositar su papeleta en la urna. También hubo quienes criticaron que, por primera vez, se votara por redes notariales, cuyo coste era de cerca de 100 euros por voto. Por no hablar de la presencia de varios autobuses de peñas de provincias de fuera de Madrid que se desplazaron para votar en masa… 

[Presentada la plataforma Compromiso Blanco]

Según informó el diario ‘AS’, muchos socios se quedaron perplejos al ver a Alberto Villaverde, el único condenado por haber falsificado votos para la candidatura de Juan Miguel Villar Mir en las elecciones de 2006. El pasado domingo, Villaverde entraba y salía de las oficinas del club como Pedro por su casa. Con su dosier en la mano, colaboraba para influir en el voto de muchos socios, con el fin de que salieran elegidos los compromisarios afines a los intereses de Florentino y Redondo. Nadie se explicaba su presencia junto a otros socios de la peña El Bierzo.

Carlos Mendoza, al referirse a estos hechos, comenta: “Por eso digo, y no me canso de repetirlo, que no hay transparencia en el club. A base de prebendas y favores a muchas peñas, como entradas y obsequios, por poner un ejemplo, Florentino y Manuel Redondo tienen comprados a muchos socios, cuando a otros los ignoran. Nos alegramos de los éxitos del equipo. ¡Ojalá gane la Liga y la undécima Copa de Europa!, pero ya va siendo hora de que el Madrid vuelva a recuperar el prestigio, la admiración y el respeto en todo el mundo, valores que ha dilapidado el señor Pérez en las dos etapas presidenciales”.

Fuente: ElConfidencial – Deportes