Las británicas que viajaron a Siria para unirse al ISIS podrían haber huido de los radicales

Las tres adolescentes que viajaron desde Londres a Siria para casarse con militantes del ISIS podrían haberse escapado. Según informa el ‘Daily Mail’, las ...

Las tres adolescentes que viajaron desde Londres a Siria para casarse con militantes del ISIS podrían haberse escapado. Según informa el ‘Daily Mail’, las chicas han huido de los terroristas desatando con su retirada una búsqueda frenética por parte del autodenominado Estado Islámico para localizarlas. A pesar de que las informaciones indican que las menores fugadas podrían ser las jóvenes británicas de entre 15 y 16 años, no hay nada que confirme que efectivamente se trata de ellas y no de otras mujeres, por lo que se sigue investigando al respecto.

Las adolescentes pasaron los controles aeroportuarios de Gatwick (EFE)Las adolescentes pasaron los controles aeroportuarios de Gatwick (EFE)

La tríada de amigas volaron el pasado febrero hacia Siria para unirse al ISIS, siguiendo la estela de otra joven a la que conocían que había hecho lo mismo dos meses antes. Amira Abase –de 15 años–, Shamina Begum –también de 15– y Kadiza Sultana –de 16– eran “chicas de sobresaliente” según recuerdan en el colegio al que acudían antes de abandonar Inglaterra. Abandonaron su vida entre libros de texto para convertirse en madres de la próxima generación del “Califato Islámico”, proclamado en junio por los radicales, pero sus aspiraciones podrían haber cambiado de orientación después de las pesquisas que apuntan a su huida del grupo terrorista.

Las menores llegaron a Estambul después de haber cogido un avión en Gatwick de la compañía Turkish Airlines. Esa misma aerolínea fue la que utilizó la joven que sirvió de inspiración para Amina, Shamina y Kadiza. Una quinta chica del mismo colegio quiso seguir el camino abierto por sus compañeras, pero fue detenida por la Policía cuando ya estaba en un vuelo de British Airways saliendo del aeropuerto de Heathrow.

Las británicas que viajaron a Siria para unirse al ISIS podrían haber huido de los radicales

Según las investigaciones de las fuerzas de seguridad, Shamina se puso en contacto con Aqsa Mahmood, de 20 años, quien abandonó su vida en Reino Unido para integrarse en el ISIS en 2013. Actualmente, es una de las principales reclutadoras. Otra de ellas, Kadiza, entró en contacto con el extremismo a través de Twitter. Las redes sociales son una fuente inabarcable de conexión entre yihadistas, que los expertos aseguran ser incapaces de controlar en su totalidad. 

Fuente: ElConfidencial.com